Los resultados de operaciones financieras son el 15% del margen bruto
Sede del Banco de España en Madrid
Sede del Banco de España en Madrid

La gran banca duplica sus plusvalías por 'trading' en Bolsa y deuda

En un entorno de debilidad comercial, los bancos buscan vías de ingreso que contrarresten la caída de su negocio tradicional. Las operaciones financieras, en la que se incluyen las operaciones de compraventa a corto plazo (trading) en Bolsa y renta fija, son una de esas vías. Hasta septiembre, esta partida creció un 121% hasta los 3.690,5 millones de euros en la gran banca. La venta de deuda pública es clave en este aumento.

Con la actividad crediticia a medio gas y la morosidad al alza, los bancos recurren a partidas alternativas para compensar el impacto que tiene sobre sus resultados la fragilidad de su negocio clásico. El margen de intereses de los seis grandes de la banca española (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Popular) cayó en los primeros nueve meses del año un 13,6% en relación al mismo periodo del 2012 (14.163 millones frente a 16.394). Se trata del principal indicador del negocio bancario habitual, pues mide la diferencia entre lo que la entidad cobra por los créditos y lo que paga por los depósitos.

En este escenario, ganan peso en las cuentas de los bancos los resultados de operaciones financieras (ROF), que incluyen las operaciones de trading (compraventas a corto plazo) que los bancos realizan en Bolsa y en renta fija, junto a otras operaciones. Los ROF de la gran banca fueron de 3.690,5 millones de euros hasta septiembre, un 121% más que en los nueve primeros meses del año pasado, cuando ascendían a 1.670 millones.

Dentro de esta partida se incluyen las plusvalías generadas por la venta de carteras de deuda pública que poseen los bancos. En gran medida, las entidades financieras pudieron adquirir estas carteras gracias a la liquidez ilimitada del Banco Central Europeo (BCE) en lo que se conoce como carry trade (cuyos intereses computan en el margen de intereses del banco). Estas operaciones permitieron a las entidades financieras coger dinero barato del organismo presidido por Mario Draghi y comprar deuda pública española, que ofrecía sustanciosas rentabilidades.

Ahora, con el interés de la deuda pública moderándose –y, por tanto, con esos bonos revalorizándose–, la venta de parte de estas carteras de deuda soberana genera plusvalías en los bancos que les ayudan a amortiguar parte del descenso de su negocio habitual. Según datos del Banco de España, en septiembre la banca española vendió letras, bonos y obligaciones por valor de 8.882 millones.

La mejora del contexto económico, con una notable bajada de la prima de riesgo y con el Ibex registrando la mayor subida de todas las plazas europeas en lo que va de año, explica el gran aumento de resultados de operaciones financieras en las cuentas de los bancos.

Los resultados de operaciones financieras no son una partida recurrente para los bancos, es decir, no forman parte de su negocio habitual, pero las entidades se han servido de ella para cubrir la bajada del margen de intereses y minimizar el impacto que esta genera sobre sus resultados. Un colchón para las mermadas cuentas de los bancos que podría seguir siendo de ayuda a las entidades en los próximos meses, según los expertos.

Nuria Álvarez, analista especializada en banca de Renta 4, explica que “deberíamos ver bajadas de carteras ALCO (compuestas sobre todo por deuda pública) y podríamos por tanto ver más plusvalías de cara a un año o un año y medio. Los ROF luego deberían normalizarse. Por eso es tan importante mejorar el margen de intereses y las comisiones netas”. Como ejemplo de ello, Popular señala que en el tercer trimestre redujo su cartera ALCO, “lo que ha permitido registrar unos resultados por operaciones financieras de 157 millones de junio a septiembre”.

Un reciente informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI) resalta que “en un entorno económico más estable, con la rentabilidad de la deuda pública más contenida, la clave para generar rentabilidad en el negocio bancario pasa por la concesión de crédito, apostando por segmentos más rentables, y por potenciar la venta cruzada”.

La relevancia creciente de los resultados de operaciones financieras en las cuentas de los bancos se aprecia en el peso que tiene sobre el margen bruto, el apartado de los resultados en los que están incluidos. En los primeros nueve meses de 2012, los resultados de operaciones financieras suponían el 6,83% del margen bruto. De enero a septiembre del presente ejercicio, ese porcentaje ha subido hasta el 15,34%. Si se compara con el margen de intereses, lo ingresado por ROF equivale al 26% hasta septiembre.En el mismo periodo del año pasado era un 10,19%.

Sabadell y BBVA registran las mayores subidas

La subida más espectacular en los resultados de operaciones financieras (ROF) hasta septiembre la ha protagonizado Banco Sabadell, que ganó 1.227,6 millones de euros en ROF, un 237,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Le siguen BBVA (627 millones, un 182,4% más), CaixaBank (601 millones, un 90,8% más), Santander (520 millones, un 164,8% más), Popular (333,9 millones, un 37,9% más) y Bankia (381 millones, un 15,1% más). En el caso de KutxaBank, los ROF crecieron un 26,9% hasta los 153,4 millones.

En relación al peso de los ROF sobre el margen bruto, la línea de los resultados en la que computan, de nuevo, el avance más significativo es el de Sabadell, para quien los ROF suponen el 40,75% del margen bruto, mientras que en el mismo periodo de 2012 eran el 16,89%.

En su informe financiero trimestral, la entidad explica la distribución de los 1.227,6 millones ingresados en ROF: “destacan particularmente 762,9 millones de euros por venta de cartera de activos financieros disponibles para la venta, 437,3 millones de euros por venta de la cartera de inversión a vencimiento, y 53 millones de euros por resultados de la cartera de negociación”.

BBVA atribuye la mejora en los ROF a “la obtención de plusvalías por rotación de las carteras COAP (Comité de Activos y Pasivos)”. Por su parte, Bankia explica que “del total de 381 millones de euros anotados hasta septiembre, 209 millones de euros son plusvalías generadas por la recompra de emisiones propias (principalmente cédulas hipotecarias y bonos de titulización), mientras que la venta de carteras de renta fija ha supuesto unos resultados positivos de 47 millones”.

Normas