España deberá identificar el lunes a los beneficiarios del ‘tax lease’
Un buque en las gradas del astillero de La Naval en Sestao (Vizcaya).
Un buque en las gradas del astillero de La Naval en Sestao (Vizcaya). REUTERS

El sector naval reclama al Gobierno que actúe con diligencia en Bruselas

El conflicto dura ya más de dos años, desde la denuncia instada ante la CE por Holanda, y los 19 astilleros de la Cornisa Cantábrica (87.000 empleos en total), han perdido en estos dos últimos ejercicios una serie de pedidos de buques que precisamente han llenado desde 2011 las gradas del país de los tulipanes y de Noruega. El sector naval quiere que Bruselas de un carpetazo al tax lease español cuanto antes, porque la incertidumbre de los armadores internacionales se mantiene (no saben cuáles son las líneas del campo de juego en cuanto a la financiación) y los contratos se retraen.

Este escenario debiera comenzar a despejarse en breve. Según el calendario oficial, los directivos de la Agencia Tributaria deben entregar este lunes en Bruselas el listado de los inversores beneficiados por el tax lease.

La Unión Europea sancionó el pasado 17 de julio como irregular la contratación en España de un centenar de buques en base al citado sistema de financiación. Son operaciones materializadas entre los mese de abril de 2007 y de junio de 2011. En total, 126 millones a devolver. España debe identificar el lunes a esos beneficiarios y la cuantía que le corresponde a cada uno. De ese importe pueden deducir algunas cargas, como los costes laborales o los impuestos pagados en su día durante el proceso de ensamblaje de los buques.

Los astilleros y los armadores están exentos de la multa, al menos directamente, que ha recaído en los estructurados financieros, los grupos que adelantaron el capital para que comenzaran las obras en las gradas. Son los bancos y los inversores que buscaron. Como Santander y Popular, por un lado, e Inditex y El Corte Inglés, por el otro.

El sector naval teme que si España no actúa con diligencia en Bruselas, los armadores dejen de lado España para buscar otros astilleros donde contratar sus buques. Ya hay un nuevo tax lease en vigor, desde el 30 de noviembre de 2012, al que el comisario de la Competencia de la UE, Joaquín Almunia, ha dado su conformidad, pero la incertidumbre citada puede seguir alejando los futuros pedidos.

Los constructores navales de Holanda han sido denunciados por las empresas del sector de España por el tax lease del país de los tulipanes, pero estos conflictos a nivel europeo sólo benefician a los astilleros de Corea, según ha manifestado Iñaki Irasuegui, director general de CNN, la empresa que gestiona el histórico astillero de La Naval de Sestao (Vizcaya), el mayor de la Cornisa Cantábrica, con 238 trabajadores y una cifra de facturación anual de 200 millones. Corea es un competidor temible en construcción de buques. Tiene una tecnología puntera, unos costes laborales más bajos y cada empleado trabaja 2.184 horas al año, contra 1.775 horas al año en España.

Normas
Entra en El País para participar