Eduardo Dávila, consejero delegado de AON

“Los inversores extranjeros quieren ser parte de la recuperación”

AON participa como patrocinador en el Spain Investors Day, donde asesora a inversores y empresas sobre riesgo país y en sus inversiones.

“Es una pena que se contamine la marca España”, dice sobre Sacyr en Panamá.

Eduardo Dávila, en su despacho en Madrid.
Eduardo Dávila, en su despacho en Madrid.

Desde 2012, Eduardo Dávila (A Coruña, 1973) dirige AON en España y Portugal. Esta multinacional con presencia en 120 países se dedica a la intermediación de seguros, consultoría de riesgos y de recursos humanos. Asesora, además, a empresas y fondos sobre riesgos de inversiones en diferentes países, por lo que está presente en el Spain Investors Day (SID), que se celebra el 15 y 16 de enero. A pesar de ser un gigante con sede en Londres y origen en Chicago, el nombre de la firma no es muy conocido, aunque haya ganado notoriedad por aparecer en la camiseta del Manchester United en los últimos años.

Pregunta. Los inversores que vienen a España, ¿ven riesgos?

respuesta. De las conversaciones que he tenido, los inversores, más que riesgo, empiezan a ver una enorme oportunidad. La percepción general es que a peor no se va a ir. Se notan ganas. Nosotros trabajamos con todos los sectores y vemos cierto optimismo y a los empresarios empujando a su talento fuera.

P. ¿Qué riesgos quedan?

“Fuera preocupa y no se entiende que no haya más revuelo social con este índice de paro. Piensan que la tasa no es real”

r. Los inversores nos preguntan de forma recurrente si va a ser estable el marco para tener el retorno esperado de la inversión en los próximos años. En este evento se verá que España ya no es un país del que se habla para mal, sino que es un jugador más de la Unión Europea, con enormes ventajas. La cita fomentará que haya más inversiones que nos ayuden a despegar en 2014.

P. ¿Vienen clientes suyos al SID?

r. Sí, muchas firmas de inversión y empresas son clientes. Cuando los fondos invierten en una empresa española, participamos en el análisis de datos y con información sobre el mercado local.

P. ¿En qué asesoran?

r. Están interesados en la situación macro del país. También, al estar en todos los sectores, tenemos mucha información sobre los mercados. Asesoramos, además, en la etapa de due diligence, en encontrar potenciales riesgos que se puedan encontrar, en seguros sobre pasivos ocultos, auditorías de planes de pensiones, compromisos con los trabajadores, contingencias fiscales y todo el tema reputacional.

P. ¿Ha pasado la desconfianza del exterior sobre España?

r. Yo diría que sí. Había muchas cosas que hacer. Las que se han hecho han sido valientes y han empezado a dar sus resultados. Lo que da mucha credibiblidad es ser consistente en cumplir los compromisos, aunque sean dolorosos al corto plazo, pero que obligatoriamente hacen falta. Las medidas se están valorando como buenas. Hay indicadores como la prima de riesgo que así lo apuntan. Aunque hay una expectativa por ver cómo se van a trasladar estos indicadores más macro a los indicadores más micro, como el desempleo, que es un tema que vemos que preocupa. Los inversores miran a España con otros ojos y quieren ser parte importante en esta recuperación. Hay una cosa que les anima, que cualquier inversión está barata. Miran la razón por la que están baratas, el potencial de crecimiento y que estabilidad tiene su compra en España.

“Faltan ver cómo va a llegar la liquidez a las empresas, mejoras sobre el mercado único y una regulación estable”

P. Queda pendiente solucionar la tasa de paro, el crédito, los activos inmobiliarios… ¿qué reformas faltan?

r. Hace falta tiempo. Son medidas grandes que necesitan tiempo para que se vea el efecto, que creen confianza, que atraigan inversores extranjeros, que mejorar también los índices más micro y que se genere una euforia colectiva que ayude a acelerar la recuperación. También es importante ver cómo llega la liquidez al mercado. Faltan mejoras sobre el mercado único, una regulación estable, dar tranquilidad en los consejos de administración de las multinacionales en el exterior para que vengan aquí y no vayan a otros sitios.

P. ¿Cómo se ve desde fuera el tema del paro?

r. Les preocupa y no lo entienden. No entienden que no haya más revuelo social con este índice de paro. Es un tema que comentan, pero piensan que no puede ser tan alto de forma real. Siempre se habla de la economía sumergida.

P. Precisamente, en un informe suyo señalan a España con riesgos de protestas sociales por las medidas de austeridad.

r. Sí, es a lo que me refería. Los inversores no saben cómo con estos índices de paro no hay una mayor manifestación o más revuelo por las medidas. En mi opinión, creo que las protestas en desacuerdo ya están hechas y ahora nos deberíamos centrar en ejecutar las medidas y tratar de salir unidos de esta situación, porque si no, daremos pie a más manifestaciones. Hoy en día ese riesgo es menor y hace menos ruido.

P. ¿Qué ofrecen las cotizadas españolas a los inversores?

r. A los ratios que están valoradas en Bolsa, son inversiones muy atractivas para el inversor extranjero. Son empresas que han demostrado que están bien gestionadas, que han salido fuera a reinventarse y ganar, en todos los sectores: banca, construcción, energía… El gestor español sale con ganas, es valiente y nos gusta ganar.

“El ahorro no va a los planes de pensiones”

“Los inversores extranjeros quieren ser parte de la recuperación”

La multinacional AON, a nivel mundial, tiene un 51% de sus ingresos provenientes de la de consultoría de seguros (un 21%) y de recursos humanos (30%). El resto proviene de la intermediación de seguros. En España, solo un 8% del volumen proviene de la consultoría de riesgos. Aunque Dávila intenta que cambie el modelo. “Creo que la compra de seguros es cada vez más residual y una commodity, y nuestro negocio puro de intermediación tiende a desaparecer”. La firma tuvo unos ingresos de 190 millones de dólares (140 millones de euros) en España y Portugal en 2013, con un crecimiento del 1%.

Asesoran a las empresas para construir un mapa de riesgos, desde los reputacionales, medioambientales, ciberriesgo o aspectos regulatorios “Hay riesgos nuevos, que nunca han sido tan volátiles y de tanta magnitud en la cuenta de resultados”.

En el caso de Sacyr, cliente de AON, con la paralización de las obras del Canal de Panamá, cree que no habrá indemnizaciones de los seguros, porque se llegará a un acuerdo, pero sí que afecta a la imagen del país. “Cualquier ruido hoy de cualquier sector o empresa que contamine la marca España es una pena, porque está costando mucho crear euforia alrededor de nuestra marca y pierdes terreno ganado. Pero creo que es algo anecdótico, que espero que se desbloquee. En las reuniones internacionales a las que voy, antes me enseñaban las portadas de Financial Times y me preguntaban con preocupación qué pasaba en España. Ahora me preguntan qué ocurre, pero porque quieren estar presentes”.

Respecto al mercado de seguros, cree que las firmas han hecho bien los deberes. “Se han ido estrechando márgenes, pero también se ha controlado bien la siniestralidad”. Y sobre los planes de pensiones, destaca que hay potencialidad de crecimiento. “El ahorro no está yendo a los planes de pensiones”. Apunta a que no crecen por la fiscalidad, por la cultura de no prever el futuro y “también por una filosofía de inversión conservadora, con unas rentabilidades que dan retribuciones muy modestas”.

Normas