El lunes se subasta el inmueble con un precio de salida de 20 millones
Hotel Foxa 32, en Madrid, de Grupo Trome.
Hotel Foxa 32, en Madrid, de Grupo Trome.

Blas Herrero puja por uno de los hoteles Foxa en Madrid

El propietario de Kiss FM compite con otras cinco ofertas

Grupo Trome, dueño de los hoteles Foxa, entró en concurso en 2012

El juez autorizó en octubre a Popular y Caixa la enajenación de otros hoteles Foxa

En una providencia dictada recientemente por el juez Javier Yanez Evangelista, del juzgado mercantil número nueve de Madrid, se señala día y hora para la celebración de la subasta de uno de los hoteles en Madrid de la cadena Foxa. Será el próximo lunes, a las diez de la mañana, con un precio de salida de 20 millones de euros.

El empresario Blas Herrero, propietario de Kiss FM, pujará por el inmueble compitiendo con otras cinco ofertas que ya han consignado los 4,6 millones necesarios para participar. De acuerdo a la providencia del magistrado se podrán “hacer pujas por escrito hasta el momento de celebración de la subasta y oralmente una vez abierta la misma”.

Grupo Trome, la compañía propietaria de los siete hoteles Foxa –cuatro de ellos en Madrid (Foxa M30, Foxa 32, Foxa 25, Foxa Tres Cantos, todos cuatro estrellas), uno en Valladolid, también cuatro estrellas, y dos centros rurales, Balneario de Carabaña y Molino de Cantarranas, ambos en la Comunidad de Madrid–, entró en concurso en enero de 2012. El pasado 21 de mayo el juez dictó auto aprobando el plan de liquidación presentado por la administración concursal; un mes después los hoteles cerraron sus puertas.

Grupo Trome acordó en 2009 refinanciar su deuda, más de 162 millones de euros, con 13 entidades bancarias, transformando toda la deuda bancaria en deuda con garantía hipotecaria, según las cuentas de la empresa de ese año depositadas en Registro Mercantil. La compañía quedaba obligada por ese contrato a vender activos en un plazo de 30 meses por valor, en total, de 150 millones de euros. De acuerdo a esas cuentas Santander, BBVA y Caixa son los principales acreedores.

Seis ofertas

A diez de diciembre el juzgado había recibido por el hotel Foxa ofertas de las sociedades Asterion International Investment junto con Ringkobing; Platinum Estates; Sularna SL; Desarrollos Portocervo; y Abjasia Enterprise, además de la de Blas Herrero. La oferta, indica el juez, “no está sujeta a financiación alguna, siendo un cash deal”.

Entre las condiciones establecidas para participar en la subasta se establece que la oferta que se presente tiene que ser por la totalidad de los activos que se transmiten y que para presentar mejor oferta un tercero tendría que ofrecer un importe superior, 23 millones más el IVA correspondiente.

Blas Herrero ha presentado su propuesta para participar en el proceso de subasta a través de la sociedad HVB Casas. El empresario es consejero de la inmobiliaria cotizada Renta Corporación, en concurso de acreedores, en la que participa con un 9,8%.

De acuerdo a las últimas cuentas del grupo presentadas en el Registro Mercantil, del ejercicio 2012, de la sociedad HVB Casas, la empresa cuenta con fondos propios por 18,5 millones; el pasado ejercicio ganó 0,2 millones tras perder cinco millones en 2011. La empresa, creada en 1996, terminó el pasado año con deudas con sociedades del grupo por 6,6 millones.

El negocio de HVB Casas consiste en el arrendamiento de locales para radios controladas por Herrero y otras sociedades. El empresario controla el 51% de Inmobiliaria Porceyo y el 50% de Fuente Nozana, Argia Inversiones Inmobiliarias (el 47,8%), BVCR Títulos, y Productos Lácteos de Cornella, entre otras.

El juez autoriza la enajenación de hoteles a favor de Popular y Caixa

El juez del concurso de Grupo Trome autorizó a finales del pasado mes de octubre la enajenación de otros hoteles de la compañía a favor de Banco Popular y de Buildingcenter, inmobiliaria de CaixaBank.

El magistrado autorizó la enajenación del Hotel Foxa de Valladolid y el edificio Batanes Tres Cantos, por un precio total de 30,4 millones de euros a favor de Banco Popular (22 millones el hotel de Valladolid y 8,4 millones el de Tres Cantos). Yel edificio de oficinas Foxa 25, en Madrid, a favor de Buildingcenter por 15,3 millones de euros.

Entre las condiciones señaladas por el auto del juez de finales de octubre se indica que en el caso de Foxa 25 la propuesta de compra está condicionada a la inexistencia de cargas ni obligaciones vinculados a Caixabank y que además del precio de compraventa se procederá también a que la inmobiliaria de Caixabank asuma hasta un máximo de 750.000 euros en concepto de Impupesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Normas
Entra en El País para participar