Empleo no retirará la medida

Los vales de comida enfrentan a Gobierno y empresarios: las claves del conflicto

Imagen de un establecimiento que acepta vales de comida.
Imagen de un establecimiento que acepta vales de comida.

La ofensiva de la Seguridad Social para ampliar los conceptos salariales que tienen que cotizar ha provocado la oposición frontal de la patronal, temerosa del efecto de ese sobrecoste en sus cuentas.

¿Cuál es el cambio legal que ha desatado la polémica?

A finales de diciembre, en una disposición final de una norma que trataba principalmente otros aspectos del mercado laboral, el Gobierno introdujo la obligación de cotizar por casi todos los conceptos retributivos que reciben los trabajadores. De este modo elimina la bonificación que permitía que vales de comida, seguros médicos, planes de pensiones, cheques guardería y pluses de locomoción, entre otros conceptos, no pagasen Seguridad Social. Las dietas seguirán exentas.

¿Qué impacto tiene esta medida?

Para un trabajador que cobre 1.000 euros en efectivo y 100 en cheques comida, la empresa pagaba hasta ahora 1.000 euros de salario, 300 de cotizaciones a la Seguridad por este salario y 100 de cheques comida. A partir de ahora los 100 euros de cheque comida también cotizarán a Seguridad Social, esto es, la empresa tendrá que pagar 30 euros más. A cuenta del trabajador, la Seguridad Social tendrá que ingresar otros 6,7 euros.

¿Por eso pide la CEOE que se retire la medida?

La CEOE considera que la medida no ha sido consultada y cuya aplicación, calculan, puede equivaler a un punto más de cotización de Seguridad Social para el conjunto de la masa salarial. Por tanto, señala que puede afectar a la creación de empleo. Y añade que esta medida se suma a la subida de las bases máximas de cotización, que también supone más coste laboral.

¿Retirará el Gobierno la medida?

No. Tanto el secretario de Estado de Seguridad Social como la ministra de empleo han dejado claro que los beneficios sociales de los trabajadores no deben pagarse a cuenta de la Seguridad Social, ni la competitividad de las empresas debe basarse en no pagar cotizaciones. No obstante, la medida podría suavizarse ante la presión de los sectores afectados (empresas de vales comida, de seguros médicos o gestoras de pensiones).

¿Supondrá mucha más recaudación? ¿Qué retribuciones quedarán exentos de cotización?

Los cálculos de Empleo apuntan a que con estas medidas la Seguridad Social obtendrá una cifra cercana a los 1.000 millones de euros de recaudación adicional. No obstante, otros conceptos seguirán exentos, como los salarios que exceden la base máxima (3.597 euros al mes) o las dietas ligadas a desplazamientos necesarios para el desempeño del trabajo.

¿A cuánta gente afecta?

No hay cifras, dada la diversidad de sistemas de retribución adicionales a la nómina. Según Empleo hay 275.000 trabajadores en España que cobran vales de comida. De acuerdo a las empresas del sector, son 600.000. En total, en España trabajan 16,3 millones de asalariados.

¿Cómo afecta al trabajador?

Lo normal es que el trabajador cargue con el coste de las cotizaciones a su cargo, es decir el 6,7% de la retribución afectada, de modo que si su cheque comida es de nueve euros al día (el máximo permitido), el cheque quede en 8,4 euros. El empresario, mientras, paga el 30% de cotización correspondiente; en este caso 2,7 euros. En cualquier caso, este coste adicional puede condicionar la negociación, colectiva o individual, del salario del trabajador.

¿Y en el IRPF?

El tratamiento fiscal de estas retribuciones no cambia respecto a la situación actual: con los límites establecidos, están exentas.

Normas