El FROB prevé vender con éxito Catalunya Banc antes del próximo verano

Sede de Catalunya Banc en Barcelona.
Sede de Catalunya Banc en Barcelona.

Carrascosa ha expresado hoy este mensaje en un almuerzo-coloquio en Bilbao organizado por Deusto Business Alumni en el que también ha hablado de Bankia y de la intención de que pueda haber una venta “parcial en un plazo razonable” de la participación del Estado con el fin de ir recuperando el dinero invertido en su rescate.

El director general de FROB se ha mostrado optimista sobre los procesos de desinversión de CatalunyaBanc y Bankia, dos de las cajas nacionalizadas por sus problemas financieros, aunque en ambos casos, ha dicho tener dudas sobre el dinero público que se pueda rescatar.

Respecto a la subasta de CatalunyaBanc, la caja que agrupaba a Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona, ha expresado su deseo de que pueda llevarse a la práctica a mediados de este mes.

“Esta vez vamos a intentar hacerlo mejor. A la tercera va la vencida y seguro que antes del verano vamos a tener un buen resultado”, ha presagiado.

El primer intento de subasta fue en junio de 2012, aunque se desestimó al ser “absolutamente descabellado” y “absurdo” abordarla en ese momento, con la crisis aún en un punto álgido, ha comentado.

La segunda ocasión fue en marzo de 2013 y, según Carrascosa, se abortó porque “el apetito (inversor) fue escaso”.

De los 12.000 euros inyectados en la caja catalana, Carrascosa ha admitido que será “imposible llegar a recuperar ni una parte significativa” del total.

Bankia

Sobre Bankia, el director general del FROB ha confirmado que en los “próximos días”, se va a contratar un servicio de asesoramiento para tener una estrategia de venta, a la vista de que hay “mucho apetito inversor”, hay grupos interesados en adquirir paquetes accionariales y la “salida natural de Bankia es el mercado”.

Una vez definida esta 'hoja de ruta', la intención del FROB pasaría por “intentar una colocación parcial en un plazo razonable hasta llegar en su momento hasta una colocación total de la participación”, ha apuntado.

“Es el momento de diseñar una estrategia para la desinversión intentando siempre recuperar lo máximo posible. Esperar no siempre significa recuperar más”, ha opinado.

A juicio de Carrascosa, “no hay una regla clara que diga que esperando seis meses se consigue más”, por lo que ha desaconsejado dejar transcurrir los plazos.

“Podríamos espera tres años en el caso de Bankia, pero no sabemos si se va a recuperar más o menos”, ha remarcado.

De acuerdo con sus previsiones, se podría recuperar todo el dinero que se inyectó en Bankia, aunque no el conjunto del aportado a su matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que elevaría la cifra a 22.000 millones.

“En un ejercicio teórico, podríamos haber recuperado entre 12.000 y 14.000 millones” con los actuales niveles de cotización de Bankia, ha estimado.

El directivo del FROB ha admitido que “la gran esperanza” para salvar una parte del dinero destinado a los bancos con problemas sería “recuperar lo máximo posible en Bankia como vía para recuperar parte de todo lo inyectado en el sistema”.

Entre 2010 y 2013 se inyectaron 53.000 millones de euros en el sistema financiero español con cargo al presupuesto del Estado, financiado en buena medida por los 39.000 millones del mecanismo europeo de rescate, ha recordado el directivo del FROB.

A este importe se añaden unos 8.000 millones aportados por las propias entidades privadas a través del Fondo Garantía de Depósitos (FGD), que llegarían a los 10.000 con el dinero destinado para comprar las acciones de minoristas de NGG y CatalunyaBanc.

Carrascosa se ha felicitado de que el saneamiento de la banca española este “muy avanzado” y de que las dudas se hayan disipado.

Ha pronosticado que esta situación hace que “no debería haber sorpresas” para las entidades españolas en los nuevos exámenes que prepara el Banco Central Europeo (BCE).

Normas
Entra en El País para participar