ONCE logra una cifra récord de empleos para discapacitados

Una nueva vida para 7.100 personas

Alberto Durán, vicepresidente de la Fundación ONCE, en el centro, posa con trabajadores de la red de empresas de la organización.
Alberto Durán, vicepresidente de la Fundación ONCE, en el centro, posa con trabajadores de la red de empresas de la organización.

En España, 400.000 personas con discapacidad trabajan, un colectivo en el que la tasa de paro se sitúa en el 34%, muy por encima de la general, 25,98%, pero que esconde una realidad social más compleja. “Se trata de una cifra engañosa”, destacó ayer Alberto Durán, viceprensidente dela Fundación ONCE, en una presentación ante los medios. “La mayoría de estas personas son inactivos, gente que no busca empleo ni se lo plantea. La tasa de actividad no llega al 30%”. El reto ahora es duplicar la cifra de empleados, según el vicepresidente dela Fundación ONCE.“Tenemos 200.000 demandantes de empleo. Esto nos dice que todavía queda mucho trabajo por hacer”.

El trabajo realizado hasta ahora ha tenido su recompensa en 2013. El año pasado,la ONCEy su fundación lograron crear más de 7.100 nuevos empleos para personas con discapacidad, una cifra récord en España que supone un 42% más que en 2012, cuando se consiguieron 5.000 empleos. Además, casi la mitad esos más de 7.100 empleos, el 45%, fueron para mujeres, y un 15% del total fueron contratos indefinidos.

Estos empleos proceden en gran medida de la contratación de la red de empresas pertenecientes ala ONCE y su fundación, pero también son consecuencia de los convenios Inserta y de otras modalidades de impulso al empleo, en colaboración con otras empresas y organizaciones. En este sentido, Durán lamentó que “todavía hay empresas que no han dado el paso por desconocimiento”, si bien “ahora lo están haciendo empresas líderes en sus sectores”. Es el caso de Campofrío, Sodexo, Leroy Merlin, El Pozo y Grupo Mahou-San Miguel, que han formalizado acuerdos que, junto a los renovados con Deloitte, Geriatros, Repsol, Grupo Siro y Alcampo, permitirá que 330 personas con discapacidad accedan a un trabajo durante los próximos cuatro años.

En los últimos cuatro años se han convertido en indefinidos más de 3.000 contratos de vendedores del cupón

Durán defendió que “si el trabajo normalmente cambia la vida de las personas, en el caso de las que tienen una discapacidad, les cambia la vida radicalmente”. “Son oportunidades de vida, detrás de cada número hay una persona, un rostro e historias que demuestran el valor añadido de la labor diaria de la organización”, destacó.

El vicepresidente dela ONCEreconoció que la crisis está activando a las personas con discapacidad en la búsqueda de trabajo, sobre todo a aquellas que viven en familias con miembros en paro.

Pedagogía del entorno

Durán resaltó que el trabajo de las personas con discapacidad “lanza el mensaje de que trabajar es posible, de normalización, e incide en la pedagogía del entorno”, en el sentido, por un lado, de enseñar el camino a otras personas que antes no se planteaban trabajar, y por otro, de concienciación entre la población de las dificultades a las que se han enfrentado esas personas para llegar ahí y de las que deben superar en el día a día.

El impulso al empleo dela ONCEllega también por la venta del cupón. “El fin del cupón es crear empleo”, reconoció Durán. En los últimos cuatro años se han convertido en indefinidos más de 3.000 contratos de vendedores, todos ellos personas con discapacidad. La red de ventas la componen 20.000 personas.

Con el fin último del empleo,la ONCErealiza también un destacado esfuerzo en formación. En 2013, un total de 9.707 candidatos se formaron para mejorar su empleabilidad.

Al acto acudieron personas con discapacidad que han accedido a un empleo en alguna de las empresas dela Fundación ONCE.Alberto. Raquel, María José, Enrique, Pablo y Conchi relataron sus experiencias como ejemplo de que si se quiere, se puede.

Normas