La financiación sigue siendo la asignatura pendiente
Antonio Zoido, presidente de BME.
Antonio Zoido, presidente de BME.

Zoido resalta el buen año de la Bolsa y confía en que en 2014 se reactiven las OPV

En el tradicional almuerzo navideño de BME su presidente, Antonio Zoido, ha calificado este año como “el más satisfactorio en términos bursátiles desde que comenzó la crisis”. Hasta noviembre el Ibex 35 acumulaba una revalorización del 15% y del 55% en año y medio, a lo que hay que sumar la caída de la prima de riesgo a mínimos en dos años. “España ha dejado de ser el país de mayor riesgo y parece haber superado la fase de presión internacional que llevó la Bolas y las cotizaciones de muchas de las compañías a cotas extremadamente bajas”, ha señalado. El avance del mercado de renta variable (superior en el caso de las medianas y pequeñas empresas que se han revalorizado más de un 40%) ha venido acompañado por una mejora de los datos macroeconómicos, de los beneficios de las cotizadas, un incremento de los volúmenes de contratación y una apuesta del inversor extranjero que "ha duplicado la inversión directa, alcanzando cotas máximas en el período de crisis".

El presidente de BME confía en que la mejora de los mercados se vea acompañada por una reactivación los planes de las empresas (Aena, ONO, Applus) para su salida a Bolsa en 2014 después de dos años y medio de sequía.

Si hace doce meses Zoido pedía a la CNMV que levantara el veto a las posiciones cortas para poner fin a la caída en el volumen de negociación, en esta ocasión, ha subrayado el incremento del número de operaciones “que ha llegado a los 44,3 millones”, es decir, han aumentado un 15% respecto a 2012. Con este ascenso el negocio acumulado hasta noviembre se sitúa en los 643.000 millones “por encima ya de 2012”. La capitalización de la Bolsa española alcanza los 1,05 billones de euros y “la calidad de la contratación de los valores españoles tiene una vez más reconocimiento internacional”. De esta forma, cotizadas como Santander, Telefónica y BBVA “ha sido los valores más líquidos del Eurostoxx 50 en 2013”, señala.

Se mantiene la remuneración al accionista

Zoido ha recalcado el compromiso de las empresas con sus accionistas. “La remuneración al accionista continúa siendo una prioridad para las empresas” que “hasta noviembre habían retribuido un total de 22.100 millones de euros, un 11% menos que en 2012”. Este esfuerzo por recompensar al inversor tiene su reflejo en la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española que se sitúa en el 5%.

El buen comportamiento de la Bolsa española unido al atractivo del dividendo ha despertado el interés de los particulares. “Las familias destinan el 7,3% de su ahorro a la renta variable, su exposición más alta en seis años”. De esta forma, más del 25% de las acciones de la Bolsa española están manos de particulares, el mayor porcentaje en una década.

Antonio Zoido no ha querido dejar pasar la ocasión para advertir que aunque España ha hecho muchos esfuerzos (a comienzos de 2013 planeaba la sombra de la intervención) todavía quedan grandes retos: reducir la deuda y reactivar el crédito. “Para seguir adelante con las mejoras y facilitar el acceso de la economía hacia la recuperación es de imperiosa necesidad continuar trabajando hacia la construcción de un nuevo modelo: con menos apalancamiento y financiación más accesible a través de los distintos canales”, ha indicado.

En referencia a la financiación Zoido ha destacado la creación del Mercado Alternativo de Renta Fija que opera desde octubre con el objetivo de ofrecer una financiación complementaria y alternativa para las empresas españolas “más accesible y con unos costes más ajustados”.

Normas
Entra en El País para participar