Esta compañía... ¡me la pido!

Esta compañía... ¡me la pido!

Ha llovido y ha tronado sobre la economía española, y el país ha sufrido el temor que demostraban los inversores internacionales. Precauciones que, según los expertos, han empezado a relajarse y que se reflejan en un rebrote del interés por España y sus empresas. “En los últimos tiempos hemos podido ver cómo algunas casas internacionales comenzaban a afirmar que podría ser el momento de entrar aquí, intenciones que esperamos que se materialicen en los próximos meses”, confía Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank. Fernando Luque, editor de Mornigstar en España, cree que ya se está viendo. “Me llama la atención cómo ha aumentado el peso de las compañías españolas en las carteras de las instituciones de inversión colectiva americanas especializadas en acciones europeas. En las categorías europeas de fondos de renta variable Europa, también se aprecia que el peso del país ha aumentado relativamente más que en los índices regionales”.

EVOLUCIÓN EN ACTIVOS Para Iván Pascual, director de ventas en Iberia de iShares, la división de productos cotizados del gigante BlackRock, un indicador claro de este sentimiento positivo es la evolución en activos del ETF iShares MSCI Spain, cotizado en la Bolsa de Nueva York y “el mayor fondo cotizado de renta variable española a nivel global”, ya que el patrimonio del ETF ha pasado de tener 300 millones de dólares al cierre de julio a 930 millones en la actualidad, indica. BlackRock es una de las gestoras que tradicionalmente destinan mayores inversiones a valores españoles. De hecho, mantiene posiciones significativas en nueve de las 10 empresas de mayor capitalización del Ibex, con los datos analizados por Mornigstar. Otra de las gestoras que acostumbran a estar invertidas signi-ficativamente aquí es Invesco. Su presencia más importante está en Indra, con un 5%, seguida de OHL, con una participación del 4,8%. Además están en Dia, BBVA, Bankinter, Repsol e Inditex. Según analiza su equipo de renta variable europea desde Reino Unido, en España “los beneficios empresariales están lejos de su techo y sus múltiplos ajustados al ciclo se sitúan cerca de mínimos históricos, con una evidencia cada vez mayor de que la economía está comenzando a dar señales de vida”. “Tendemos a desear ver muchas compañías españolas en los fondos, pero tenemos que tener en cuenta que la Bolsa española es apenas un 2% de la capitalización mundial y que pesa un 5% en el MSCI Europe. Por ello, dentro de un fondo europeo lo normal es tener dos o tres compañías. Todo peso que supere este 5% nos quiere decir que ven bien nuestro mercado de valores”, apunta Juan Luis Luengo, responsable de fondos de inversión de Citi en España. Los productos de Henderson también están posicionados en varias compañías. En el Horizon Euroland Fund, por ejemplo, España tiene un peso del 9,4%, gracias a inversiones en ACS –“deberíamos empezar a ver mejoras en el plano operativo”, opina Nick Sheridan, gestor del fondo–, Dia –“ofrece una buena exposición al crecimiento a través de los mercados emergentes”–, Gas Natural –“la atractiva rentabilidad al alza del grupo se ve empañada” por las consecuencias financieras de adquirir Unión Fenosa”– o Amadeus –“podría estar en disposición de distribuir el excedente de capital a los accionistas a medio-largo plazo”. Pero si un sector está claramente volviendo a recuperar la confianza de los extranjeros, este es el financiero, principalmente BBVA. El banco presidido por Francisco González está presente en los principales fondos de inversión que apuestan por valores españoles como Fidelity Iberia o DWS Invest Top Euroland, y está siendo analizado muy positivamente, por ejemplo, por Pioneer, desde donde destacan su posición de liderazgo en México y en varios países de Latinoamérica, lo mismo que en CapitalatWork: “Es nuestra apuesta en el sector financiero junto con Mapfre”, afirma su jefe de análisis, Jaime Sémelas. En el caso de Fidelity, además de por BBVA –“es un banco que lo está haciendo muy bien”–, se deciden por Bankinter –“los problemas de crédito le han afectado mucho menos que a su competencia”–. Natacha Rousset, por su parte, analista especializada en el sector financiero en Rothschild & Cie Gestión, apuesta por Banco Popular confiando “en un repunte de la demanda del crédito y en una reducción de las provisiones para pérdidas crediticias”. Esta entidad, junto con Bankia, “son dos inversiones recientes que han ido muy bien”, afirma Eric Bendahan, gestor de los fondos Oyster European Opportunities y Oyster Selection.

LIDERAZGO Grifols, asimismo, es visto con muy buenos ojos. Matt Benkendorf, cogestor del fondo Vontobel Fund-European Equity, posicionado en la empresa, destaca de ella su liderazgo en un negocio, la producción de plasma sanguíneo, “en el que los tres principales actores aglutinan cerca del 80% de cuota de mercado”. Para Guy Lerminiaux, gestor del fondo Petercam Equities Euroland, también invertido en el laboratorio, es una apuesta a largo plazo dentro del sector sanitario. Otra empresa nombrada por muchos analistas es Viscofan, “el mayor fabricante de piel de salchichas del mundo, que se beneficia de fuertes motores de crecimiento estructural, como los cambios demográficos y los hábitos alimentarios”, destaca Sanjeet Mangat, gestora de renta variable europea en Aberdeen AM. Para el responsable de CapitalatWork, “la estrategia de diversificar geográficamente los centros fabriles localizándolos en las regiones donde se produce el consumo es una decisión acertada”. APOYO A LAS TRADICIONALES ¿Y qué ocurre con las tradicionales Telefónica, Repsol o Inditex? Siguen teniendo el apoyo de los fondos de las principales gestoras. A Fidelity le gusta de la operadora “su nueva estrategia, focalizada en la racionalización, la generación de caja y la reducción de deuda”, y de la matriz de Zara, que “se beneficiará del crecimiento de las ventas a medida que vaya abriendo nuevas tiendas en Asia y en los mercados emergentes”. En Pioneer aseguran que “seguimos siendo positivos” en Repsol y destacan de Inditex su “crecimiento impresionante en los últimos años a pesar de tener muy alta exposición a las economías europeas periféricas con problemas”. Pero no todo son loas a nuestras empresas. Para Luca Paolini, director de estrategia de Pictet AM, “muchas de las noticias están descontadas y el potencial del mercado español es limitado”. En cuanto a Olivier Huet, cogestor del fondo EdR Europe Synergy en Edmond de Rothschild AM, considera que “el mercado español debería mejorar en los próximos meses, dependiendo de las valoraciones. Hoy día no tenemos ningún nombre español en cartera. Nos parece que los mejores candidatos están un poco caros”.

Normas
Entra en El País para participar