Incidente de Ryanair
Un avión de la compañía irlandesa Ryanair rueda por la pista del aeropuerto de Reus (Tarragona).
Un avión de la compañía irlandesa Ryanair rueda por la pista del aeropuerto de Reus (Tarragona).

Un fallo en el aire acondicionado motivó el aterrizaje forzoso de anoche en Sevilla

Un pasajero dio la voz de alarma cuando vio salir humo de la cabina

Ninguno de los 180 pasajeros precisó atención médida

Un fallo en el sistema del aire acondicionado fue el causante del humo detectado en la cabina de un avión de Ryanair que efectuó anoche un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Sevilla, ha informado la compañía.

El vuelo de Ryanair entre Tánger y Dusseldorf Weeze fue desviado al aeropuerto andaluz al comunicar uno de los pasajeros humo en la cabina, según ha indicado hoy la compañía en un comunicado en el que subraya que sus ingenieros han revisado el aparato y han detectado un fallo en el sistema de aire acondicionado que ha sido reparado.

Los pasajeros, que no requirieron ningún tipo de atención médica, fueron recolocados en otra aeronave que continuó el vuelo hacia el aeropuerto de Dusseldorf Weeze.

Ryanair ha informado de este incidente a las autoridades competentes en materia de seguridad aérea, la IAA (Irish Aviation Authority) en Irlanda y a AESA (Agencia Española de Seguridad Aérea) en España, según la fuente.

Una llamada de alarma al servicio de emergencias 112 alertó poco antes de las nueve de que el avión tenía “humo en la cabina”.

Según han informado a Efe fuentes del 112, varios de cuyos técnicos se desplazaron al aeropuerto, no fue preciso atender a ningún pasajero, ni por inhalación de humo ni por crisis nerviosa.

Al activarse la emergencia, varias UVI móviles se desplazaron también al aeropuerto, al igual que dotaciones policiales y de bomberos, cuya intervención no fue precisa finalmente.

Normas