Hacienda no compra ni un automóvil desde enero de 2010
Coches aparcados.
Coches aparcados.

El ahorro en coches oficiales supera ya lo previsto hasta 2014

Una de las primeras decisiones de ahorro de impacto mediático que tomó el Gobierno al llegar al poder fue diseñar un plan para gastar menos en coches oficiales. Ahora, el Ministerio de Hacienda ha confirmado hoy que el Parque Móvil del Estado ha superado ya el ahorro previsto para todo el trienio 2012-2014.

En concreto, el plan del ejecutivo, preveía un ahorro en el uso de coches oficiales de la Administración General del Estado de 7,93 millones de euros hasta finales de 2014 y ya al cierre de 2013 este ahorro asciende a 10,8 millones de euros. "Y esperamos terminar el próximo ejercicio con un menor coste de entre 12 y 13 millones de euros", indican fuentes de Hacienda. Esto supondría alrededor de cinco millones más de lo esperado.

La reducción del número de automóviles de la flota estatal y el ajuste de empleo entre los conductores (jubilaciones y prejubilaciones voluntarias en su totalidad) han sido las dos principales fuentes de ahorro. Así desde el 1 de enero de 2010 “no se ha comprado ni un solo automóvil”, indican estas fuentes.

Además, hasta la fecha ya han subastado o achatarrado 198 coches. Y en mayo de 2014 se realizará la última subasta con la que cumplirán el recorte de la flota prevista en el plan (269 vehículos menos). En la subasta anterior, celebrada en mayo pasado, el PME colocó la totalidad de los coches (100), con un precio de salida de 133.100 euros que finalmente se elevó a 308.500 euros.

De esta forma, la flota total pasará de 921 coches en 2011 a 652 a finales de 2014. Esto sitúa dicha flota “al límite máximo” para su funcionamiento normal, según fuentes de la gestión de este organismo. Por ello, prevén que a finales de 2014 o principios de 2015 se inicie la compra de nuevos vehículos, apostando por los híbridos (de los que ya hay ocho).

En cuanto al ahorro en personal, el jueves pasado ya se cumplió el objetivo de recortar el número de conductores en 150. “Ha habido más jubilaciones anticipadas de las que esperábamos y a finales del próximo año, el objetivo inicial de recortar un 15% los conductores se elevará al 20%, con la disminución de 187 conductores”, indican desde Hacienda.

 Menos gasolina y arreglos

Esta reducción de la flota ha supuesto por un lado, menos gasto en combustible, que suministra CEPSA, que es la empresa concesionaria. En concreto, 290.000 euros menos desde 2012 hasta ahora. En la actualidad el 56% de la flota usa carburantes ecológicos.

Y, por otro lado, el recorte de vehículos implica un menor gasto en reparaciones, donde han ahorrado 630.000 euros, ya que los primeros coches que son apartados son los más antiguos de una flota que ya tiene una edad media superior a los 10 años.

Los conductores controlan los abusos

“Señor director general, usted ya no tiene coche oficial propio”. Esta frase la tuvieron que escuchar centeneraes de empleados públicos que hasta la anterior legislatura tenían asignado un vehículo del Parque Móvil Estatal. Ahora es la Dirección General la que dispone del coche y debe repartir su uso para todas sus necesidades, incluso para el transporte de documentación.

Además, el uso del vehículo oficial “es exclusivamente para el desempeño de la actividad laboral”, precisan en Hacienda. Por lo que queda vetado para usos privados. ¿Cómo se controla el buen uso? “Por ética y estética” indican estas fuentes. Si bien añaden que los conductores “suelen hablar” si se producen irregularidades. Es más, el gremio de conductores del Estado es el más sindicalizado de toda la Administración, más del 80% está afiliado a uno de los cinco sindicatos con representación. Y esto ayuda al control.

Normas
Entra en El País para participar