Su presidente afirma que NCG es su principal objetivo
Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco.
Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco.

Banesco promete empleo y crédito en su puja por Novagalicia

El primer banco de Venezuela aspira a convertir a España en su primer mercado

Banesco adquirió alrededor de un 45% del capital de Etcheverría a Novagalicia (NCG), y un 30% a la familia fundadora de la entidad, que conserva aún un 15%. Desde entonces Banco Etcheverría ha incorporado a su red 66 oficinas más provenientes de NCG en León, Asturias y una en Canarias y otra en Madrid. Además, cuenta con un plan de expansión tanto dentro como fuera de las fronteras españolas.

En la actualidad tiene 117 oficinas en España, número que se incrementará en los próximos ejercicios. Banesco, de hecho, ha decidido expansionarse en España bajo la marca Etcheverría por dos razones, una por la vinculación de esta firma con Galicia, origen también de la familia de Escotet –que puso en pie el banco venezolano– y de sus socios, y otra por lo que considera una marca de prestigio en el país. Escotet, que controla el 80% del capital de Banesco, tiene entre sus principales objetivos la adquisición de Novagalicia, para lo que presentará el 16 de diciembre una oferta vinculante a través de Etcheverría. Ya apostó por Banco Gallego, entidad que al final fue adquirida en subasta por Sabadell, que ofreció 60 millones más. Ahora, y tras la positiva experiencia de Etcheverría, Banesco quiere apostar fuerte. “Ganar la subasta, ese es nuestro objetivo en estos momentos”, reconoce Escotet.

Una de las bazas que juega Banesco es que su proyecto no requiere cierre de oficinas ni recorte de plantilla en Novagalicia. Como muestra, el grupo presume de haber adquirido 66 oficinas en León y Asturias y haberlas puesto ya en beneficios. Además, ha logrado recuperar a todos los clientes que se habían marchado de estas sucursales tras la crisis de las cajas gallegas. “Nuestros competidores (Santander, BBVA, La Caixa sobre todo) tendrían posiblemente que acometer un importante cierre de oficinas en Galicia”, explica el banquero venezolano, pero de origen español. Otra baza que juega Banesco es la del crédito. Su objetivo es abrir el grifo de la financiación, ya que considera que hay mucha demanda sin atender en Galicia.

La compra de NCG daría a Banesco más del 45% del mercado en Galicia, y “nos ahorraría unos cuantos años de expansión en la región. Aunque si no ganamos la subasta seguiremos con nuestro plan de aperturas y compra de redes”, añade Escotet.

Banesco, cuya sede social del holding está en España desde el año 2006, tiene su mercado natural en Venezuela. “Es nuestro mercado de origen, pero somos un grupo que busca internacionalizarse y la compra de Etcheverría ha sido una de nuestras mejores apuestas”, reconoce.

Normas