El Gobierno no descarta nuevas ayudas para la venta
Dos clientes retiran dinero de un cajero de Novagalicia Banco en A Coruña
Dos clientes retiran dinero de un cajero de Novagalicia Banco en A Coruña

Los interesados en Novagalicia deben enviar ofertas antes del 13 de diciembre

Los bancos y los fondos de inversión internacionales interesados en hacerse con Novagalicia deberán remitir al FROB sus ofertas vinculantes antes del próximo 13 de diciembre, con el fin de que el organismo pueda adjudicar la entidad nacionalizada este mismo año.

En un comunicado remitido hoy, el FROB explica que cuando reciba las ofertas de los interesados y “siempre que una no resulte sustancialmente más favorable que el resto”, abrirá una segunda fase en la que quedarán como mucho las tres mejores propuestas.

De ese modo podrá exigir a estos tres interesados que remitan su oferta final, con lo que les da opción a mejorar la primera propuesta enviada al FROB.

Tras una reunión celebrada hoy, la Comisión Rectora del FROB ha decidido establecer este calendario a la vez que ha abierto formalmente el proceso de subasta de Novagalicia.

Según fuentes próximas al proceso, en total son cuatro las entidades bancarias que hasta el momento se han mostrado interesadas en quedarse con el banco gallego (Santander, BBVA, CaixaBank y el venezolano Banesco), así como varios fondos de inversión, entre ellos Guggenheim, JC Flowers, Wilbuir Ross y Anchorage.

Sin embargo, la gran duda está en si finalmente todas estas entidades presentarán ofertas en firme teniendo en cuenta que la gran mayoría de los interesados espera recibir algún incentivo.

En este sentido, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha señalado hoy que no descarta que el Gobierno impulse nuevas ayudas en la subasta iniciada de venta de Novagalicia Banco, al tiempo que ha asegurado que la decisión que se tome al respecto será la “más interesante” para el contribuyente.

“No hay nada descartado”, ha afirmado tajante Latorre al ser preguntado por si el Ejecutivo descarta cualquier tipo de ayuda para subastar la entidad gallega, ya sean articuladas a través de Esquemas de Protección de Activos (EPA's) o activos fiscales diferidos (DTA's).

La posibilidad de que el Gobierno ofrezca un esquema de protección de activos (EPA) que les cubriera frente a pérdidas en la cartera de créditos de Novagalicia perdió fuerza desde que el ministro de Economía, Luis de Guindos, la descartó hace meses.

Pero queda pendiente aún la aprobación del reconocimiento de los activos fiscales diferidos (DTA por sus siglas en inglés) de la banca como créditos fiscales, lo que facilitaría la absorción del grupo gallego y sería bien recibido especialmente por el sector.

Varios banqueros españoles han advertido sobre la posibilidad de que un fondo de inversión se quede con la entidad gallega, entre ellos los consejeros delegados del Banco Santander y del BBVA, que coincidieron que Novagalicia necesita un proyecto a largo plazo que garantice su continuidad si en el futuro tuviera problemas.

En este sentido, el Banco de España ha recomendado al FROB que, si el adjudicatario de Novagalicia fuese finalmente un fondo de inversión, le exija que adquiera el 100% de la entidad y permanezca en ella al menos cinco años.

Desde la Xunta esperan que el comprador mantenga el vínculo de la entidad con Galicia, y en ese sentido su presidente, Alberto Nuñez Feijóo, ha manifestado esta semana que confía en que el nuevo propietario dé crédito a las familias gallegas y mantenga los puestos de trabajo.

Este último requisito, teniendo en cuenta especialmente a los empleados de los servicios centrales, es más fácil de conseguir si Novagalicia acaba en manos de un fondo de inversión o de un banco extranjero, como Banesco.

La subasta de Novagalicia, cuyo análisis fue encargado a BNP Paribas, marcará además el calendario de la puja de CatalunyaCaixa, que ya ha sido aplazada en dos ocasiones.

La entidad gallega ha generado mayor interés en el mercado que la catalana, lo que ha provocado que el FROB haya acelerado su proceso de venta y mantenga la idea, adelantada por De Guindos, de que puede cambiar de manos en unas tres o cuatro semanas.

Novagalicia es la marca empleada en sus territorios de mayor implantación por Novacaixagalicia Banco, entidad que nació en 2011 tras la fusión un año antes de las dos cajas de ahorros gallegas, Caixa Galicia y Caixanova.

Fuera del territorio gallego, el grupo operaba bajo la marca EVO Banco, que vendió en septiembre de este año al fondo de inversión estadounidense Apollo por 60 millones de euros, para “quedar más limpia” de cara a su venta, según admitió entonces la entidad.

Novagalicia, que ha recibido 9.052 millones de fondos públicos y ha necesitado 802 millones del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), ha adelgazado su red un 35,6 %, hasta quedarse con 592 sucursales y una plantilla de 4.446 trabajadores.

Normas