Préstamos síndicados

La banca abre el grifo a los grandes préstamos

El saneamiento del sector financiero y la reducción de la primade riesgo impulsan tímidamente las nuevas operaciones.

La nueva deuda llegó en 2012 el caso de Iberdrola, con 3.000 millones,y de Ono, con 1.400.

La banca abre el grifo a los grandes préstamos

Los grandes créditos, para los que las entidades se alían o sindican, comenzaron a repuntar en el último trimestre de 2013 con algunas operaciones de dinero nuevo, además de las refinanciaciones que han caracterizado el mercado en los últimos años.

El pasado ejercicio cerró con 43.660 millones de euros en préstamos sindicados, según datos de Thomson Reuters. El mercado cayó en más de un 67%, pero únicamente porque en 2012 las operaciones estuvieron distorsionadas por el Fondo para la Financiación de Pago a Proveedores, que necesitó un crédito de 30.000 millones. Si se elimina esta operación, 2013 subió alrededor de un 20% respecto a 2012. Aun así, fue peor que los años anteriores.Solo 2008, cuando comenzó la crisis, se comportó más negativamente.

Más fusiones

“El saneamiento de la banca española, así como el proceso de fusiones y absorciones durante 2013, ha supuesto un apoyo muy importante a todas las empresas, ayudándolas a la refinanciación de su deuda para adecuar los calendarios de repago a sus nuevas proyecciones”, señalan desde Sabadell. “Creemos que se incrementarán el número de operaciones de dinero nuevo, generado básicamente por nuevas compras corporativas”, añaden.

Los bancos ‘top’

“Aunque los márgenes en España siguen acusando el impacto de la prima de riesgo, los niveles son ya demasiado bajos, lo que provoca que la mayoría de sindicados en España se compongan únicamente de bancos internacionales y de los grandes grupos bancarios españoles”, opinan desde Citi. Limitan, sin embargo, que haya demasiadas financiaciones corporativas en España “hasta que la situación macroeconómica esté completamente asentada”.

Recorte de márgenes

“Confiamos en que vuelvan las financiaciones de compras y por lo tanto confiamos en que sea un buen año para el mercado de fusiones y adquisiciones. Las refinanciaciones también estarán presentes en el mercado para atender vencimientos de 2015”, aclaran desde BNP Paribas. “También para poder recortar los costes de financiación los precios y los márgenes de las operaciones se están recortando y se espera que sigan el goteo a la baja durante 2014”

Refinanciación

Desde Bankia se explica que más del 70% de la deuda negociada proviene de operaciones de refinanciación, algo que puede cambiar en 2014. “Esperamos que los volúmenes de actividad en el mercado europeo y americano probablemente aumenten y que los niveles de refinanciación bajen para dar paso a volúmenes de dinero nuevo”. En cuanto al mercado español, aclaran que se siguen exigiendo diferenciales de precios más altos respecto a Europa.

Varios aspectos han influido, según los expertos, en la recuperación de esta financiación, sobre todo en el último trimestre de 2013: la tímida recuperación económica a final de año, la caída de la prima de riesgo española y que ha concluido el periodo de provisionamientos en las entidades bancarias. “La actividad se había ralentizado desde la segunda mitad de 2012 y ha comenzado a repuntar a partir de junio de 2013 gracias a la mejora del clima económico”, señala María Luz Campo, directora de corporate lending de BBVA.

“La reducción de la prima de riesgo ha permitido a las compañías españolas financiarse más barato. Ahora estamos empezando a ver el regreso de la banca extranjera, tras un periodo de ausencia casi total”, destaca José Antonio de Tomás, responsable de crédito España de Santander. “En resumen, hay menos bancos nacionales, fruto del proceso de concentración del sector bancario en España, y más bancos internacionales debido a la mejora en las perspectivas del país y de sus compañías. No obstante, la llegada de la banca internacional es lenta en el caso de compañías medianas y pequeñas, así como en el ámbito de la financiación de proyectos”, añade.

El pasado año, tres entidades nacionales lideraron el volumen de operaciones: Santander, BBVA y CaixaBank. Siguieron Bankia, Sabadell, BNP Paribas, Banco Popular, Société Générale, HSBC y Natixis. “En 2014 es de esperar que la progresiva reducción de la prima de riesgo favorezca una mayor presencia de la banca internacional y del inversor institucional en las operaciones sindicadas españolas”, apuntan desde BBVA.

Respecto al tipo de operaciones, desde CaixaBank aseguran que la mayoría fueron refinanciaciones, “aunque progresivamente se van planteando operaciones que implican dinero nuevo”.

Entre las grandes operaciones destacan la reestructuración de deuda de El Corte Inglés (4.900 millones) y del Grupo PRISA (3.000 millones). Además, se dieron casos de refinanciación, como Gas Natural (2.250 millones) o Barna Steel (1.470 millones). En el caso de nueva financiación destacan los 3.000 millones de Iberdrola o los 1.400 de Ono. “Las refinanciaciones son todavía las protagonistas, aunque empieza a percibirse algo de actividad en la financiación de adquisiciones”, explica De Tomás. “El retorno de los bancos extranjeros va a facilitar poder completar la financiación de los grandes proyectos que en la actualidad están encontrando dificultades”, añade, por ejemplo para infraestructuras.

Además, el coste de financiación en España frente a otros países está mejorando. “Creemos que las compañías volverán a financiarse desde la matriz en España a precios competitivos durante 2014, como lo hacían antes de la crisis de liquidez”, destaca este directivo de Banco Santander.

Normas