Celestino García. Vicepresidente de Samsung España
Celestino García, vicepresidente de Samsung España, durante la entrevista.
Celestino García, vicepresidente de Samsung España, durante la entrevista.

“Tizen es una propuesta más completa que Firefox OS; es clave para el Internet de las cosas"

De Celestino García, responsable de los negocios de ‘telecos’ y TI de Samsung España, dependen más de 120 personas de las aproximadamente 360 que componen la compañía en nuestro país, donde el gigante surcoreano facturó el pasado año 1.833 millones de euros. El directivo lleva más de 12 años en la empresa y es el responsable de los exitosos lanzamientos de las familias Galaxy S y Note. El directivo, que ha logrado situar la marca en España como líder indiscutible en el área de telefonía, quiere ser el rey de las tabletas. "Ya lo somos en unidades, pero cerraremos el año siendo los primeros en valor". Por encima de Apple.

Pregunta. ¿Cuál ha sido el secreto para el ascenso meteórico de Samsung? ¿Es cierto que su presidente mandó quemar hace 18 años los teléfonos y televisores de la compañía por malos?

Respuesta. Sí, y ese fue el inicio de la refundación de Samsung. De compañía analógica a digital. Realmente, nuestra receta ganadora ha sido una mezcla de factores: tener metas altas; apostar por una organización muy flexible y muy capacitada en todos sus órdenes; tener un I+D que nos ha permitido evolucionar para convertirnos en el máximo exponente de la tecnología en movilidad en el mundo, y ser una compañía muy colaboradora con todos los partners que conforman el ecosistema de esta industria. Y haberlo hecho todo a la vez.

P. Samsung es líder mundial en móviles. ¿Y en España?

R. Somos número uno en el mundo, en Europa y en España. Aquí tocamos esa posición en 2011, pero no lo comunicamos porque somos una compañía muy humilde. En este momento, de la base total de smartphones en España, más del 60% es Samsung. Pero pensamos que las posiciones de mercado pertenecen a la historia, lo importante es si vamos a continuar siendo número uno y estamos trabajando para ello. A diferencia de otras empresas, nosotros seguimos trabajando en esa ambición como si fuéramos segundos, terceros o cuartos. Ser número uno no era una meta en sí misma, era parte de nuestro plan.

P. ¿Y en tabletas en España, también son líderes o les supera Apple?

R. Somos líderes en unidades desde diciembre de 2012 y segundos en valor, pero esperamos conquistar también ahí el primer puesto esta Navidad. La operación de Samsung en tabletas en Europa es la mejor de todas las regiones y España está en ese marco. Ya hay dos países de la UE 5 donde somos número uno en valor.

P. ¿Cómo cerrará 2013 el mercado de smartphones y tabletas en España?

R. Falta la campaña de Navidad, pero parece claro que del total de móviles casi un 90% serán smartphones. Respecto al mercado de tabletas, se va a más que doblar respecto a 2012.

“Discutir sobre si es mejor el plástico u otro material en los ‘smartphones’ es como debatir si es mejor Messi o Ronaldo”

P. ¿Es cierto que las ventas del Galaxy S4 no van tan a buen ritmo como las del S3?

R. Para nada. Hace poco dijimos que hemos vendido 40 millones de unidades, y aunque no puedo darle más cifras, sí le digo que el S4 está teniendo mejor comportamiento que el S3.

P. Entonces, ¿por qué se dice que está perdiendo brío?

R. No lo sé. Lo apuntan medios sin citar fuentes oficiales. Es cierto que el grado de responsabilidad que asumimos con este equipo era mayor; había más ojos mirando a la compañía, pero el índice de satisfacción internamente dado en la compañía respecto al S4 es máximo. También respecto a los resultados de venta en todos los países.

P. Samsung fue criticada por sacar el S4 con carcasa de plástico. ¿Qué le parece que Apple haya lanzado ahora el 5C también con plástico? ¿Les copia?

R. Intrínsecamente no creo que haya un material mejor que otro. Se trata de coger muchas cosas, juntarlas, ponerlas en un recipiente y eso, entero, tiene que cumplir unas funciones técnicas excepcionales. Nosotros intentamos tener la mejor propuesta de valor y trabajamos con arquetipos de diseño a dos años vista y más, con equipos de diseño y de I+D, pero al final quien juzga es el consumidor. Y afortunadamente hasta hoy nos ha juzgado positivamente, aunque eso no quiere decir nada; mañana tenemos que volver a salir ahí y ganarnos de nuevo su confianza. Lo otro no deja de ser un debate, como si discutimos si es mejor Messi o Ronaldo.

