El gasto ya ha crecido cuatro meses en 2013

El copago farmacéutico genera un ahorro de 1.700 millones

Clienta comprando en una farmacia
Clienta comprando en una farmacia

En julio de 2012, el Gobierno puso en marcha el copago farmacéutico con dos objetivos: incrementar la aportación de los pacientes en los medicamentos financiados por la Seguridad Social y rebajar la factura que tienen que asumir las autonomías. Un año y medio después, el balance es positivo, aunque presenta síntomas de agotamiento. En julio de 2012, el gasto farmacéutico en los doce meses anteriores se elevó a 10.876 millones de euros, mientras que en diciembre de 2013 esa cifra ha descendido hasta los 9.183 millones, lo que supone un ahorro de 1.693 millones de euros.

A este ahorro, además del copago farmacéutico, han contribuido también la revisión de los precios de referencia de los medicamentos y el fomento de los genéricos, lo que, sin duda, también ha contribuido a reducir el número de facturas prescritas y al importe medio de las mismas. En esos 18 meses se han recetado 24 millones menos de recetas y el gasto medio por receta ha descendido desde los 11,05 hasta los 10,68 euros, un 3,5% menos.

Esa caída del gasto se está conteniendo. Tras doce meses consecutivos de descensos a tasas cercanas al 20%, el gasto farmacéutico ha subido cuatro meses en 2013, lo que indica que ya se habría alcanzado el ahorro máximo y que a lo largo de este año el importe que van a tener que abonar las autonomías por este concepto va a seguir creciendo.

Una tendencia similar han seguido las recetas y el importe medio de las mismas. En diciembre de 2013 se recetaron 70,8 millones de recetas frente a las 66,4 del mismo mes de 2012. Cuatro millones de facturas más, de las que casi la mitad corresponden a Galicia, en la que se ha pasado de 2,7 a 4,9 millones de recetas en tan solo un año. Ese aumento ha disparado el gasto farmacéutico desde los 31,3 hasta los 57,3 millones.

Normas