Prevén una subida de las ventas nacionales y de la cifra de negocio

Las expectativas de las empresas españolas repuntan con fuerza

Todas las variables registran mejoras con respecto a los registros de 2013.

Las empresas prevén por primera vez en la crisis un alza de las ventas internas

Las expectativas de las empresas españolas repuntan con fuerza

A finales de 2013, las Cámaras de Comercio realizaron una encuesta a 56.916 empresas europeas, de las que 4.211 eran españolas, para conocer cuáles eran sus previsiones para este año en ventas, cifra de negocio o empleo. Los resultados muestran como las compañías son mucho más optimistas que el pasado ejercicio y en especial las españolas.

En la anterior edición, casi todos los indicadores estudiados (cifra de negocio, ventas nacionales, empleo e inversión) estaban en tasas negativas, lo que mostraba el profundo deterioro que los seis años continuados de crisis había tenido en las empresas españolas, en especial aquellas que dependían del mercado interno. Tan solo se salvaban las exportaciones, con un 37% de las respuestas (ese porcentaje muestra el saldo entre las empresas que esperaban un aumento de las ventas al exterior y las que auguraban una disminución).

Un año después, el panorama es radicalmente diferente. El saldo de las empresas que prevén que crezcan las exportaciones llega al 44% y por primera vez desde que se ha iniciado la crisis, las compañías españolas prevén que haya un crecimiento de las ventas domésticas, con un saldo positivo del 7% (frente al negativo del 30% de 2013), y de la cifra de negocio, con un avance del 20% (frente al saldo negativo del 13% del pasado ejercicio). Dos de los indicadores que peor salían parados (empleo e inversión) experimentan una fuerte mejoría. La diferencia negativa entre las empresas que prevén crear empleo y las que prevén destruirlo se reduce desde los 20 a los 5 puntos, mientras que en el caso de la inversión, el saldo desciende hasta un 1% frente al 16% de 2013.

Esa mejoría también se produce en el caso de las empresas europeas, con todos los indicadores en positivo, incluido el empleo, que no crecerá, pero tampoco descenderá. Por países, las cinco clasificaciones están lideradas por Lituania, Finlandia y Portugal, las tres naciones más optimistas donde las empresas son más optimistas con respecto a su futuro más inmediato. Especialmente significativo es el caso de Portugal, que tras ser rescatado en abril de 2011 por la Troika ha realizado una profunda corrección de sus desequilibrios que le puede llevar a dejar atrás su rescate financiero este mismo año.

Normas