La administración concursal del grupo en España trata de paralizarla
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de la empresa Pescanova.
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de la empresa Pescanova. EFE

La banca acreedora de Pesca Chile negocia la venta a una multinacional

De forma paralela al proceso concursal de Pescanova en España, en Chile se sigue un procedimiento similar sobre la filial de la multinacional española en el país, una de las mayores del grupo gallego. Durante el fin de semana representantes de los principales bancos acreedores de Pesca Chile –Banco de Crédito e Inversiones (BCI), DNB, Itaú, Banco do Brasil y HSBC, a los que debe 88,2 millones de euros– han negociado la venta de la filial de la compañía española a una multinacional del sector, de acuerdo a fuentes conocedoras de las negociaciones. La pasada semana la que sería la administración concursal de Pesca Chile en aquel país recibió cuatro ofertas por la filial de Pescanova, de las que se seleccionó una.

La división chilena de Pescanova se declaró en concurso de acreedores el pasado mayo (Pescanova solicitó su entrada en concurso en abril). Pesca Chile controla las empresas Acuinova Chile, que emplea a 955 personas, y Nova Austral, con una plantilla de 789 empleados. Pesca Chile se dedica a la pesca de merluza y Acuinova y Nova Austral operan plantas de cultivo de salmón. Pesca Chile vende el 90% de su producción a empresas de Pescanova, y Acuinova y Nova Austral venden el 80% de su producción a terceros. De acuerdo al plan de negocio de PwC, Pesca Chile tiene una cuota de pesca de merluza en el país del 47%.

El grupo internacional que podría estar negociando ahora con la banca acreedora de Pesca Chile sería el grupo noruego Marvin Harvest, según fuentes del mercado, la mayor compañía productora de salmón del mundo.

“Sin plata no baila la niña”

La administración concursal de Pescanova en España trata mientras tanto de paralizar el proceso de venta iniciado ya en Chile. Fuentes financieras consultas explican que se han contratado despachos de abogados en el país, así como a consultoras internacionales (PwC y Lazard) para hacer valer una propuesta de inyección de capital en la división chilena. La propuesta española contempla una inyección de capital de 45 millones de euros en Pesca Chile, que serían aportados antes del 16 de enero, fecha límite que habría marcado el síndico como condición para este aplazamiento. La banca española ha manifestado su disposición a aportar este crédito adicional, siempre y cuando se presente un plan de viabilidad creíble.

Sin embargo, fuentes jurídicas consultadas en el país advierten de que el proceso concursal en Chile es “independiente” del que se sigue en España, que los acreedores del grupo chileno “son soberanos”. Además señalaron que Pescanova hasta ahora “lo único que ha hecho ha sido enviar una carta con esa propuesta de inyección de capital, pero la oferta debe ser más concreta”, indicaron. “Sin plata no baila la niña”, añadieron.

La pasada semana Deloitte recibió cinco ofertas por Pescanova, entre las que el consejo de administración del grupo considera como “la más idónea” la presentada por Grupo Damm (primer accionista de Pescanova y que controla el consejo), el fondo de capital riesgo KKR y la firma de inversión Ergon Capital. De acuerdo a fuentes financieras, la oferta de Damm resulta insuficiente para alcanzar un acuerdo al contemplar una quita sobre la deuda de más del 90%. Durante el día de ayer se mantuvieron contactos entre representantes de la banca acreedora de Pescanova y Deloitte.

Normas
Entra en El País para participar