El margen de intereses desciende el 20%
Mario Fernández, presidente de Kutxabank.
Mario Fernández, presidente de Kutxabank.

Kutxabank ganó 60,3 millones al tercer trimestre, un 4,4% menos

Kutxabank ha contabilizado un beneficio neto de 60,3 millones al tercer trimestre, un 4,4% menos que en el mismo periodo de 2012, y tras unas dotaciones hasta octubre de 391 millones. Todas las provisiones por la refinanciación de préstamos ya están cubiertas.

El índice de mora se sitúa en el 10,88%. El margen de intereses ha caído un 19,9%, hasta 560,3 millones, por la repreciación de los préstamos hipotecarios y por una disminución de este ámbito del negocio, donde sigue siendo líder en Euskadi, con una cuota del 36%. Por contra, han crecido un 4% las comisiones por servicios, en relación con los fondos de inversiones y planes de pensiones. El banco también ha seguido con su estrategia de contención del gasto, que se ha recortado un 6,2%, hasta 554,7 millones.

El resultado de explotación ha crecido un 41,5%, al alcanzar los 181,9 millones. Al cierre del tercer trimestre, la entidad que preside Mario Fernández totaliza un volumen de negocio de 112.297 millones. Ha seguido captando recurso de clientes, hasta 48.681 millones. Un 2,8% más del mundo empresarial y un incremento del 3,3% en ahorros de particulares. Kutxabank presume de un alto grado de fidelidad de sus clientes, que han contratado un 3,6% más de imposiciones a plazo. Los productos de previsión han crecido un 3,6% y los fondos de inversión un 24,7%.

El banco vasco ha manifestado que "en este ejercicio de transición" se prepara para hacer frente a los nuevos requerimientos de solvencia, con el nuevo escenario que marcará la normativa Basilea III a partir del 1 de enero del próximo año, cuando también llegará el próximo test de estrés bancario. Kutxabank recuerda que hace un año consiguió "la mejor nota" en solvencia post stress tras el examen de la consultora Oliver-Wyman.

En este sentido, su Coer Tier 1, capital de máxima calidad, alcanza hasta octubre el 11,4%, 130 puntos básicos por encima del consignado al principio del ejercicio. Y la entidad recuerda que "no ha utilizado las herramientas" que usan otras "para mejorar sus balances", como "las ampliaciones externas de capital o el traspaso masivo de activos dudosos a la Sareb, ni ha recurrido, en ningún momento, a ayudas públicas".

Normas
Entra en El País para participar