La red estima que necesita 50 millones en compensaciones

GM negociará la salida de Chevrolet de España con cada concesionario

La marca ha de compensar a su red por el lucro cesante y las inversiones no amortizadas

Además, tendrá que hacer frente a los despidos de 1.000 personas

Un trabajador pule el logotipo de Chevrolet, conocido coloquialmente como ‘la pajarita’.
Un trabajador pule el logotipo de Chevrolet, conocido coloquialmente como ‘la pajarita’.

General Motors (GM) estudiará caso por caso la situación de los concesionarios de Chevrolet en España para fijar la indemnización correspondiente. La automovilística se reunió el martes con los representantes de la Asociación de Concesionarios de Chevrolet para intentar llegar a un acuerdo sobre la salida de la marca de España. En este encuentro, la marca ha advertido que tiene los movimientos “muy marcados” por la matriz de la compañía pero ha aceptado a la Asociación como portavoz de los afectados y se ha comprometido a analizar la situación de cada uno de cara a indemnizarles.
Según comunicaron desde la matriz estadounidense el pasado 5 de diciembre, la marca Chevrolet dejará de venderse en España y en Europa en 2016. Esta salida inesperada deja en situación de desprotección a los 85 concesionarios que venden estos modelos de coche en el país.
Según explicó a Cinco Días Gerardo Pérez, vicepresidente de la patronal de concesionarios Faconauto y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Concesionarios de Chevrolet, los establecimientos se quedan “sin negocio, cuando corresponderían al menos otros dos años de trabajo”, “sin amortizar las inversiones realizadas para la empresa”, cuando hay distribuidores que han realizado gastos de hasta 1,5 millones de euros hace menos de un año, y “haciendo frente a las indemnizaciones por despido”, señala . Estos son los tres motivos que han dado desde la Asociación en la reunión para justificar que necesitan al menos 50 millones de euros para compensar estas partidas y para no dejar a los empresarios en una situación de suspensión de pagos, tal y como adelantó Cinco Días.
La Asociación ha decidido, a partir de esta reunión, conceder un plazo a la empresa para que desarrolle las negociaciones, antes de pensar si toma más acciones legales o no. En principio, la actuación de GM ha sido inmediata porque nada más salir de la reunión, “ya estaban cerrando citas con concesionarios para hablar del tema”, afirma Pérez.
Esperan poder tener cerrado el tema “antes del verano”.
Uno de los posibles escollos que se pueden encontrar a la hora de la negociación es “que la empresa no ha tenido en cuenta el coste de los despidos” que hay que llevar a cabo para cerrar la red, explica el directivo. Los 85 concesionarios emplean a unas 1.000 personas en toda España.
En todo caso y para garantizar la transparencia y la buena fe de las negociaciones, la Asociación de Concesionarios de Chevrolet ha ofrecido a General Motors acudir a la Mesa de Diálogo del sector de la automoción en España en caso de que no sean capaces de resolver individualmente con cada concesionario. Para la Asociación, es un gesto importante pero no creen que vaya a ser necesario utilizarla.

Normas