Abrirá 30 hoteles durante este año

Meliá destinará su autocartera al canje de bonos de 2009

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.
El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.

La cadena hotelera destinará su autocartera al pago de la emisión de bonos canjeables por valor de 200 millones de euros que realizó en 2009 y que vencen en diciembre de este año. Una autocartera que según los registros de la CNMV es del 0,066% de su capital social, pero que se vería incrementada al sumar los títulos que la compañía tiene prestados y que, según los datos del supervisor, ascienden a 15,7 millones de títulos. El consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, afirma que “todo dependerá de la evolución de los títulos de la compañía en Bolsa” y que “la autocartera será parte del abono del bono convertible”, por lo que Meliá tendría que, o bien comprar acciones en el mercado o bien realizar una ampliación de capital que, en caso de producirse, mantendría a la familia Escarrer como accionista mayoritario, con una participación “por encima del 51%”.

A la espera de la decisión que pueda adoptar la compañía a finales de año, Meliá acumula una revalorización bursátil del 50,7% en los últimos doce meses y del 4,12% desde comienzos de 2014. Una escalada que, en palabras de Escarrer, “aún tiene margen para seguir subiendo” gracias a las previsiones para este año y las nuevas aperturas previstas.

La compañía, que abrirá 30 nuevos hoteles durante 2014 bajo gestión o en régimen de alquiler, ha apostado por desprenderse de algunos de sus activos no estratégicos, unas ventas que serán de entre 100 y 125 millones de euros y que situarán el peso de sus hoteles en propiedad en un 17%, un nivel que Escarrer considera “adecuado”. De esta forma, la compañía mantiene su apuesta por un modelo “menos intensivo en activos”.

Crecimiento en China

Las aperturas que Meliá acometerá en los próximos dos años se centrarán en Europa y Emiratos Árabes, donde abrirá 25 hoteles, seguidos del continente americano, con 20, y otras 11 en Asia. En España solo abrirá dos establecimientos, en Mallorca e Ibiza dado que según Escarrer “a pesar de que la sangría ha finalizado para los hoteles urbanos, su recuperación dependerá del turismo nacional.

La compañía, que abrirá en China dos nuevos hoteles a lo largo de este año, justifica su crecimiento en el país asiático en que “cualquier compañía grande tiene que estar en China”. Meliá cuenta con acuerdos con la hotelera Jin Jian y el grupo inmobiliario Greenland, que en estos momentos construye 100 hoteles en todo el país.

Sobre España, el consejero delegado de Meliá crítica abiertamente la subida del IVA y las cotizaciones sociales al sector hotelero, al considerar que no ayudan a la creación de empleo en España y reclama que el Gobierno ponga en marcha la anunciada reforma de las Administraciones Públicas.

Normas