Las ‘telecos’ europeas aceleran en la pugna por el nuevo LTE avanzado
Un usuario habla por el móvil junto a la sede de Telefónica en Gran Vía.
Un usuario habla por el móvil junto a la sede de Telefónica en Gran Vía. Reuters

Telefónica lanzará en enero las pruebas del 4G de alta velocidad en España

Vodafone inició las pruebas hace pocos días

La carrera por el denominado LTE-Advanced (LTE-A), la nueva actualización del 4G que permitirá alcanzar velocidades de descarga en el teléfono móvil cercanas a 300 megabits por segundo (Mbps), ha comenzado en toda Europa. Y las grandes compañías del sector ya están moviéndose.

Así, Telefónica tiene previsto iniciar las pruebas con el LTE avanzado en entornos abiertos en España durante el próximo mes de enero. Es un paso más en la evolución de las redes. Según fuentes del sector, la compañía ya ha realizado distintos pilotos de prueba en sus laboratorios y el siguiente movimiento será avanzar en las propias redes.

En estos desarrollos, la operadora quiere aprovechar los avances registrados en otros países donde tiene presencia. Y es que Telefónica también empezó hace algunas semanas a hacer pruebas en Alemania con el LTE-A. La compañía anunció que había activado en Munich la primera célula de radio capaz de alcanzar velocidades de transmisión de hasta 225 Mbps.

Telefónica Alemania, que está trabajando en este desarrollo con la tecnología de Huawei, indicó que esta tecnología permite alcanzar velocidades de 150 Mbps en la banda de 2.6 GHz y de 75 Mbps en las frecuencias de 800 MHz. Con esa combinación se alcanzan los citados 225 Mbps.

La operadora explicó también que, bajo estos proyectos, ya están disponibles los servicios de voz bajo la tecnología LTE (VoLTE) en algunas estaciones base. Su plan pasa por empezar a integrar el VoLTE con las redes de 2G y el 3G en las próximas semanas. Telefónica Alemania, no obstante, señaló que con la red LTE ha alcanzado ya velocidades de descarga de 50 Mbps, que hasta ahora solo se podía obtener a través de las redes fijas a través de la conexión con wifi.

Pero Telefónica no es la única compañía que se está moviendo en este ámbito. Así, Vodafone ya ha movido ficha al iniciar las pruebas en España. La compañía explicó la pasada semana que está haciendo los primeros pilotos de prueba en el centro de Madrid, con el objetivo de que empiece a estar disponibles en Barcelona y la propia capital de España en los próximos meses.

Vodafone, que recordó que ha sido la operadora pionera en ofrecer 4G en el mercado español, señaló que está realizando estas pruebas piloto con módems LTE precomerciales, utilizando su red desplegada en las bandas de 1.800 y 2.600 MHz. La teleco indicó que ha alcanzado velocidades sostenidas superiores a 280 Mbps y puntualmente superiores a 297 Mbps, gracias a la tecnología LTE-A.

Según Vodafone, que también está probando el LTE-A en países como Alemania, esta tecnología permite sumar la capacidad de las distintas bandas de frecuencia LTE (carrier aggregation en la terminología anglosajona) para obtener velocidades más altas en descarga de datos. “Hasta ahora, la mayor velocidad posible era de 150 Mbps”, dijo el grupo.

Las pruebas sobre este 4G de alta velocidad se extienden a otros países. De esta manera, la operadora británica Everything Everywhere (EE) anunció en noviembre que había activado su primera red LTE-A, que permitía alcanzar velocidades de 300 Mbps. La compañía, propiedad de Orange y Deutsche Telekom, ha estado haciendo pruebas en Londres con equipos de Huawei, y su objetivo es iniciar los despliegues en la capital británica a lo largo de 2014.

En la misma línea, Telstra y Ericsson realizaron el pasado verano en Australia la primera prueba comercial con LTE-A, utilizando las frecuencias del espectro de 1.800 MHz y 900 MHz.

A su vez, la surcoreana SK Telecom ha comenzado el encendido de su red de LTE-A en el país. La compañía quiso destacar la velocidad que ofrece esta tecnología, indicando que, con LTE-A, se puede descargar una película de 800 megas en 28 segundos, mientras que con el actual LTE rondaría el minuto y medio, y con 3G superaría los siete minutos.

Normas