Los expertos creen que subirá un 8% al calor de la recuperación económica
El idilio de Inditex con los inversores seguirá en 2014

El idilio de Inditex con los inversores seguirá en 2014

Las acciones de Inditex parecen imparables. Después de un 2013 durante el cual los títulos de la empresa de moda lograron rebasar la barrera de los 100 euros y revalorizarse un 5,4% –cuando muchos apuntaban que el recorrido alcista se había agotado–, la compañía afronta un 2014 con el respaldo de los analistas, que en su mayoría confían en que el valor siga al alza. De los 46 especialistas que monitorizan la evolución de la empresa fundada por Amancio Ortega, cerca de la mitad recomienda comprar, mientras que tan solo siete creen que ha llegado el momento de vender. El precio objetivo que estiman para dentro de 12 meses, por termino medio, es de 120 euros, frente a los 110,95 euros del viernes. Un potencial por tanto del 8%.

Uno de los bancos que más apuesta por el futuro de Inditex es Citigroup. La entidad estadounidense publicó el jueves un informe sobre la compañía en el que revisaba al alza su precio objetivo: de 125 euros a 130 euros. A juicio de los expertos de la firma estadounidense, Inditex será “uno de los pocos beneficiarios de la rápida transición de las ventas en tienda a las ventas por internet”. Según explica el analista Richard Edwards, la firma española va a combinar de forma exitosa una agresiva campaña de apertura de oficinas (aumentará su red entre un 8% y un 10%), sin que los nuevos locales vean canibalizado su negocio por las ventas online.

Última cotización

INDITEX 27,15 3,11%

En la última presentación de resultados, que tuvo lugar el miércoles, Inditex anunció un beneficio neto hasta septiembre de 1.647 millones de euros (frente a los 1.669 millones que estimaba el mercado). Esas ganancias suponen un incremento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin tener en cuenta el efecto de tipo de cambio (que ha perjudicado a la compañía, por la fortaleza del euro), el crecimiento habría sido del 8%. En cuanto a las ventas, Inditex registró una mejora del 5%, hasta los 11.925 millones de euros.

Ignacio Romero, analista de Banco Sabadell, también es de los que cree que es buen momento para seguir comprando Inditex, y ha fijado su precio objetivo en 121,5 euro. Según sus cálculos, el próximo ejercicio la compañía registrará un crecimiento en sus ventas del 7%.

En Self Bank optan por mantenerse neutrales respecto al valor, aunque recuerdan que la empresa textil “tiene una posición financiera saneada, con una caja neta de 3.743 millones, que sigue creciendo, y con presencia en 90 países, con una cuota de mercado inferior al 1% en la mayoría”.
La firma ha anunciado que abrirá tiendas de Zara, Bershka, Massimo Dutti, Stradivarius y Oysho en la Federación Rusa, y que en 2014 Zara Online empezará a operar en Corea del Su y México. En total, la compañía prevé abrir más de 500 establecimientos, junto con la ampliación de 100 tiendas insignia y la absorción de 175 locales pequeños.

Este fuerte ritmo de expansión permitirá, según explicó la dirección en la última presentación de resultados, que el crecimiento de ventas se acelere durante los próximos meses, sin tener en cuenta el efecto negativo del cambio de divisa.

Los mayores riesgos de la acción

M. M. M.

Citigroup, una de las firmas más optimistas sobre las perspectivas bursátiles de Inditex, ha detallado en su último análisis los riesgos que afronta la compañía de Arteixo para alcanzar el precio objetivo establecido por sus expertos: 130 euros.

Desde Citi se recuerda que Inditex, como el resto de compañías enfocadas en la venta minorista, “está muy condicionada por la evolución de los patrones de consumo, que pueden ser muy volátiles”. A este respecto, la dirección de la empresa “puede fallar en la identificación y la respuesta a los nuevos patrones de moda”.
El banco estadounidense también subraya el riesgo del lanzamiento de nuevos formatos de tienda “que podrían ser menos exitosos” que los actuales.
Además, el hecho de aumentar la gama de marcas y tiendas en muchos países de forma simultánea “podría sobrepasar las capacidades de gestión de la actual dirección, más acostumbrada a la expansión en el ámbito nacional”.

Por otra parte, la fuerte valoración del euro, en caso de mantenerse durante los próximos trimestres, podría diluir los ingresos obtenidos por el grupo Inditex fuera de la eurozona.

Además, la compañía está presente en países con una fuerte inflación e intervencionismo estatal, como es el caso de Venezuela, donde las tiendas de Zara han quedado desabastecidas tras la imposición de precios oficiales.

Normas