Ed Nusbaum, consejero delegado de Grant Thornton International

“España es más competitiva por la bajada de los salarios”

Asegura que se deben flexibilizar los objetivos de déficit y compatibilizarlos con inversiones estratégicas en tecnología.

Ve buenas oportunidades en valores del Ibex y cree que se deben mantener mecanismos de supervisión en la banca para evitar nuevas crisis.

“España es más competitiva por la bajada de los salarios”

Dirige una de las grandes firmas auditoras en el mundo, que emplea a 37.000 personas en 125 países y que estará presente en el Spain Investors Day como patrocinadora. Ed Nusbaum (Cleveland, Estados Unidos, 1955) puede servir de buen ejemplo de cómo los líderes empresariales estadounidenses ven a España. Asegura, en una reciente entrevista en Madrid, que el exterior está volviendo a confiar en el país.

Pregunta. ¿Cómo ve la economía española?

Respuesta. Está claramente mejorando, el PIB moviéndose hacia el terreno positivo. Hacemos unas encuestas trimestrales en las principales economías del mundo y los líderes de opinión empresariales en España se encuentran en el momento más optimista desde 2008. Tienen expectativas de crecimiento en ingresos y en beneficios. A pesar de que el paro, desgraciadamente, todavía se encuentra en tasas muy altas, las empresas poco a poco se muestran favorables a incorporar más empleados. Sin embargo, lo que nuestros estudios detectan es que las entidades no van a subir salarios, incluso todavía pueden bajar más.

P. ¿Hay confianza de los inversores en España?

R. España se ha vuelto más competitiva, especialmente por la bajada de los salarios y del precio de los activos inmobiliarios. Antes de que España entrara en el euro, cualquier país ajustaba su competitividad con devaluaciones de su moneda, pero con el euro no es posible.

P. ¿Qué potencial ve en el Ibex 35?

R. Existe una oportunidad, sobre todo, en las exportaciones de las empresas a otros mercados como China.

“Los auditores somos como la policía: podemos ayudar a reducir el crimen, pero no eliminarlo totalmente”

P. ¿Cómo percibe el saneamiento de la banca española? ¿Está terminado ya?

R. Totalmente saneado es una afirmación demasiado contundente. Los bancos que han tenido problemas están acometiendo los cambios necesarios. Un proceso que debe estar supervisado de forma clara periódicamente tanto por el Gobierno como por los reguladores para ver que el proceso concluya satisfactoriamente.

P. ¿Cuál es la imagen que tiene un estadounidense de España?

R. Tiene una imagen muy positiva, de un país de turismo, y tal vez se conozcan algunos productos como el vino, los zapatos o el mercado bancario. Pero el estadounidense no está familiarizado con las industrias avanzadas que aquí se encuentran.

P. Para un ejecutivo norteamericano, que se supone informado, ¿cuál es la percepción de la situación económica española?

R. La percepción es que la economía se encuentra en un momento difícil, pero que empieza a recuperarse.

P. El paro sigue más alto que nunca y la morosidad no ha dejado de crecer. ¿Por qué confiar ahora en España y no hace dos o tres años?

R. Porque hay signos de recuperación. La gente tiene miedo a invertir en los momentos difíciles, porque les preocupa que la situación vaya a peor. Aunque ya se distinguen algunos indicadores de recuperación. Incluso destacaría que es un buen momento para invertir en España, porque los precios siguen bajos y los valores van a subir.

P. España y algunos países de la UE siguen con una política de austeridad impuesta. ¿Cree que es el momento de ser más flexible en los objetivos de déficit?

R. Hay que encontrar el equilibrio adecuado entre hacer inversiones para fomentar el crecimiento y controlar el déficit. Creo que es el momento de añadir un elemento de flexibilidad.

P. Respuesta muy políticamente correcta. ¿En qué se debe permitir la flexibilidad?

R. El Gobierno debe incentivar la iniciativa privada en sectores que sí pueden favorecer el crecimiento en el futuro, como la I+D y la tecnología.

P. ¿Cómo puede volver Europa a la senda del crecimiento?

R. Los países de la Unión Europea, particularmente de la eurozona, deben trabajar juntos en políticas fiscales y también en fomentar las inversiones. Los ministros de Finanzas y Economía deberían trabajar como un equipo y no competir entre ellos.

P. Estados Unidos también tiene un nivel de crecimiento muy débil. ¿Cree que existe allí peligro de recesión?

R. Hay miedo de caer en recesión. Pero en EE UU los indicadores parecen positivos y vemos que se tiende a la senda del crecimiento, aunque sea débil.

P. Las compañías auditoras recibieron su parte de crítica en el inicio de la crisis por no detectar y advertir sobre las entidades financieras en peligro. ¿Han hecho autocrítica en el sector y ha cambiado algo para que eso no ocurra de nuevo?

R. Sí, es verdad que recibimos una parte de las críticas. Hemos hecho cambios para evitar que vuelva a suceder, pero no podemos garantizarlo con certeza absoluta. Grant Thornton y otras firmas de auditoría han incrementado los procedimientos en el mercado bancario. En mi opinión, la calidad de las auditorías ha mejorado. A su vez, los reguladores controlan y escrutan más intensamente nuestro trabajo. La Comisión Europea está trabajando en una ley que propone varios cambios significativos, como una rotación obligatoria por la que solo se podrá auditar a una entidad un número de años. Los auditores somos como la policía, podemos ayudar a reducir el crimen, pero evidentemente no lo podemos eliminar totalmente.

P. ¿Pero las firmas han hecho autocrítica?

R. Sí, de forma rotunda. Siempre buscamos formas de mejorar nuestros procesos. La profesión tiene la obligación de mirar a esas auditorías fallidas.

P. ¿Pueden volver a producirse los excesos que nos llevaron a la crisis financiera?

R. La gente tiene poca memoria. En tres o cinco años, las políticas podrían cambiar y las entidades y reguladores podrían volver a relajarse. Así que debemos asegurar los procedimientos de control en el largo plazo.

P. Un ejecutivo me dijo hace poco que es muy fácil engañar a las auditoras. ¿Las empresas les engañan? ¿Cómo lo evitan?

R. Desafortunadamente, algunas empresas nos mienten a veces. Es parte de nuestro trabajo tratar de descubrir cualquier engaño. Es un problema común en varios países de todo el mundo. Pero la mayoría de las compañías y de personas, desde luego, son honestas.

Normas