Ante el buen arranque de año

La Bolsa española gana peso en las carteras

Paneles de Abengoa en Sanlucar la Mayor (Sevilla).
Paneles de Abengoa en Sanlucar la Mayor (Sevilla).

La Bolsa española ha comenzado 2014 con muy buen pie. El Ibex 35 ya supera los 10.400 puntos tras revalorizarse más un 5% en lo poco que va de año y el mercado continuo, por su parte, también acumula una subida del 5% en las primeras semanas de nuevo ejercicio. Los inversores extranjeros siguen viendo atractivo en el mercado español, tras su particular rally en la recta final de 2013, y consiguen, junto con los fondos de inversión, mantener la tendencia alcista de la renta variable española.

Ante este alentador panorama, las firmas de análisis no dudan en incorporar valores españoles a sus carteras recomendadas. Es el caso de Carax-Alphavalue, que apuesta por Abengoa al meterla en su cartera modelo. La compañía dedicada a aplicar soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de energía y medioambiente se anota hoy una subida en Bolsa en torno al 2%, hasta los 2,78 euros por acción. Sus títulos arrancaron el año a un precio de 2,38 euros, por lo que acumula una subida de más del 17%. Carax-Alphavalue considera que todavía tiene un "fuerte potencial por fundamentales" y sitúa su precio objetivo en 3,16 euros, al tiempo que aconseja comprar.

La firma se ha fijado en el valor en las últimas semanas por el  el colapso en los precios del maíz (corn/maize), lo cual considera "positivo para su negocio de biofuels". Por ello, "observamos un potencial por fundamentales del +31,9% a seis meses", apunta.

Por su parte, el consenso de los analistas de Bloomberg que sigue el valor le otorga un precio objetivo de 2,32 euros por título, lo que se traduciría en un potencial de retorno negativo del 16,85% a los precios actuales. Con todo, el 53,8% opta por comprar; el 7,7%, por mantener, y el 38,5% restante, por vender.

En cuanto a las previsiones sobre la Bolsa española, Carax-Alphavalue se muestra optimista en 2014 dejando atrás un "controvertido 2013". Espera que este año sea un "punto de inflexión del esperado cambio de ciclo" y, aunque piensa que el el "movimiento no será lineal", prevé "buenas subidas, sobre todo a partir de la primavera". Alerta, no obstante, de las posibles tomas de beneficios en el corto plazo.

Normas
Entra en El País para participar