Se incluirán en la próxima reforma tributaria

Montoro se compromete a aplicar rebajas fiscales para las familias

El Ejecutivo plantea cumplir su promesa electoral y elevar los mínimos personales y familiares

También estudia que las reducciones fiscales se apliquen en la base del impuesto y no en la cuota

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunió ayer con la presidenta de la Asociación de Familias Numerosas, Eva Holgado, para abordar la inclusión de beneficios fiscales en el IRPF para este colectivo en la reforma fiscal que el Gobierno aprobará este año. Hacienda ya ha mostrado su intención de aplicar “medidas protectoras e impulsoras que concilien la vida laboral con la familiar”. La prioridad es “realzar el papel de la mujer en la vida del trabajo”, señala en un comunicado Hacienda.

De hecho, el Partido Popular ya realizó promesas en este sentido durante la campaña de las elecciones generales. "Elevaremos los mínimos familiares en el IRPF adaptándolos mejor a las circunstancias de los contribuyentes, especialmente en relación con las familias numerosas", rezaba el programa electoral con el que Mariano Rajoy ganó los comicios en 2011.

Holgado reclamó que las deducciones y reducciones fiscales por hijo se apliquen en la base del impuesto y no, como sucede desde la reforma de 2007, en la cuota. Si se aprueba esta medida, el hecho de tener hijos supondría una reducción de la base imponible que tributa en la tarifa del IRPF. A efectos prácticas, la importancia de la ventaja fiscal aumentaría.

Montoro se comprometió a estudiar esta medida y también una posible rebaja del IVA de productos como los pañales, que actualmente tributan al 21%. En cualquier caso, trasladó a Holgado que el Ejecutivo será prudente y, por lo tanto, es previsible que las rebajas fiscales dirigidas a las familias no entren en vigor en 2015, sino que se aplacen hasta que la recuperación económica sea palpable y las dudas sobre las cuentas públicas españolas se desvanezcan.

Normas
Entra en El País para participar