Sitúa el precio objetivo en 4,30 euros por acción
Banco Popular ha acordado la venta de Aliseda por unos 800 millones a las firmas estadounidenses Värde Partners y Kennedy Wilson.rn
Banco Popular ha acordado la venta de Aliseda por unos 800 millones a las firmas estadounidenses Värde Partners y Kennedy Wilson.

Autonomous eleva la recomendación de Banco Popular a neutral

En su revisión de valoraciones de la banca española, Autonomous eleva los precios objetivos de CaixaBank y Banco Santander un 3% y un 4%, respectivamente, y también de Banco Popular en un 12%, al incorporar los llamados activos fiscales diferidos (DTA por sus siglas en inglés) del sector, que con la nueva normativa de solvencia Basilea III iban a pasar a deducirse del capital desde enero. Un decreto ley del Gobierno español permitirá a las entidades nacionales mantener en su capital 30.000 millones de los 50.000 que tienen en créditos fiscales.

Así, a la entidad presidida por Ángel Ron, la firma de análisis le eleva también la recomendación a neutral, y sitúa su precio objetivo en 4,30 euros por acción. El banco se anota hoy un alza en torno al 0,5% en la Bolsa española hasta los 4,17 euros por título.

Autonomous espera ahora que al cierre de 2013 el ratio de solvencia conforme a los criterios de Basilea III se sitúe en el 10,1% en el caso de Popular frente a la anterior estimación del 8,1%. Para Santander prevé un core capital del 8,7% frente al 7,6% anterior y para CaixaBank, del 10,8% frente al 8,9% previo. De cara a 2014, pronostica un nuevo ratio de solvencia del 11%, del 10,1% y del 12% para Popular, Santander y CaixaBank, respectivamente.

El año que viene la banca española se enfrenta al reto de las nuevas pruebas de estrés por mandato europeo, después de haber dado por concluido este año el rescate al sector. El mercado espera que los bancos españoles salgan bien parados de estas pruebas previas al arranque de la nueva supervisión única, en noviembre de 2014.

Por su parte, en la recta final de este ejercicio, algunas entidades han decidido vender sus filiales inmobiliarias sobre todo a fondos extranjeros. Banco Santander acordó recientemente la venta de su inmobiliaria Altamira al fondo estadounidense Apollo por unos 700 millones, y el Banco Popular hizo lo mismo con Aliseda por unos 800 millones a las firmas estadounidenses Värde Partners y Kennedy Wilson.

Normas