Rebaja la nota al último escalón de su lista

Moody´s y S&P sitúan la calificación de Codere en impago

Moody´s y S&P sitúan la calificación de Codere en impago

Standard&Poor´s ha movido ficha ante la decisión de Codere de no abonar el pago del cupón a los bonistas. La agencia de calificación crediticia ha rebajado un escalón la nota de la compañía de juegos y apuestas y la ha situado en impago efectivo (D), el último escalón de la lista de calificaciones. 

El pasado 20 de diciembre S&P había advertido del riesgo al que se enfrentaba la compañía cuando decidió acogerse al periodo de gracia de 30 días para prorrogar el pago de los 31 millones correspondientes al cupón de la emisión de 760 millones de euros con vencimiento en 2015. De acuerdo a la información remitida a la CNMV además de situar en impago la nota de Codere, S&P ha decidido mantener en impago efectivo la emisión de deuda después de situarla en el último escalón el pasado mes de diciembre.

Asimismo, la agencia ha rebajado el rating de la emisión de 300 millones de dólares desde alta probabilidad de impago (CC) a impago efectivo (D).

En la nota enviada al regulador S&P matiza que la tasa de recuperación asociada al bono se mantiene en el nivel 4, lo que equivale a una recuperación que oscila entre el 30% y el 50% en caso de impago.

Por su parte, Moody´s tampoco ha querido permanecer al margen y minutos después le asignó la designación de LD (Limited Default) o impago limitado a la calificación referida a la probabilidad de incumplimiento (PDR) de Codere pasando de Ca-PD a Ca-PD/LD, según la nota remitida a la CNMV.

La empresa, que el pasado 2 de enero solicitó el preconcurso por los problemas de tesorería, se encuentra en pleno proceso de negociación con los bonistas y los fondos de capital riesgo GSO y Canyon, los mismo que en junio compraron a BBVA, Barclays y Credit Suisse la línea de crédito sénior por importe de 100 millones de euros.

Las negociaciones con sus acreedores son el paso previo al concurso de acreedores, proceso al que se vería abocada la empresa en caso de no llegar a ningún acuerdo.

Normas