Entre la de Damm y la banca extranjera

La banca española se reúne hoy para decidir sobre las ofertas por Pescanova

Sede central de la empresa Pescanova en Chapela.
Sede central de la empresa Pescanova en Chapela. EFE

Se enreda la madeja en Pescanova. Las principales entidades acreedoras del grupo gallego (Sabadell, Popular, NCG Banco, CaixaBank, Bankia, Santander y BBVA) se reúnen hoy para decidir sobre las ofertas presentadas para hacerse con el control de la empresa, en concurso de acreedores desde abril. Tienen hasta el próximo 20 de enero para pronunciarse sobre si aceptan alguna de ellas (la de Damm, junto a los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital, que fue la elegida por el consejo de administración de Pescanova, y la que aúna a los fondos Centerbridge y BlueCrest, los bancos Deutsche Bank, HSBC, Rabobank y UBI Banca y los bonistas), según fuentes próximas a las negociaciones. Al parecer, Deloitte ha dado un nuevo ultimátum: si no hay una solución ya, liquidará Pescanova en febrero.

Y, de momento, las cosas no pintan bien. La banca considera que proponen quitas demasiado elevadas de la deuda, que asciende a unos 4.300 millones. La familia Carceller, propietaria de Damm, pide hasta un 90% de quita y se compromete a inyectar 250 millones, si bien la pasada semana la cervecera catalana mostró su disposición a mejorar las condiciones. Mientras, en la capitaneada por Centerbridge y BlueeCrest la quita ronda entre el 70% y el 80%, con una inversión de hasta 300 millones.

“Tal y como están planteadas, ninguna de las dos ofertas es aceptable”, explican estas mismas fuentes. Apuntan que “es bastante probable que, al final, y de forma transitoria, haya que capitalizar deuda en empresas viables, una solución que siempre es mejor que una quita”.

Además, tanto la oferta de Damm como en la que participa la banca extranjera incluye en sus cálculos el negocio de la filial chilena, Pesca Chile, por lo que si esta es finalmente vendida en las próximas semanas deberían reformular de nuevo sus propuestas.

Al mismo tiempo, la banca española prepara otra oferta. Fuentes financieras indican que esta pasaría por una quita de alrededor del 60% y la inyección de 250 millones en dos fases. Este grupo de siete entidades aglutina algo más de 1.000 millones de euros de la deuda del grupo gallego, algo menos de una cuarta parte del total, frente al 51% de respaldo de los acreedores necesario, por lo que deberían convencer a más entidades.

Por otra parte, Luis Angel Sánchez-Merlo, presidente de Astra Ibérica, presentó ayer su dimisión como consejero de Pescanova. Había sido nombrado el pasado septiembre.

Los acreedores, en contra de aplazar la venta de Pesca Chile

La junta de acreedores de Pesca Chile ha rechazado la propuesta de Pescanova de alargar su proceso de venta y de sus filiales de salmón Acuinova y Nova Austral hasta el próximo mes de mayo o junio.

Así, el administrador concursal, el síndico Herman Chadwick, seguirá adelante con las negociaciones de venta con la canadiense Cooke Aquacukture y con Econsult.

Además de pedir este aplazamiento, Pescanova se había comprometido a inyectar antes del próximo jueves 30 millones de euros para garantizar la viabilidad de la filial chilena y paralizar su liquidación.

Tanto la empresa gallega como sus acreedores consideran que esta filial es una pieza clave, al representar en torno al 30% del ebitda del grupo.

Normas
Entra en El País para participar