Compensará el desplome de los ‘netbooks’ con tabletas y móviles

Acer prevé elevar sus ventas un 10% en 2014 en España y Portugal

Acer prevé elevar sus ventas un 10% en 2014 en España y Portugal

Acer, el cuarto mayor fabricante de PC del mundo, busca su remontada, tras atravesar más de dos años de fuerte crisis, y verse apeada de la segunda posición que llegó a ocupar en 2010. La compañía ha decidido poner un mayor acento en las tabletas y los smartphones y prevé que, gracias a estos nuevos negocios, sus ventas crezcan un 10% en 2014 en España y Portugal, según explicó ayer Massimo D’Angelo, vicepresidente de la compañía para el sur de Europa y actual máximo responsable de la filial Ibérica.

Acer espera compensar con tabletas y teléfonos inteligentes el “colapso” sufrido por los netbooks (los miniportátiles de bajo precio). Un segmento cuyas ventas se han desplomado un 90% en 2013 y donde Acer tenía el 40% de cuota en ese mercado.

Frente a los datos facilitados por la consultora IDC, que asegura que las ventas de PC del fabricante taiwanés cayeron en España un 53% en el segundo trimestre del año pasado y un 46% en el tercer trimestre, lo que la mantiene como segunda marca tras HP, D’Angelo indicó que, según GFK Acer tiene una cuota de mercado del 20% (en valor) en el mercado minorista. “También Context asegura que el 20% de lo que venden los mayoristas a los distribuidores en España son productos Acer”.

El directivo subrayó que el crecimiento de dos dígitos que esperan para 2014 se basará sobre todo en los negocios citados de tabletas y smartphones, porque esperan que el mercado de portátiles esté plano. Respecto a los móviles, la compañía planea introducir sus teléfonos inteligentes en Portugal, tras estrenarlos en España en el último trimestre de 2013.
“Se está haciendo un enorme esfuerzo en el mercado ibérico, a pesar de las dificultades que atraviesa esta zona desde hace años”, defendió D’Angelo, que añadió que la aspiración de Acer es convertirse en una marca de referencia en dispositivos conectados a internet.
D’Angelo aprovechó el encuentro con la prensa para presentar al nuevo equipo directivo de Acer Ibérica. Junto a el, están el director de marketing, Josep Hilari; el director de ventas, Miguel Sebares; Ivana Clemente, como directora financiera, y el director de servicio, Josep L. Nebot. Su reto: devolver a Acer el brillo que tuvo en el pasado.

Mayor apuesta por productos de más valor

Josep Hilari, director de marketing de Acer Ibérica, resaltó que la nueva estrategia de la compañía es depender menos de las gamas bajas de dispositivos y vender “más equipos de entre 599 y 699 euros, donde Acer apenas estaba”. “No queremos ser un fabricante que venda unidades sino también valor”, añadió Hilari, que dejó claro que Acer quiere borrar su imagen de marca barata. Sobre la estrategia de productos, D’Angelo también indicó que apostarán tanto por el sistema operativo Android como por Windows. Entre los nuevos productos de este año, está su smartphone Liquid Z5 de 5 pulgadas, con Android, que estará disponible en febrero por 179 euros, y la tableta de 8,1 pulgadas Iconia W4, con Windows 8.1 y procesador Intel Atom de cuarta generación, que llegará en marzo por 329 euros.

Normas