Pedro Ballvé mantendrá el 12% de la compañía y la presidencia
Productos de Campofrío
Productos de Campofrío

La mexicana Sigma y la china Shuanghui pactan el control de Campofrío

"Como si nos hubiera tocado la Lotería”, comentaron el lunes fuentes cercanas a la dirección de Campofrio resumiendo la oferta de adquisición de la empresa española por parte de la mexicana Sigma y la china Shuanghui. Las dos multinacionales extranjeras informaron a la CNMV de un acuerdo para controlar la mayoría del capital de Campofrío, que permitirá a Sigma extender su negocio en Europa y a Shuanghui mantener su presencia en la región.

El futuro accionarial de Campofrio no estaba claro desde que el pasado 14 de noviembre Sigma lanzara una oferta para hacerse con el 100% de la empresa presidida por Pedro Ballvé. El gigante chino Shuanghui, con el 36,99% de la empresa española –un porcentaje asumido tras la compra de la multinacional estadounidense Smithfields, anterior accionista de referencia de Campofrio– se ha mantenido en silencio desde entonces. Cuando la compañía china anunció el pasado mes un acuerdo de financiación de 8.000 millones de dólares con Bank of China se dispararon los rumores sobre la posibilidad de que Shuanghui pudiera emplear la inyección de capital en contraopar, una alternativa que no obstante analistas y expertos habían descartado.

De acuerdo al comunicado enviado al regulador del mercado español por parte de las dos compañías, Shuanghui aportará a Sigma Europa su participación en Campofrío.

Tras la liquidación de la oferta, la participación indirecta de Shuanghui en Campofrío será del 36,99% y la participación indirecta de Sigma en Campofrío será del 44,72% más las acciones adquiridas en la oferta. Pedro Ballvé mantiene el 12% del capital y la presidencia de la compañía. Según comunicaron las compañías, Sigma nombrará a cuatro miembros del nuevo consejo de administración de Campofrío, incluyendo el presidente, y Shuanghui a otros tres, entre ellos el vicepresidente.

Las empresas explicaron que en virtud del acuerdo alcanzado, Sigma y Shuanghui “estarán facultados para ejercitar un procedimiento de salida, dentro de los cuatro meses siguientes al tercer aniversario de la liquidación de la oferta”. La parte que ejercite dicho procedimiento determinará el precio al que esté dispuesta a vender su participación en Sigma Europa o a adquirir la participación de la otra parte en Sigma Europa, precisaron.

Futuro no cotizado

La oferta conjunta comunicada ayer aumenta el precio ofrecido por Sigma en noviembre desde los 6,8 euros hasta los 6,9 euros por título. El valor en Bolsa de Campofrío cayó el lunes un 6,79% cerrando a siete euros por acción. Los rumores sobre una posible contraopa han incrementado la cotización de la empresa, que ha llegado a alcanzar los 7,6 euros por acción.

Con un accionariado controlado por grupos industriales como Sigma y Shuanghui, el futuro en Bolsa de Campofrío es previsible que conduzca a su exclusión. Además, según han publicado medios internacionales, tanto Shuanghui como Sigma estarían preparando para 2014 su propia salida a Bolsa.

La carne une a las familias Ballvé, Garza y al señor Wan Long

Campofrio reúne en su capital a tres reconocidos apellidos de la empresa en México, China y España. Pedro Ballvé, hijo del fundador del grupo español, José Luis Ballvé, se mantiene como presidente de la compañía. La mexicana Sigma es la división alimentaria de uno de los mayores grupos industriales mexicanos, Alfa, que emplea a más de 56.000 personas, presidido por Armando Garza, descendiente también de los fundadores del gérmen de Alfa, el mayor productor de componentes de aluminio de motor para la industria automotriz en el mundo, asegura la compañía. El grupo mexicano está presente en cinco negocios a través de las empresas Alpek (petroquímica); Nemak (alumino); Sigma (alimentación); Alestra (telecomunicaciones) y Newpek (energía). La división petroquímica representa cerca del 50% de la facturación total del grupo; la división alimentaria supone el 23%.

Shuanghui está presidida por Wan Long, que se incorporó a la empresa en el año 1968. El señor Long pasará a la historia empresarial de su país por haber realizado la mayor compra de una empresa estadounidense por parte de una china, Smithfields, por 7.000 millones de dólares.

 

Normas
Entra en El País para participar