Propuestas literarias

¿Qué libros regalan los escritores?

Contestan los novelistas Javier Marías, Inma Chacón, Blanca Riestra y José C. Vales

Para averiguarlo, hemos pedido a cuatro novelistas que compartan con nosotros sus obras favoritas para estas Navidades. El consagrado Javier Marías, la finalista del Premio Planeta 2011, Inma Chacón; la filóloga Blanca Riestra y el debutante José C. Vales aceptan el reto.

1. ¿Qué libro le regalaría estas Navidades a un familiar muy querido?

2. ¿Qué libro le regalaría a su amigo o amiga más entrañable?

3. ¿Qué libro le obsequiaría a un niño?

4. ¿Qué libro le gustaría que le regalasen a usted y cómo lo querría? ¿En papel o digital?

Blanca Riestra: Viajar a China en el tren de Lucas

Blanca Riestra.
Blanca Riestra.

1. Responso. La vuelta completa. Cicatrices, de Juan José Saer, publicados en un solo volumen por El Aleph. Una especie de edición ómnibus de uno de los grandes renovadores de la narrativa en español desde Borges. Tres novelas deliciosamente escritas y llenas de personajes memorables. Engancha.

2. El arrebato de Lol V Stein, de Marguerite Duras. Una novelita rara sobre la pérdida de la razón, las partes oscuras de la realidad, sobre la belleza. De lo mejor de Duras.

3. Jim Botón y Lucas el maquinista, de Michael Ende, uno de los primeros cuentos que leí y disfruté de niña. Recuerdo que Jim –negro como el carbón– llegaba en un paquete a Lummerland, que la locomotora de Lucas se llamaba Emma y que los tres terminaban viajando a China, país donde descubrían por primera vez las naranjas.

4. En papel, las obras completas de Emily Dickinson traducidas por José Luis Rey. Traducir poesía es muy difícil y solo puede ser realizado por un poeta. En este caso, las versiones que he leído me han parecido muy hermosas.

Inma Chacón: Interés por los clásicos japoneses

Inma Chacón.
Inma Chacón.

1. La fuga del maestro Tartini, de Ernesto Pérez Zúñiga (Alianza Editorial). Es la mejor novela que he leído en años: me fascina cómo el autor se ha colado en el alma del violinista, cómo se ha vestido de su piel y se ha empapado de su soledad, de sus sueños y de su melancolía.

2. Baile de máscaras, de José Manuel Díez (Hiperión). Poesía de esa que a cualquier poeta le habría encantado escribir; sencilla pero profunda; de las que arañan el alma y al mismo tiempo la acarician. Auténtica y valiente.

3. El reino de las tres lunas, de Fernando J. López (Alfaguara Juvenil), encantador alegato sobre la libertad y el respeto por el arte, la poesía y la música, a través de una novela juvenil de aventuras y de misterios.

4. La novela de Genji, de Murasaki Shikibu (Destino), una de las novelas más antiguas del mundo. Desde que leí a Murakami y a Kawabata tengo muchísimas ganas de leer este clásico japonés, que prefiero hacerlo en papel.

Javier Marías: Stevenson y relatos fantásticos

Javier Marías.
Javier Marías.

1. De vuelta del mar, de Robert Louis Stevenson (Reino de Redonda), una antología de la poesía de este gran escritor que he retraducido y reeditado recientemente. Es poesía menor, pero agradabilísima, y leerla da cierta sensación de sosiego, empezando por el bonito Réquiem que abre el volumen.

2. Antología universal del relato fantástico, con prólogo y selección de Jacobo Siruela (Atalanta). Un magnífico volumen para pasar un poco de miedo estando a salvo, con bastantes obras maestras: el cuento fantástico es uno de mis géneros predilectos.

3. Para seguir con Stevenson, La isla del tesoro. A no ser que los críos hayan cambiado del todo, creo que por esa novela tienen que pasar todos los del mundo, del sexo que sean.

4. Si no me lo hubieran dado ya de oficio, la maravillosa edición de la Real Academia Española de la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores). Es uno de nuestros más apasionantes clásicos, lamentablemente poco conocido, con una prosa de soldado y unos relatos no por escalofriantes menos verdaderos. Ese libro es un milagro en todos los aspectos.

José C. Vales: La última joya de Umberto Eco

José C. Vales.
José C. Vales.

1. Algún libro de la editorial Alba: son elegantes, con una factura clásica y una cuidada edición. Mi opción esta Navidad será un título que acaban de presentar: Los hermanos Karamázov, de Fiodor Dostoievski, con una novísima y brillante traducción del ruso que promete convertirse en todo un clásico en español: son mil páginas de gran literatura.

2. Para mi amigo/a del alma he escogido una verdadera maravilla: el Atlas de las islas remotas. (Cincuenta islas en las que nunca estuve y a las que nunca iré), de Judith Schalansky, de Capitán Swing/Nórdica Libros. Algunos críticos han señalado el carácter “poético” de esta joya de la edición moderna, y no me parece que sea un adjetivo gratuito.

3. Me aseguraré el cariño eterno de mis sobrinos con una selección clásica de álbumes de Gosciny/Uderzo (Astérix) y de Hergé (Tintín). De los primeros, por ejemplo, regalaría el novedosísimo Astérix y los pictos (2013), a cargo de Jean-Yves Ferry y Didier Conrad. Del reportero Tintín escogería Aterrizaje en la Luna y Tintín en el Tíbet. Estos álbumes, de dibujos maravillosos y textos impagables, son algo que ningún niño debe perderse.

4. Confío en que los Reyes me traigan la última joya de Umberto Eco, Historia de la tierra y los lugares legendarios, que ha sido recientemente publicado por Lumen. Pertenece a la serie que se inició con Historia de la belleza en 2004. Constituyen un catálogo imprescindible de la imaginería más querida del semiólogo italiano y una delicia para los amantes de la historia de las ideas estéticas.

Normas