Alan Van der Kamp, vicepresidente de Robeco

“La banca emitirá bonos que pagarán hasta el 10% para reforzarse”

Alan Van der Kamp, vicepresidente para inversiones en Renta Fija de Robeco.
Alan Van der Kamp, vicepresidente para inversiones en Renta Fija de Robeco.

Los inversores extranjeros están ávidos de rentabilidad. Y con el bund alemán a 10 años a menos del 1,7% se ven obligados a apostar por renta fija de países como España, Portugal e Irlanda. El vicepresidente para inversiones en Renta Fija de la gestora Robeco, Alan Van der Kamp, considera que todavía existe potencial en los bonos periféricos. A su juicio, los bancos sacarán partido del momento para pertrecharse de capital con emisiones de bonos eternos como los vendidos por BBVA y Popular.

Pregunta. ¿Ha terminado la crisis del euro?

Respuesta. No, la recuperación llevará años. El alivio que hemos visto en España es, sobre todo, fruto del alivio en las exigencias de reducción del déficit público, lo que ha permitido un ligero aumento de la inversión pública y ha reanimado la demanda y el consumo.

P. ¿Puede decirse, como reitera el Gobierno, que España ha recuperado la confianza de los inversores?

R. Vemos progresos en España, con reformas estructurales y datos de PIB al alza. Las mejoras en el mercado laboral son ligeras y deben acentuarse para que la gente vea la recuperación. En Italia estamos menos positivos en comparación con España. Allí necesitan llevar a cabo más reformas.

P. El bono español a 10 años llegó a superar el 7% en el verano de 2012, ahora está por debajo del 3,7%. ¿Aún hay margen de mejora?

R. Vemos oportunidades en la deuda soberana, especialmente en la de los países periféricos. Pero desde luego no esperamos los mismos rendimientos que hace dos años. Es probable que la prima de riesgo con Alemania se reduzca: prevemos que el bono germano a una década se sitúe entre el de 2% y el 2,2% y que de aquí a final de año la percepción sobre España mejore.

P. ¿Las empresas aprovecharán el buen contexto para emitir deuda?

R. El apetito del mercado por nuevas operaciones es alto. Esperamos mucha oferta de títulos de high yield (deuda en grado de no inversión) y también de grado de inversión, en especial en el sector financiero. Este año tenemos los test de estrés del BCE. Veremos muchas emisiones de bonos de bancos, porque, según Basilea III, los bancos necesitarán subir sus ratios y reforzarse.

P. ¿Habrá más emisiones de bonos perpetuos convertibles, como los vendidos por BBVA y Popular?

R. Son una forma de cumplir con las ratios de capital. Esperamos muchos de estos.

P. ¿Son interesantes para el inversor?

R. Desde la perspectiva del inversor, el papel que saldrá al mercado tendrá más riesgo, porque otorga más margen a las entidades para transformarlos en acciones. Pero desde el punto de vista del inversor también hay oportunidades. La banca emitirá bonos de hasta el 10% para reforzarse. Eso sí, estos son los de más riesgo. Pero también hay oportunidades interesantes en los que ofrecen 6%, que tienen menos peligro.

P. ¿La banca alemana tendrá problemas en los test?

R. A los grandes bancos les irá bien, pero los pequeños pueden tener problemas. Alemania es una economía fuerte, pero su sistema bancario tiene márgenes muy bajos.

“Los mercados dudan de las reformas en Francia”

“En Alemania el contribuyente no quiere pagar por los problemas de otros. Es importante que los países lleven a cabo los ajustes estructurales”, sentencia Alan Van der Kamp.

El gestor menciona a Francia, que, a su juicio, sufre problemas estructurales que debe solucionar y que Hollande no los está afrontando. “Los mercados están empezando a dudar fuertemente de la agenda económica de reformas, no se están llevando a cabo”, remata. Las recetas del experto de Robeco para Francia pasan por reducir el gasto de forma inmediata: “Una de las primeras cosas debería ser retrasar la edad de jubilación”.

Aunque considera que el nuevo foco de tensión puede ser Francia, también asegura que “no se va a convertir en una nueva España”. “Digo que necesita reformas, pero no que vaya a ser España, porque los fundamentales son diferentes”, puntualiza. En todo caso, lanza un aviso a navegantes: “Hay algunos países que no están tomando las medidas suficientes y ese es el principal peligro en los próximos años. Porque vamos en el buen camino, pero la agenda de reformas se está ralentizando y el sentimiento de los inversores puede cambiar”. Es necesario que la percepción del consumidor y el consumo suban”, sentencia.

Normas