Es compatible con todos los operadores y cuesta 229,95 euros
El móvil de Decathlon es resistente al frío y a la nieve.
El móvil de Decathlon es resistente al frío y a la nieve.

Decathlon lanza un móvil para montañeros con batería para dos días

La compañía de material deportivo Decathlon presentó ayer en Madrid su primer móvil, bajo su marca propia de productos deportivos Quechua. Según explicó Christian Ollier, director general de Quechua, el origen del proyecto está en que el 75% de los montañeros llevan smartphones cuando salen porque quieren estar conectados también en la montaña, “pero la mayoría de sus necesidades no estaban cubiertas con los móviles que había en el mercado”.

Ollier apuntó que en la montaña hay reverberación y mucha luz, así que hacía falta un terminal con una pantalla que se viera bien en esa situación. También que aguantara sin recargarse al menos 48 horas, y que fuera resistente al frío, al agua y a los golpes. El resultado ha sido el smartphone Qechua Phone MountainProof, “un móvil concebido por y para los amantes de la montaña”, subrayó Rubén Grande, director comercial de montaña de Decathlon España.

Para ello, el nuevo teléfono cuenta con una estructura interna reforzada, incorpora un caucho que amortigua los golpes y lleva una pantalla de cristal endurecido. “No es que sea irrompible, pero sí es resistente para llevarlo en la mochila, o por si se cae en la nieve o en el barro”, añadió Ollier.

Uno de los puntos fuertes del terminal es la duración de su batería. Según los responsables del producto, el móvil lleva una batería de 3.500 miliamperios capaz de aguantar dos días sin necesidad de recarga. “La autonomía fue el primer criterio en nuestra lista de prioridades”, apuntó el responsable del producto, Bertrand Czaicki, que aseguró que han comprobado en múltiples pruebas que la batería soporta temperaturas de hasta -10 grados centígrados sin perder sus prestaciones.

El terminal, que incluye también aplicaciones dedicadas a la travesía, está equipado con un altímetro barométrico (que aumenta la precisión de las aplicaciones de montaña), así como con un brújula electrónica y GPS.

La pantalla del dispositivo, de cinco pulgadas, es retroiluminada para facilitar la lectura de los mapas incluso a pleno sol. El nuevo smartphone lleva un procesador Qualcomm de cuatro núcleos a 1,2 GHz y funciona con Android 4.1, pero no es actualizable a versiones posteriores. Czaicki justificó esta decisión en que Decathlon ha conseguido que el móvil trabaje perfectamente con esta versión de Android y que características técnicas y sistema se entiendan a la perfección, pero quizá sea un punto que a muchos usuarios puede no gustarles.

Próximas versiones

El smartphone de Decathlon, que según explicaron ha sido probado por más de 70 montañeros, es compatible con todos los operadores. El equipo salió ayer a la venta en ocho países europeos a un precio de 229,95 euros. Ollier afirmó que la compañía no descarta sacar más adelante otras versiones del Quechua Phone con pantallas más pequeñas o incluso una tableta, pero siempre con la filosofía de equipos todoterreno. “Queremos ser el 4x4 de los móviles”, dijo haciendo un símil con el sector del automóvil.

Para desembarcar en este negocio, Decathlon ha elegido dos socios: la empresa Geonaute, encargada del prediseño del teléfono, y la firma francesa Archos, que lo fabrica. “Esta empresa lanzó la primera tablet, antes de que entraran las grandes empresas estadounidenses”, dijo Ollier.

Normas