La devolución íntegra por vía judicial desluce la contraoferta de Medel

El aluvión de 41 fallos a favor anima a los particulares de Ceiss a rechazar a Unicaja

Imagen de la fachada de Unicaja, en Málaga.
Imagen de la fachada de Unicaja, en Málaga.

Los antiguos preferentistas y tenedores de deuda subordinada de Caja España y Caja Duero, hoy Banco Ceiss, están encontrando en los tribunales una importante vía para recuperar sus ahorros. De las miles de demandas que hay en proceso, el primer medio centenar que ha recibido sentencia ha resultado favorable en su mayoría a los particulares.

En concreto, según los datos recopilados por las plataformas de afectados, los jueces han fallado a su favor en 41 ocasiones frente a los cuatro fallos favorables al banco que ha identificado el entorno de la entidad. Una estadística que ha reafirmado a los colectivos de preferentistas en su rechazo a la oferta de absorción presentada por Unicaja, que les obliga a renunciar a la vía judicial.

Las 41 demandas a favor de preferentistas condenan a la entidad a devolverles un total de 3,395 millones de euros, frente a las demandas falladas por a favor de la entidad, que afectan a unos 129.000 euros. La razón se ha dado a todo tipo de particulares, desde los que adquirieron 3.000 euros en preferentes a quienes dedicaron 987.000 euros a un mix de instrumentos híbridos. En 39 de los 41 casos, además, el juez obliga a Ceiss a cubrir las costas judiciales y en 38 de las sentencias se añade el posible interés generado por los ahorros a la devolución del desembolso inicial.

La alternativa ofrecida por Unicaja consiste en renunciar a la vía judicial y acudir al arbitraje del FROB, en el que será la consultora PwC, y no una autoridad pública como ocurrió en los procesos de las entidades nacionalizadas, quien dictamine qué clientes deben ser compensados.

A fin de “despejar la posible incertidumbre” que provoque este modelo, Unicaja matizó su propuesta inicial la pasada semana estableciendo un sistema de compensación en metálico para aquellos preferentistas que acepten su oferta pero no se beneficien del arbitraje.

Éstos recibirán el 75% del valor nominal de sus actuales bonos de Ceiss, menos el valor económico de los nuevos bonos de Unicaja por los que se les canjearan (con una quita inicial de hasta el 71%), menos el interés prometidos para estos nuevos títulos.

Los afectados estiman que la fórmula permitiría recuperar entre 103 y 418 euros por cada 1.000 euros desembolsados, en función del tipo de híbrido adquirido. Aducen que si el arbitraje no les es favorable, inicialmente solo recuperarán un 10%_de su desembolso inicial –más lo que obtengan por sus nuevos bonos de Unicaja en el futuro– mientras que en los juzgados están logrando mayoritariamente más del 100%, si se suman intereses y costas, de sus ahorros.

Desde las plataformas aseveran que unos 6.000 de los 36.000 preferentistas no firmarán la oferta de Unicaja, si bien su voto no es necesariamente vinculante para la fusión, que solo precisa del apoyo de los accionistas mayoritarios, lo que ya se ha logrado. De salir adelante, el FROB se ha comprometido a cubrir tanto el coste de las compensaciones judiciales como de las arbitrales.

Con todo, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, ha ampliado el plazo para aceptar su oferta hasta el 20 de enero. Será entonces, a dos meses del tercer aniversario del anuncio de esta turbulenta fusión, cuando se conozca el desenlace.

Normas