P. ¿Cuándo lanzarán el Galaxy S5?

R. Acabamos de lanzar el Galaxy Note 3 y el reloj Galaxy Gear, que están teniendo una gran aceptación. Son dos ejemplos de nuestra intención de interpretar hacia dónde va la tecnología y sorprender a los consumidores. Tenemos más de 40.000 personas pensando cómo tienen que ser los productos del mañana y el año que viene esperamos volver a sorprender al mercado.

P. Ya, ¿pero para cuándo el S5? ¿Llevará pantalla curva y un chip de 64 bits como el último iPhone 5S?

“Gear es el inicio, no creo que esté siendo un fracaso”

Celestino García lleva puesto el nuevo reloj Galaxy Gear de Samsung.
Celestino García lleva puesto el nuevo reloj Galaxy Gear de Samsung.

Celestino García se niega a hablar de fracaso cuando se le pregunta por el reloj inteligente Gear. Hace días se publicó que habían vendido 50.000 unidades (la empresa habría distribuido 800.000) y que muchos usuarios lo estaban devolviendo tras probarlo, pero asegura que “son rumores”. “No nos hemos apresurado en lanzarlo”, insiste. “Aunque no puedo dar cifras de venta, estamos contentísimos con la aceptación que ha tenido”. En su opinión, no hay otro reloj en el mercado con el nivel de funcionalidad del Gear, “ni lo habrá en meses. Hemos roto un nuevo techo en el mercado y somos de nuevo la más innovadora”, añade el directivo. García añade que Samsung ve un gran mercado en los dispositivos para llevar puestos (wereables) y defiende que “estamos en el principio del principio”. “Estamos aprendiendo y estamos abiertos a todas las opiniones. Pero no le quepa duda, daremos muchas noticias porque nuestra puesta por este mercado es firme”.

R. No puedo desvelar detalles, lo siento. Pero acabamos de lanzar el Galaxy Round, que es el primer smartphone que integra una pantalla flexible. Quizás esto de pistas al mercado de por dónde vamos.

P. ¿Y qué permitirán estas pantallas?

R. Dar curvatura a la pantalla es un factor importantísimo no solo porque podremos jugar con diferentes estéticas e integraciones y convertir botones que son ahora hardware en botones software, sino también porque podremos mejorar la reflexión, la lectura de las pantallas en exteriores. Respecto al lanzamiento del S5, creo que estamos siendo bastante predecibles, basados en los dos últimos años.

P. La mayoría de los móviles y tabletas que venden Samsung llevan Android de Google. ¿No tienen un exceso de dependencia de su socio?

R. Samsung es agnóstica en cuanto a los sistemas operativos y mantenemos un ecosistema de plataformas abiertas. Instalamos Android (Google), Windows (Microsoft) y estamos cerca de lanzar nuestros primeros dispositivos con Tizen [sistema operativo impulsado por Samsung e Intel]. Los consumidores son los que refrendan una plataforma u otra. Ahora, Android es la que más penetración tiene; Windows se está consolidando, tiene otra velocidad, pero creemos que va a ser más importante, y pensamos que va a haber un hueco para Tizen, por eso estamos invitando a colaborar a fabricantes tecnológicos y operadores de todo el mundo.

P. Pero si los usuarios son los que mandan y están pidiendo Android, ¿por qué se inventan ustedes otra plataforma? ¿No lo están haciendo por ser menos dependientes de Google?

R. A priori no. Nosotros como líder tecnológico tenemos que interpretar y leer el mercado, y como fabricante de smartphones, tabletas, ordenadores, televisores, media center y otros dispositivos domésticos que todavía no tienen mucha inteligencia, entendemos que necesitamos un sistema operativo que corra en todo ellos, que les permita interactuar. Android puede ser el sistema que les una; Windows, también, pero hay hueco para otro.

P. Pero Android ya está en muchos televisores, frigoríficos...

R. No en muchas teles, y no con la manera de comunicación que nosotros esperamos. Creemos que se le puede poner mucha más inteligencia e interacción.

P. Vamos, que ven a Tizen como una plataforma clave para el llamado internet de las cosas.

R. Absolutamente. Hay jugadores del mercado que han dado números monstruosos de hacia dónde va ese internet de las cosas y tenemos que estar preparados para que todos esos dispositivos que están migrando de no inteligentes a inteligentes dialoguen entre sí. Pero ello no supone que sean sistemas excluyentes y que no puedan dialogar entre sí.

