La renta fija ostenta los mayores potencial de subida

JP Morgan: la divergencia entre los mercados y los datos macro es muy elevada

JP Morgan: la divergencia entre los mercados y los datos macro es muy elevada

La Bolsa siempre se anticipa a la economía ya sea para bien o para mal.Sin embargo, la situación actual es la de mayor divergencia entre la realidad macroeconómica y la que viven los mercados. Después de las fuertes revalorizaciones acumuladas por la renta variable, la conclusión que se desprende es que los mercados se muestran muy optimistas con el entorno global. Así es como definió Manuel Arroyo, director de estrategia de JP Morgan Asset Management para España y Portugal, el comportamiento del mercado en los últimos meses.

Esta disparidad, unida a las abultadas subidas de la renta variable, podrían llevar a la idea de que el mercado se acerca a un escenario de burbuja en la que las alzas solo estarían respaldadas de manera artificial por las políticas de los bancos centrales. Sin embargo, la gestora considera que es demasiado pronto para hablar de una burbuja y que el mercado no se ha desvinculado de los fundamentales. Todavía la economía atraviesa una fase de inusual recuperación y los avances seguirán marcando el rumbo.

Durante la presentación de perspectivas trimestrales, Arroyo señaló que las divergencias se irán diluyendo con el transcurso de los meses y augura un crecimiento global para 2014 del 3,5%. Por zonas, Japón se situaría a la cabeza con un incremento del PIBdel 4%, seguido por EE UU (3%) y ya a cierta distancia la eurozona (1%)%.

La economía estadounidense, que en enero se ha enfrentado al primer repliegue de las medidas de estímulo, continuará registrando los mejores comportamientos. Las razones que sirven de base a esta afirmación son tres: un menor ajuste fiscal, el desapalancamiento del sector privado y la relajación de las condiciones de acceso al crédito. Sobre la política monetaria, la firma cree que la Fed seguirá estando presente “durante mucho tiempo”. “El balance de la Reserva no tocará techo hasta finales de 2014 y seguirá en zona de máximos hasta 2020 mientras que los tipos de interés permanecerán muy bajos hasta 2015”, apuntó.

Respecto a la eurozona, Arroyo señala que muchas de las medidas de ajuste adoptadas por la periferia están empezando a dar sus frutos. La consecuencia más inmediata es que “Europa ha ganado competitividad gracias a las rebaja de los costes laborales, tendencia que debería mantener si la baja inflación perdura”, indicó. Asimismo, el experto confía en que haya una recuperación del consumo a medida que aumente la confianza.

Como principales riesgos Arroyo apunta a la baja inflación o a una mayor distancia entre los países core y la periferia. No obstante, la gestora descarta que se vaya a producir un escenario deflacionista y cree que los niveles actuales marcarán el suelo. Respecto a la periferia, los datos de los últimos meses evidencian la mejora de estos países que han servido de impulso al conjunto de zona euro. El problema aparecería si la baja inflación persiste en estos países mientras que en el centro los precios aumentan.El BCE, del cual no espera novedades, estaría obligado a actuar para acabar con esta desigualdad.

En un entorno de políticas monetarias flexibles, los activos de mayor riesgo están mejor posicionados y dentro de este apartado, las Bolsas europeas, seguida de la americana, son las que presentan los mayores potenciales. Para la renta variable Arroyo estima ascensos inferiores al 10% y una volaitilidad del 2%.

En la renta fija, la gestora ve pocas oportunidades. “Si hubiera que decantarse optaríamos por una apuesta de valor relativo de la deuda española frente a la francesa o alemana”, señaló. Por plazos, JP Morgan prefiere los vencimientos cortos a los largos aunque son los créditos y la deuda con calificación de bono basura la mejor opción.

De mantenerse los tipos bajos, el ahorro conservador se verá empujado a asumir mayores riesgos para obtener unos retornos atractivos, es decir, la remuneración del pasivo seguirá en los niveles actuales, según Arroyo.

Mirabaud ve el Ibex en los 11.000 puntos

Las primeras sesiones de 2014 han estado marcadas por el apetito de los inversores extranjeros por la Bolsa española y esta será la tendencia dominante de cara a los próximos 11 meses.Mirabaud se suma a las valoraciones de otras casas de análisis y fija como objetivo para el Ibex los 11.000 puntos.Es decir, después de cerrar 2013 con una revalorización del 21,4%, el selectivo avanzará este año otro 11%.
La caída de la rentabilidad de la deuda y los beneficios empresariales son los principales revulsivos que servirán a los inversores para prolongar la tendencia alcista. Para el bono a 10 años, Mirabaud establece como nivel razonable el 3,8%.Según estas predicciones, la renta fija ya habría hecho en las primeras semanas de 2014 el recorrido a la baja y ahora entraría en fase de normalización.
Después de años de caída en los beneficios empresariales las previsiones del consenso del mercado “son extremadamente conservadoras”, según señala Mirabaud. Los expertos manejan un PER del 15,4 para el Ibex de aquí a final de año frente al 12,8 que auguran para el Euro Stoxx.
Como colofón a estas perspectivas, la firma augura un crecimiento del 1% para la economía frente al 0,6% que maneja el consenso de los expertos. El déficit presupuestario será ligeramente superior a la previsión delGobierno y la demanda interna en compañía del sector exterior se convertirán en los principales motores que impulsen la recuperación.

Normas
Entra en El País para participar