El grupo incrementó sus ingresos en el mundo un 3,1%

Ikea redujo en 2013 por segundo año consecutivo sus ventas en España

Banderas de la cadena sueca de muebles y decoración IKEA.
Banderas de la cadena sueca de muebles y decoración IKEA. REUTERS

La multinacional sueca Ikea registró el pasado ejercicio una caída de ventas en España. El grupo ha informado hoy de sus resultados en 2013, año en el que logró incrementar su facturación total un 3,1% hasta alcanzar los 27.900 millones de euros.

La compañía no detalla en sus resultados anuales el negocio por países. Pero en la información comunicada hoy avanza que mientras ha logrado “significativos avances de negocio” en Rusia, China, Polonia y Estados Unidos, en Italia y en España ha registrado caída de ventas. Un portavoz del grupo en España indicó que en las próximas semanas la compañía informará en detalle sobre sus resultados en el país. En el anterior ejercicio fiscal de Ikea (de septiembre a agosto), de 2012, el grupo facturó 1.245 millones de euros, frente a los 1.279 millones facturados en 2011. En 2010 Ikea ingresó por ventas en el país 1.159 millones.

El grupo indica que en países del sur de Europa, “donde la difícil situación económica sigue afectando a sus ciudadanos”, la oferta de Ikea fue especialmente relevante, y que ha ganado cuota de mercado en Francia, Portugal y España. Entre los países donde la multinacional del mueble abrió uno de sus establecimientos el año pasado se sitúa España (abrió en Barcelona).

Grupo Ikea aspira a alcanzar los 50.000 millones de euros en ventas en 2020. Los grandes mercados emergentes son importantes puntos de crecimiento en el futuro. En 2013,  Ikea abrió dos tiendas más en China, otro paso más en la expansión en este mercado.

La compañía gestiona 303 tiendas en 26 países, emplea a 135.000 personas y sus establecimientos reciben al año 684 millones de visitas.

Normas