La compañía madrileña eleva su facturación un 163% en el último año
A la izquierda y de pie, Antonio Quirós, vicepresidente y confundador de Bq, junto al resto de integrantes del equipo gestor.
A la izquierda y de pie, Antonio Quirós, vicepresidente y confundador de Bq, junto al resto de integrantes del equipo gestor.

Bq planta cara a Apple y Samsung con sus tabletas y 'smartphones' con sello español

Defiende un modelo de negocio basado en "dar la mejor relación calidad-precio y un buen servicio posventa"

Bq forma parte de una nueva hornada de fabricantes españoles de hardware. Si en los años 90 hubo jugadores nacionales como Airis que hablaban de tú a tú a HP, IBM o Dell, ahora son la start-up madrileña BQ y otras empresas como Wolder y Woxter quienes buscan dar la batalla a titanes tecnológicos como Apple y Samsung en los e-readers, las tabletas y los smartphones. “Reconozco que cuando empezamos en 2009 era algo escéptico sobre nuestras posibilidades, pero aquí estamos. Llevamos cuatro años y afortunadamente cada año crecemos más y más”, señala en una entrevista con CincoDías Antonio Quirós, vicepresidente de Bq y uno de los fundadores de la compañía.

La empresa, fruto de la fusión de la spin-off de la Universidad Politécnica StarTic Innovación, dedicada a fabricar memorias USB, y de Luarna (editorial digital), va como un tiro. En cinco años, ha pasado de facturar 1,5 millones a 100 millones que prevé alcanzar este ejercicio. Solo en el último año, Bq elevará sus ingresos un 163%, pues cerró 2012 con una facturación de 38 millones. Su plantilla tampoco se ha quedado atrás: ha pasado de 8 empleados en el arranque, a 150 en 2012 y a 400 en la actualidad. “Nuestro mayor problema en este momento es gestionar nuestro crecimiento”, dice Quirós.

La crisis y el hecho de que sus dispositivos lleven sello español no ha impedido a Bq ganarse un hueco importante en el mercado de e-readers, tabletas y smartphones en España y Portugal. “Todo lo contrario, nos ha ayudado a vender más. Hay muchos clientes que compran nuestros equipos porque dicen que quieren apoyar a una compañía española de tecnología que trata de competir con las grandes multinacionales”. Su última apuesta son las impresoras 3D.

Nuevos modelos para Navidad

Bq planta cara a Apple y Samsung con sus tabletas y 'smartphones' con sello español

La compañía tiene diferentes modelos de lector de libro electrónico, tabletas y smartphone. Bq apuesta por los dispositivos con Android, aunque planea sacar al mercado próximamente una tableta con Windows. También para Navidad ultima la llegada de dos móviles, con pantallas de 4 y 5 pulgadas. Dos nuevas versiones de smartphones que se sumarán a las que ya tienen con 3,5, 4,5 y 5 pulgadas. En cuanto a las tabletas, la firma madrileña tiene modelos de 7, 8 y 10 pulgadas.

La pyme española ha anunciado que este diciembre lanzará al mercado su primera impresora doméstica 3D, de fabricación propia, la Bq Witbox. “Hemos exportado a este negocio la misma filosofía que nos ha hecho líderes en los otros mercados: dispositivos con las últimas tecnologías a un precio sin competencia”, destaca Quirós.

Pese a que el low cost está en el ADN de Bq, esta no es su “única arma”. Como dice su vicepresidente, quieren evitar errores cometidos por otras firmas españolas en el pasado. “Los fabricantes españoles de PC [de los 90] basaron casi exclusivamente su modelo de negocio en el precio y durante algún tiempo fueron muy competitivos, hasta que empresas como Acer o Asus vieron que en el low cost había un enorme negocio y se cargaron a estos jugadores nacionales”.

