La deuda alcanza los 3.600 millones

El Gobierno subirá la luz en enero al menos un 2% para pagar el déficit de tarifa

Asegura que prefiere 3.600 millones de déficit eléctrico que 3,6 décimas adicionales de déficit público

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado que el Gobierno elevará los peajes eléctricos en enero con el objetivo de repercutir sobre la tarifa los intereses y el principal de la deuda vinculada al nuevo déficit de tarifa de 3.600 millones de euros de 2013. Soria ha cifrado en un 2% la subida que se repercutirá a partir del próximo 1 de enero en la parte regulada del recibo de la luz, a la que habrá que sumar el resultado de la subasta del jueves, que apunta al alza.

Este incremento, correspondiente a la revisión de los peajes -en los que se incluyen costes como el transporte y la distribución de la energía o la financiación del déficit de la tarifa- se producirá “única y exclusivamente como consecuencia de la amortización del déficit de este año”, ha agregado Soria.

Hasta ahora el Gobierno había manifestado su intención de mantener congelados los peajes en esta revisión.

La subida total del recibo superará el 2% si a la revisión de los peajes, que representan la mitad del coste de la factura, se suma el incremento del precio de la luz que el mercado espera que se produzca en la próxima subasta eléctrica, y que determinará el precio de la factura para el primer trimestre de 2014.

“La luz subirá o bajará en función de lo que diga la subasta del mercado que tendrá lugar el 19 de diciembre y, en segundo lugar, por la parte que corresponde a los peajes”, ha señalado Soria después de intervenir en un acto organizado en Alcalá de Henares para conmemorar los 85 años de la red de Paradores.

La tarifa eléctrica de último recurso, que ha pasado a llamarse precio voluntario al pequeño consumidor, se forma mediante la conjunción de tres elementos: el precio de la energía, los peajes de acceso, que pesan más del 50% del recibo eléctrico, más los impuestos.

Sobre la evolución del precio de la luz el próximo año, el titular de Industria ha instado a que ver las cifras “en su conjunto”, ya que se producirán, como en otros ejercicios, cuatro modificaciones en el recibo de la luz, una por cada trimestre.

“Este año, 2013, ha habido trimestres en los que la luz ha subido un 3 % o un 4 %, pero en el segundo trimestre, por ejemplo, la subasta dio una bajada del 6,3 %. Si lo vemos en la globalidad del año, lo que ha subido la luz es un 0,9 %”, ha concluido.

En paralelo Soria, dice preferir un déficit de tarifa de 3.600 millones de euros como el generado este año por la suspensión de transferencias procedentes de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) a un déficit público adicional equivalente a 3,6 décimas de PIB.

“Entre 3,6 décimas de déficit público adicional con las implicaciones en el coste de financiación internacional para la economía española y también para el coste de financiación de las eléctricas, o un desfase de 3.600 millones (de déficit de tarifa) que van a emitir las eléctricas con el aval del Estado, lo que supone un coste adicional, me quedo con lo segundo”, aseguró Soria en el Pleno del Senado.

El ministro sostuvo que el déficit público “es lo más pernicioso que puede haber en la economía española”, ya que su control está permitiendo que “hoy estén entrando capitales” en España. En todo caso, el Gobierno “también va a contener el déficit del sector eléctrico”, añadió.

Soria insistió en que, de no haberse adoptado medidas, el déficit de tarifa actual sería de 10.500 millones y obligaría a subir la tarifa un 40%. Además, recordó que “no están contentas las empresas del sector eléctrico ni las empresas de renovables”.

El ministro realizó estas consideraciones en respuesta a una pregunta del senador socialista Jesús Alique, quien aseguró que es el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien “dirige realmente” la cartera de Industria conforme “a las órdenes de la troika”.

Industria, consideró el senador, está ofreciendo una “ceremonia de la confusión” y provocando “desorientación” en sus intentos de acabar con el déficit de tarifa, al que calificó de “déficit Soria”.

Normas
Entra en EL PAÍS