El Gobierno pregunta a 30 empresas foráneas sobre la unidad de mercado
Directivos y representantes del Gobierno antes de la reunión mantenida ayer en el Palacio de Viana de Madrid.
Directivos y representantes del Gobierno antes de la reunión mantenida ayer en el Palacio de Viana de Madrid.

El coste de la energía y la fiscalidad en las CC AA inquietan a las multinacionales

Cuatro ministros, García Margallo, Soria, Pastor y Mato, y representantes de 17 compañías extranjeras compartieron almuerzo ayer en el madrileño palacio de Viana. Se trataba de reeditar el encuentro de mayo de 2012 y sondear el estado de opinión de las multinacionales más relevantes sobre la economía española. Los mensajes hablaron de recuperación y la foto resultante refleja optimismo. Desde el Gobierno se puso en valor el inicio de la salida de la crisis y el frente empresarial expuso dudas sobre el funcionamiento del mercado interior y fiscalidad. No faltaron las alusiones a los costes energéticos que soporta la industria. Hace un año y medio hablaban de la morosidad de la Administración, de la “rigidez” del sistema laboral o de la disparidad fiscal entre regiones.

Quien llevó la voz cantante fue el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo. Enumeró los síntomas de mejoría y destacó el retorno de la confianza en la economía. Una prima de riesgo en el entorno de los 245 puntos, cuando había llegado a los 645 puntos, y el crecimiento del 11,3% en la inversión foránea en España, hasta los 8.600 millones en el primer semestre, fueron puestos en valor. El Gobierno espera que la inversión extranjera siga emergiendo con vigor en 2014.

La reunión giró sobre el proyecto de ley de garantía de unidad de mercado, que diseccionó el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. A través de este nuevo texto legal se reducen los trámites burocráticos para poner en marcha una empresa y operar con ella, extendiendo la validez de distintos permisos a todo el territorio nacional y evitando su tramitación en cada Comunidad Autónoma. Se trata de la licencia única, un asunto demandado por el tejido empresarial desde hace años para facilitar la actividad económica.

El Gobierno ha detectado, a través de 28 grupos de trabajo, 6.500 normas de impacto empresarial en España, de las que 2.700 afectan a la unidad de mercado al poner trabas al libre acceso y ejercicio de las actividades económicas. La mayor parte de esas normas (70%) son autonómicas.

También se repasaron reformas como la laboral o la reestructuración del sistema financiero. La opinión generalizada de los directivos fue que la percepción sobre España es más positiva fuera que dentro del país. García Margallo insistió en que las filiales españolas de las multinacionales son los mejores embajadores posibles.

La cita finalizó con el compromiso de repetirla en 2014 y con el lanzamiento inmediato de una encuesta entre una treintena de multinacionales en la que se sondeará a sus primeros ejecutivos sobre las condiciones en que se desenvuelven en España. Se trata de que vayan a lo concreto y pueda contrastarse esa información con la recogida por el Ejecutivo para elaborar la citada Ley de Unidad de Mercado.

Automoción, consultoría y TIC

Tres fueron los sectores más representados en la cumbre organizada por Asuntos Exteriores. Del campo de las tecnológicas y telecos acudieron Vodafone, Ericsson, HP, IBM, Microsoft, Siemens y Philips. La consultoría estaba representada por Deloitte, KPMG, Accenture y PwC. Los fabricantes de automóviles tenían como invitados a Volkswagen, Ford y Renault. Y cerraban el grupo Coca Cola, GE y Eon.

Presidentes y consejeros delegados escucharon a los ministros de Sanidad, Fomento, Asuntos Exteriores e Industria hacer repaso de los proyectos acometidos en estos dos años de legislatura y exponer los retos que afrontarán en la segunda parte del mandato. Algunos de los presentes en el acto aseguran que no hubo novedades en los mensajes.

La evolución de las exportaciones también mereció un capítulo en las intervenciones. Entre mercancías y servicios, España venderá este año cerca de 350.000 millones de euros, lo que representa una tercera parte del PIB. En Europa solo Alemania presenta un mayor peso en la relación de sus exportaciones respecto al producto interior bruto. Desde la secretaría de Estado de Comercio se explica que el sector exportador está consiguiendo absorber el protagonismo que tenía el inmobiliario.

 

Normas
Entra en El País para participar