Según Quirós, la clave del éxito de Bq está en que, además de apoyarse en la palanca del precio, que es clave, ofrecen calidad y un “excelente” servicio posventa. “Utilizamos los mejores componentes en relación calidad-precio y respondemos con lo mejor en lo que demanda el cliente. Muchas de las personas que tienen un Galaxy S4 no utiliza un porcentaje altísimo de sus prestaciones, así que nuestro planteamiento es quitar los elementos que propician esas funcionalidades para abaratar los terminales, pero manteniendo los componentes de calidad”, subraya Quirós. El ejecutivo pone como ejemplo el smartphone Aquaris 5 de Bq, que lleva procesador de cuatro núcleos y pantalla IPS, por 199,9 euros. “Ahora estamos viendo procesadores de 8 núcleos”, continúa.

Acuerdos con Fnac y Telefónica

Otra parte del éxito de Bq está en los acuerdos alcanzados por la firma con empresas importantes como Fnac, Telefónica y Grupo Planeta. Todas ellas han convertido a esta pyme en su proveedor para algunos lanzamientos estratégicos. El grupo francés le encarga los e-readers, tabletas y smartphones que vende bajo la marca Fnac. La teleco le encargó en 2011 un ebook para Movistar y, más tarde, la operadora y la editorial citada han apostado por la plataforma de software de la pequeña compañía tecnológica para lanzar su tienda conjunta de libros electrónicos Nubico. “Sin duda, estos acuerdos nos ayudan mucho en marketing, aunque solo representan el 20% de nuestras ventas”.

Bq planea vender este año 800.000 dispositivos. El 90%, tabletas y móviles. “Los e-readers son ya casi testimoniales en nuestro negocio, y 2014 esperamos que sea nuestro año del smartphone [lanzaron su primer modelo en abril]”. Quirós admite que la competencia de los gigantes internacionales, incluido Google, es muy dura. Pero cree que el usuario está cada vez más cualificado y busca más independencia. “Amazon barrió con sus tabletas en EE UU y se situó tras Apple, pero ha caído mucho. El usuario no quiere atarse a un fabricante por sus servicios, y esto está favoreciendo a Samsung y también a nosotros”.

La impresora 3D, su última apuesta

Bq planta cara a Apple y Samsung con sus tabletas y 'smartphones' con sello español

La compañía acaba de presentar su primera impresora 3D doméstica, que lanzará el próximo mes de diciembre al mercado. La máquina está fabricada en la fábrica que la compañía tiene en Noáin (Navarra). "Es la impresora doméstica con el mayor volumen de impresión del mercado, con un tamaño DIN-A4 y hasta 20 centímetros de alto. Permite imprimir figuras de grandes dimensiones y con múltiples partes de una sola vez. 

El capital de Bq, empresa que pertenece a su vez al grupo tecnológico MundoReader, está en manos de su equipo fundador y no planean dar entrada a accionistas externos. “Si algún día lo hacemos será sin perder el control”, aclara Quirós, que asegura que el saberse pobres les hace trabajar con mucho método. “Un ejemplo es que casi todos los años acabamos la campaña de Navidad rompiendo stocks. Hemos podido vender más, pero no lo hemos hecho por no tener dinero para comprarlo, pero eso nos ha hecho tener un equilibrio financiero importante”. La compañía, que reclama al Gobierno español “igualdad en el trato fiscal con las multinacionales para competir en las mismas condiciones”, asegura que ha obtenido beneficios todos los años. “Nuestros márgenes están entre un 6 y un 8%”, añade.

La compañía centra por ahora su negocio en España y Portugal, sus dos grandes mercados. Pero mantiene también pequeñas exportaciones a través de distribuidores o con presencia propia en algunos países latinoamericanos, entre ellos Uruguay, Perú, Bolivia y Argentina. En Europa venden a través de su web. "Más tarde o más temprano tendremos que abordar el abrir un canal de distribución en otros países europeos, pero preferimos tener la casa bien ordenada antes que hacer experimentos que puedan ser complicados", señala Quirós. El directivo tiene claro que no quiere un plan de expansión "incontrolado" y asegura que cuando hagan una apuesta de ese tipo "será con solvencia y seriedad, y sin lastrar el negocio en España".

Normas