Inhabilitados los exconsejeros delegados del equipo de fútbol
Momento del partido disputado por el Mallorca el domingo.
Momento del partido disputado por el Mallorca el domingo.

La juez declara culpable el concurso del Mallorca

Los anteriores consejeros delegados, inhabilitados y condenados a abonar más de 5 millones

En la temporada 2007/2008 el Mallorca presupuestó 35,3 millones y gastó 52,2 millones

Uno de los consejeros dispuso de dinero del club para fines ajenos

La juez María Encarnación González, del juzgado mercantil número dos de Palma de Mallorca, ha declarado culpable el concurso del Real Club Deportivo Mallorca Sociedad Anónima.

En la sentencia, a la que ha accedido este diario, la magistrada inhabilita a la administración de bienes ajenos por cinco años a Vicente Grande Garau y a diez años a Javier Bernardo Martí Asensio, que fueron los principales accionistas y consejeros delegados del equipo de fútbol entre 2005 y 2009. El Mallorca se declaró en concurso en 2010 provocando que la UEFA le retirara la licencia para disputar la Europa League; en 2012 logró salir de la situación concursal en la que se encontraba. Grande Garau es condenado a abonar al Mallorca 5,3 millones y Martí Asensio deberá devolver a la masa activa del concurso 0,6 millones.

La administración concursal del Mallorca proponía la calificación de culpable del concurso señalando como afectados a Vicente Grande Garau, por haber agravado la insolvencia y haber incumplido el deber de solicitar concurso, y a Javier Bernardo Martí Asensio por "disposición fraudulenta de bienes de la concursada".

Grande Garau, consejero delegado del Mallorca entre junio de 2005 y diciembre de 2008, según las explicaciones de la administración concursal, recogidas por la juez en la sentencia publicada hoy, "sorteaba la situación del club [de quiebra] acudiendo a sucesivas reducciones y simultáneas ampliaciones de capital evitando incurrir en causa de disolución y haciendo aportaciones a través de entidades de su grupo ante la falita de tesorería". Cuando Grande Garau abandona su puesto "aflora esa situación que debe califcarse de insolvencia".

De los informes de auditoría se desprenden continuas desviaciones de presupuesto: en el ejercicio 2005/06 se realizaron 33,4 millones de gasto frente a los 29,4 millones presupuestados; en las siguientes temporadas las desviaciones gasto / presupuesto fueron 33,8 millones frente a 31,5 millones; 52,2 millones frente a 35,3 millones; y en el ejercicio 2008/09 los gastos fueron de 48,8 millones cuando se habían presupuestado 36 millones.

"Aun tomando en consideración las particularidades de la actividad de la concursada, la desviación de presupuesto en tan importantes cifras no puede justificarse por razón de impoderables como señaló Don Vicente en el interrogatorio", advierte la juez en la sentencia. "Las particularidades de la actividad no alcanzan a justificar las desviaciones de presupuesto ni los fondos de maniobra negativos, aun cuando ello se presente en la mayoría de los clubes como sostiene Don Vicente", añade la magistrada.

Vicente Grande Garau dejó el Mallorca en diciembre de 2008 vendiendo sus acciones existiendo en ese momento una "importante deuda con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y con un determinado club de fútbol [el Athletic de Bilbao]".

Javier Bernardo Martí Asensio fue consejero delegado del RCD Mallorca entre el 14 de agosto y el 13 de noviembre de 2009. En ese periodo, indica la sentencia, "se ha constatado que Don Javier dispuso de los fondos del club sin justificación y para fines que le eran ajenos". Con esos fondos, explica la sentencia, "satisfizo parte del precio de la compra de sus acciones y efectuó transferencia a sociedad de la que era administrador único". La juez indica que ello "revela un comportamiento desleal y contrario al buen hacer que debe presidir la actuación de cualquier gestor, aplicando a fines propios los fondos de la entidad deportiva".

Normas