Critica el “rosario de diligencias”

Blesa acusa al juez Silva de intervenir sus correos para "arruinarle"

Miguel Blesa tras acudir a los juzgados
Miguel Blesa tras acudir a los juzgados REUTERS

El ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha acusado al juez Elpidio José Silva de ordenar intervenir sus correos electrónicos para “arruinar” su “reputación personal y profesional”, así como de “auspiciar” que su contenido tenga la “máxima difusión” a través de su perfil en Twitter y de sus “continuas” apariciones en prensa y televisión.

 

Así se pronuncia el ex banquero en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, que ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra el juez que le envió a prisión y para quien pide 40 años de inhabilitación.

Blesa considera que Silva acordó un “rosario de diligencias” de forma “indiscriminada”, “injusta” y “arbitraria” para abrir una causa general contra él, excediéndose así de los hechos denunciados en su Juzgado que se referían a un crédito de 26,6 millones concedido al ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán y a la compra del City National Bank de Florida.

Tilda de “bochornoso” que “se apropiara, sin el menor recato, de un artículo publicado en la Wikipedia” para sustentar su investigación y censura que ordenara la aprehensión de correos electrónicos, “perfectamente privados, con cuya previsible difusión se persigue arruinar su reputación personal y profesional”.

“La aprehensión de los correos electrónicos, que en el orden lógico suponen el paso previo y necesario de su posterior difusión, era un elemento fundamental en la actuación del acusado para perjudicar a Blesa”, explica su abogado, Carlos Aguilar, que advierte de que Silva hizo actuaciones para “acceder a ellos a toda costa”. IMPUSO SU VOLUNTAD A LA LEY

Critica también las “inaceptables mañas procesales” del magistrado para no tramitar su recusación, así como la “estrategia ilegal” que ejecutó para que Manos Limpias estuviera presente en el procedimiento. “Cercenó la libertad ambulatoria de mi representado de modo arbitrario e ilegal, por la mera voluntad del acusado, quien estaba decidido a perjudicar a mi representado”, añade la defensa.

“El acusado actuó de acuerdo a un plan preconcebido para conseguir dictar resoluciones que produjesen la entrada en prisión de Blesa. Para ello, no dudó en quebrantar las normas procesales y sustantivas que le eran imperativas, imponiendo su criterio y personal opinión, aunque esta no tuviese soporte jurídico alguno ni pueda considerarse una interpretación razonable de la ley”, concluye.

El que fuera máximo responsable de la caja de ahorros madrileña acusa al juez Silva de presuntos delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra su libertad individual.

Pedía inicialmente tres años de inhabilitación por revelación de secretos, pero el instructor rechazó incluir este ilícito ya que Silva no había podido defenderse al no haberse formulado antes. En todo caso, Blesa se reserva la posibilidad de ejercer acciones civiles concluido el proceso penal.

 

Normas