“Tizen es una propuesta más completa que Firefox OS; es clave para el Internet de las cosas"

“Con Tizen [el sistema operativo propio de Samsung] no buscamos ser menos dependientes de Google; creemos que es necesario para el internet de las cosas y será clave en este contexto, por eso estamos animando a que participe a toda la industria”

P. ¿Y Firefox OS? ¿Lo apoyarán?

R. Es una posibilidad que hay en el mercado y la respetamos, pero entendemos que Tizen es una propuesta más completa en este momento.

P. Entonces, ¿no van a lanzar ningún terminal con este sistema operativo?

R. Creo que ya le he respondido.

P. ¿Y para cuándo van a lanzar el primer dispositivo con Tizen?

R. En el primer trimestre de 2014.

P. ¿Ven a Google como un rival a temer en móviles? ¿Incluso más que Apple, porque su nuevo Nexus 5 es tildado como el mejor smartphone Android por calidad-precio, y el último Motorola G es muy agresivo en precio?

R. Debería pregunta a Google, pero nuestra relación es muy estrecha. Obviamente cada una de las empresas tiene su propia política y ellos están haciendo cosas tremendamente bien y están explorando diferentes iniciativas, y nosotros somos muy respetuosos con ello.

P. Y China. ¿Ve en el medio plazo que una empresa de este país pueda desbancarles como líder mundial?

R. Tenemos una competencia actual y va a venir más. No solo la más evidente y que está trabajando en otras geografías y pueda venir a España, sino gente que todavía no ha anunciado que va a venir a esta industria y que lo hará. La competencia, en cualquier caso, nos hace mejores y si estamos aquí es porque hemos sabido competir hasta el momento, y tenemos que seguir haciéndolo en otros contextos.

P. Samsung planea lanzar 100 millones de tabletas en 2014. ¿Va a ser el año en que consigan liderar a nivel mundial el negocio del tablet?

R. Sí. Va a ser un año muy importante en tabletas. Vamos a enriquecer nuestra familia de dispositivos y a explorar diferentes conceptos, igual que este año hemos inaugurado nuestro primer equipo para el segmento de niños con nuestro Tab 3 Kids.

P. Hay rumores de que van a lanzar una de 12,2 pulgadas y otra de 13,3...

R. No puedo avanzar nada, pero sí que habrá tamaños que van a facilitar la generación de contenidos, porque las 10 pulgadas se queda algo pequeña para eso.

P. ¿Cuál es la estrategia de Samsung en PC? ¿Van a apostar por Chrome o por Windows?

“No puedo avanzar si el Galaxy S5 llevará pantalla curva. Sí puedo decir que este avance en los móviles nos permitirá convertir botones que son ahora hardware en botones software”

R. Samsung aprovechará, como en el pasado, cualquier disrupción tecnológica para mejorar su cuota, que en PC todavía es bastante humilde. Estamos intentando reforzar nuestra posición en el mercado de ordenadores y en el mercado post-PC, y hay una tendencia que es la integración de Chrome sobre la cual Samsung tiene muchísimo interés. Queremos lanzar tabletas y dispositivos que no solo sean lectores de contenidos, sino como decía antes generadores de los mismos, que es la gran característica que tienen los PC tradicionales. Lo veremos en los próximos 18 meses.

P. La industria parece muy preocupada por sacar móviles con mejores cámaras y pantallas, pero ¿y las baterías? ¿No es esta la gran asignatura pendiente?

R. No se imagina la dedicación que se le presta, lo que pasa es que la batería es el componente que tiene que tener mayor seguridad de todo el dispositivo, porque estamos metiendo una carga de 3.000 miliamperios. Es como llevar un coche con el depósito de gasolina. Así que cualquier tipo de innovación y evolución tiene que llevar asociado la seguridad. Ni Samsung ni la industria en general va a sacrificar nunca la seguridad por lograr una mayor autonomía. Afortunadamente, ahora hay una industria que es la del coche eléctrico que nos va a ayudar a poner muchísimas más horas de I+D mayores vidas y menores tiempos de carga. Aun así, en estos últimos dos años hemos conseguido en todos nuestros dispositivos un 70% más de autonomía. Y eso es un hito porque ahora no solo se habla con estos dispositivos, también son horas de mensajería, de lectura de vídeo, de acceso a redes distintas y con una velocidad de procesamiento que se ha multiplicado por 10 en estos dos últimos años.

 

 

 

 

Normas