Preparativos del sorteo extraordinario del 22 de diciembre
Dos trabajadores durante el traslado de los bombos de la lotería de Navidad al Teatro Real de Madrid.
Dos trabajadores durante el traslado de los bombos de la lotería de Navidad al Teatro Real de Madrid.

Los bombos de la lotería llegan al Teatro Real

Los bombos encargados de repartir los premios en el sorteo extraordinario de lotería de Navidad se han instalado hoy en el salón en el que se celebrará el evento

La esperada fecha se acerca y, mientras muchos apuran los últimos días para hacerse con un décimo para el sorteo extraordinario de la lotería de Navidad que tendrá lugar el 22 de diciembre, los preparativos para su celebración van avanzando. Dos de los grandes protagonistas de ese día ya están en su sitio: los bombos llegaban hoy al Teatro Real de Madrid.

Pasadas las 16.30 horas, varios operarios han comenzado a descargar el de mayor tamaño, que contendrá los 100.000 números, y el pequeño, que recogerá las 1.807 bolas de premios que se reparten, entre ellos el Gordo, dotado con cuatro millones de euros por serie. En total, este repartirá 640 millones de euros entre 160 series.

La emisión de todo el sorteo es de 3.200 millones, de los que el 70% se destina a cubrir 24.486.400 premios.

Además de los bombos ritulares han llegado los de reserva, la tolva y las bolas originales y de ensayo y el material complementario que hará posible el sorteo. Todo este material ha sido trasladado en tres camiones de mudanza desde la sede de Loterías y Apuestas del Estado de la calle de Capitán Haya y del almacén de Arganda del Rey (Madrid).

El bombo de los números tiene un diámetro de 1,58 metros, una altura de 2,64 metros y pesa 850 kilos vacío, a los que se añaden los 300 kilos de las bolas. El diámetro del bombo de premios es de 0,74 metros, con 1,6 metros de altura y un peso de 400 kilos. Ambos están fabricados con una aleación de latón y bronce.

Por su parte, las bolas son de madera de boj, tienen un diámetro de 18,8 milímetros y pesan tres gramos cada una; los números y las letras están grabados con láser para evitar diferencias de peso entre ellas.

Posteriormente se montarán los bombos y la estructura de los paraguas, de donde se cuelgan las liras que contienen las bolas, y se harán las comprobaciones mecánicas con las bolas de reserva para que nada falle el día del sorteo en el escenario.

“El Teatro Real nos ofrece unos medios técnicos que mejoran con mucho los que teníamos anteriormente y nos facilitan los medios humanos. Es muy satisfactoria la colaboración que tenemos, que facilita en todo momento realizar el sorteo”, ha comentado a la prensa el subdirector de Recursos Materiales de Loterías, Eduardo Ovies.

Normas