Venderá la filial argentina y emitirá convertibles por 1.300 millones
Logotipo de Telecom Italia en la sede de la compañía.
Logotipo de Telecom Italia en la sede de la compañía. EFE

Telecom Italia busca 4.000 millones con ventas de activos y deuda

El 22,7% de Telecom Argentina valdría 1.050 millones

El consejo de administración de Telecom Italia, participada por Telefónica en más de un 10% a través del holding Telco, discutió este jueves el nuevo plan estratégico 2014-2016, con el que la empresa busca reforzar su capital y reducir deuda. Una necesidad casi vital para la empresa tras las recientes rebajas del rating por parte de las agencias de calificación, perdiendo la categoría de inversión. El objetivo de Telecom Italia es captar cerca de 4.000 millones de euros.

Dentro de los movimientos puestos en marcha destaca el mandato para la venta de su 22,7% en el capital de Telecom Argentina, valorado en la actualidad en 1.400 millones de dólares (unos 1.050 millones de euros). Marco Patuano, consejero delegado de Telecom Italia, señaló en una call conference con inversores que la compañía ha recibido una oferta y que ahora va a empezar el proceso de negociación. No obstante, descartó hablar de posibles precios en esta operación. Según Bloomberg, el comprador de esta participación podría ser el grupo Fintech, socio de Clarín en Cablevisión.

La compañía anunció que también venderá otros activos entre los que figuran más torres de telefonía móvil en Italia y Brasil, además de la filial TI Media Broadcasting. Unas desinversiones por las que podría captar cerca de 2.000 millones de euros.

El consejo, además, aprobó la puesta en marcha de una emisión de bonos convertibles en acciones ordinarias y saving shares del grupo, con vencimiento en 2016, y por un importe de 1.300 millones de euros. JP Morgan, Morgan Stanley y BNP serán las entidades colocadoras. Los bonos tendrán un cupón anual de entre un 5,75% y un 6,50%. El directivo afirmó que espera que Telefónica acuda a esta emisión.

Patuano insistió en que Italia y Brasil serán los mercados claves para el grupo. Con respecto a Italia, señaló que se acelerarán las inversiones en las redes de fibra óptica y móvil 4G. Además, explicó que se implantarán planes para mejorar la eficiencia, con los que espera alcanzar unos ahorros de hasta 1.000 millones.

El directivo dijo también que la compañía sigue con su proyecto para separar su red de telefonía fija en Italia. En este sentido, dijo que la empresa está siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea y representa las mejores prácticas europeas.

En términos generales, afirmó que la estrategia se centrará en el desapalancamiento, asegurando que se mantendrá la política de dividendos. No obstante, precisó que el consejo no estudió las cuestiones relacionadas con la retribución a los accionistas.

El grupo destacó que su deuda neta se situó a final del tercer trimestre en 28.229 millones de euros, con una reducción trimestral de 584 millones. la forma mantuvo su objetivo de situar el endeudamiento por debajo de 27.000 millones a final de año. De cara a 2016, el objetivo es situar el ratio de deuda neta frente a ebitda por debajo de 2,1 veces.

En cualquier caso, la firma tiene una dura tarea por delante ante el deterioro de sus cuentas. Telecom Italia comunicó que sus ingresos cayeron un 7,6% en los nueve primeros meses del año hasta 20.389 millones de euros. La empresa justificó este descenso en el deterioro de la actividad en Italia, donde el volumen de negocio bajó un 19%, y en las fluctuaciones de los tipos de cambio. En términos orgánicos, los ingresos habrían bajado un 2,1%. En el tercer trimestre, los ingresos descendieron un 8,8% hasta 6.629 millones, por debajo de las previsiones de los analistas.

Las fluctuaciones en los tipos de cambio tuvieron un impacto en sus ingresos de 1.178 millones de euros. De ellos, 673 millones correspondieron a Brasil y 499 millones a Argentina.

El ebitda del grupo descendió un 10,9% hasta septiembre, situándose en 7.933 millones. En términos orgánicos, la bajada habría sido del 6,9%.

Telecom Italia registró unas pérdidas de 902 millones de euros hasta septiembre como consecuencia del saneamiento de 2.200 millones llevado a cabo durante el primer semestre por la pérdida de valor de sus negocios domésticos. Sin incluir este movimiento, habría ganado 1.300 millones. En el tercer trimestre, el beneficio rondó los 505 millones, un 27,4% menos que en 2012.

Gran incertidumbre en las Bolsas

Las incertidumbres en torno al nuevo plan estratégico de Telecom Italia provocaron ayer fuertes sacudidas en las acciones de la operadora. Así, al cierre se dejaron un 4,26% si bien durante la sesión las caídas llegaron a ser incluso más fuertes. De hecho, la autoridad bursátil italiana decidió suspender la cotización de los títulos de la compañía cuando estas se dejaban más de un 5,3%.

Desde enero, las acciones de Telecom Italia acumulan una revalorización del 5,42%, que otorgan al grupo una capitalización bursátil de 13.083 millones de euros. Un avance que ganó fuerza tras la dimisión como presidente de Franco Bernabe hace pocas semanas, ante la expectativa de que la compañía buscase nuevas alternativas estratégicas.

Ahora bien, Telecom Italia tiene todavía una gran tarea por delante para recuperar el favor de los inversores. Y es que, desde el año 2007, los títulos de la teleco transalpina se dejan más de un 65%.

Normas
Entra en El País para participar