La española Alt Asesores gestionará sus intereses en España
Jesús Olmos, de KKR, en una imagen de 2006.
Jesús Olmos, de KKR, en una imagen de 2006.

El gigante de la inversión KKR crea KKR España Asesores

KKR es una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo

En España está en el capital de Saba, T-Solar e Inaer

Otorgó a Uralita un préstamo de 320 millones

Kohlberg Kravis Roberts & Co, KKR, una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo, ha creado Kohlberg Kravis Roberts (España) Asesores SL, con domicilio en la calle Núñez Morgado, Madrid.

Según apareció ayer publicado en Borme, la firma de inversión estadounidense ha nombrado como secretario no consejero a Luis Guerra Carbajo, socio director de Alt Asesores Legales, firma española especializada en asesoría legal a multinacionales y en la gestión en el país de sus intereses. El objeto social de KKR España es “la prestación de servicios de asesoramiento en relación con fusiones y adquisiciones, tales como los siguientes: identificiación de objetivos y oportunidades potenciales de adquisición, realización de procesos de revisión, análisis y reporte”.

Fuentes del sector explicaron que los profesionales de KKR “van y vienen y necesitaban un domicilio fiscal y una oficina en Madrid”, pero señalaron que no se trata realmente de la apertura de una oficina con un equipo permanente en la capital española.

KKR está presente en España a través de Saba Infraestructuras, la fotovoltaica T-Solar y del proveedor de servicios aéreos de emergencia Inaer. A finales de 2012 trató de alcanzar un acuerdo con la cadena hotelera NH para entrar en su capital a cambio de refinanciar deuda que finalmente no se produjo. El pasado mes de abril KKR acordó con la española Uralita un acuerdo de financiación valorado en 320 millones de euros.

Jesús Olmos ha sido el hombre de KKR que ha representado los intereses del grupo en España. En 2008 KKR fichó al ex consejero de Endesa para dirigir el negocio de infraestructuras del grupo en Europa. “Hay muchas compañías en España con buenos activos y buenos equipos de gestión, pero con una estructura de capital complicada”, comentó Olmos en una conversación con este diario el pasado mes de abril. “Las empresas se ven obligadas a vender activos para pagar deuda, lo que no es una buena solución, o acudir a estructuras de financiación alternativas, como la que puede aportar KKR”, añadió.

Normas
Entra en El País para participar