Las comunidades contarán el próximo año con 600 millones adicionales
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a su entrada al Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado hoy en Madrid.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a su entrada al Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado hoy en Madrid.

Madrid, única región que vota en contra de la cesión de patrimonio

Baleares y Valencia, que no resultarán beneficiadas en 2014, no se oponen a la medida

Hacienda replica que quien aplicó el tributo debe ser ahora compensado

Una reunión plácida. El último Consejo de Política Fiscal y Financiera, el órgano que reúne al Ministerio de Hacienda con los consejeros autonómicos del ramo, se cerró esta tarde con un amplio acuerdo a la propuesta del Gobierno de permitir que las comunidades autónomas no deban reintegrar al Estado la recaudación del impuesto sobre el patrimonio el próximo año. En 2014, se liquida el ejercicio 2012 y, por lo tanto, la medida no beneficiará a Madrid, Valencia y Baleares, que no aplicaban el impuesto en ese año. Sin embargo, solo el consejero de Hacienda de Madrid, Enrique Ossorio, se opuso a la decisión del Ejecutivo. Valencia y Baleares votaron, igual que el resto, a favor.

Hay que tener en cuenta que ambas comunidades sí recaudaron el tributo en 2013 y la decisión de hoy les beneficiará en 2015, cuando no deberán devolver al Estado la recaudación del impuesto sobre el patrimonio. Eso supondrá 117 millones para la Comunidad Valenciana y 45,2 millones para Baleares. Madrid, que actualmente es la única comunidad que no ingresa el tributo, reclamó sin éxito que la ayuda aprobada ayer por la tarde repercutiera positivamente para todas las comunidades. “Quien ha puesto el impuesto, que se lo quede”, le contestó Montoro.

La decisión adoptada supondrá 600 millones adicionales para las comunidades y, la mitad de esa cifra, beneficiará a Cataluña. Para el ejercicio siguiente, la recaudación alcanzará los 1.082 millones para el conjunto de comunidades. Y a Cataluña le corresponderán unos 500 millones, un dinero que con el cambio normativo aprobado en el Consejo de Política Fiscal no deberá reintegrar al Estado cuando en 2015 se liquide el ejercicio 2014. Sin embargo, el consejero de Hacienda catalán, Andreu Mas-Colell, aseguró que no ha existido ninguna cesión de Montoro ya que, en su opinión, la legislación ya contemplaba que el impuesto no debía ser devuelto al Estado. Una interpretación que niega Hacienda.

Por otra parte, Montoro recordó que, finalmente, Navarra y Castilla-La Mancha también incumplieron el objetivo de déficit del 1,5% en 2012. En un primer momento, se informó que solo habían rebasado el límite Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia y Baleares. Montoro no incluyó en esa lista a Cantabria, cuyo desfase el año pasado fue del 1,51%.

En cualquier caso, el ministro de Hacienda recordó que las comunidades autónomas están realizando un esfuerzo muy importante de ajuste del gasto. Tal y como avanzó ayer CincoDías, el secretario de Estado de Hacienda, Antonio Beteta, anunció que las comunidades han suprimido 607 entes públicos en los últimos tres años, lo que ha permitido ahorrar 4.083 millones.

Montoro también aprovechó la reunión de hoy para comunicar su intención de publicar las balanzas fiscales, es decir, las cifras sobre lo que aporta y recibe cada comunidad de la caja común. Su idea es organizar un simposio en enero en el que participarán expertos de toda España para determinar la fórmula de cálculo. La última vez que se publicaron las balanzas fiscales fue en 2008 con datos del ejercicio 2005. Las cifras reflejaron que Madrid, Cataluña y Baleares eran las comunidades más solidarias.

Normas