Los resultados corresponden a 2011
La fachada de la sede del Tribunal de Cuentas en Madrid.
La fachada de la sede del Tribunal de Cuentas en Madrid.

El Tribunal de Cuentas alerta de que 17 partidos políticos están en quiebra técnica

Unió Democràtica de Catalunya (UCD) es la formación que presenta un peor balance

Las donaciones al PP se cuatriplicaron en 2011 respecto al ejercicio anterior

Casi seis de cada diez formaciones políticas fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas presentan un patrimonio neto negativo, lo que significa que se encuentran en quiebra técnica. Es una de las conclusiones del informe publicado hoy por este órgano encargado de supervisar las cuentas de los partidos y que presentó los datos correspondientes a 2009, 2010 y 2011. En este último ejercicio, se analizaron las finanzas de 29 partidos políticos y, de éstos, 17 se encontraban en quiebra técnica. En 2009 y 2010, el patrimonio negativo afectó a 10 y 13 formaciones respectivamente, aunque el número de entidades fiscalizadas se limitó a 21 partidos políticos.

Los datos del último ejercicio analizado, 2011, reflejan que Unió Democrática de Cataluña (UCD), el partido de Josep Antoni Duran i Lleida presentaba las peores cifras con un patrimonio neto negativo de 11,3 millones. El desfase de la coalición Convergència i Unió, que gobierno en Cataluña, alcanza los 10,1 millones. Izquierda Unida es la tercera formación con un mayor patrimonio negativo (8,5 millones). Y sería la primera si se sumaran las formaciones del mismo partido que se analizan de forma separada como son Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid o Izquierda Unida-Los Verdes Convocatoria por Andalucía. El resto de partidos en quiebra técnica son Amaiur, Bloc Nacionalista Valencià, Bloque Nacionalista Gallego, Chunta Aragonesista, Coalición Canaria, Esquerra Unida de les Illes Balears, Esquerra Unida del País Valencià, Esquerra Unida y Alternativa, Geroa Bai, Iniciativa per Catalunya-Verds, Partido Aragonés y Unión, Progreso y Democracia.

La quiebra técnica es un término que refleja que una organización no lograría pagar sus deudas ni vendiendo todos sus activos. Ello no significa que los partidos en esta situación están abocados a desaparecer. De hecho, algunos presentan un patrimonio negativo crónica que acumulan a lo largo de los ejercicios. En cualquier caso, el Tribunal de Cuentas insiste en que “las formaciones políticas deberán ajustar sus actividades económicas con objetivo de alcanzar el necesario reequilibrio patrimonial, habida cuenta de que los ingresos públicos representan la mayor parte de los ingresos registrados. En 2011, las formaciones políticas recibieron de las arcas públicas 316 millones.

La deuda de las formaciones políticas con las entidades de crédito alcanzó los 236 millones en 2009, bajó hasta los 218,3 millones en 2010 y volvió a subir de forma significativa en 2011, cuando el pasivo se situó en los 270,9 millones. El Partido Popular es la formación con una mayor deuda bancaria (77,9 millones), aunque también es el partido, junto con el PSOE, con mayor capacidad de ingresos. La deuda de la formación de Alfredo Pérez Rubalcaba adeuda 70 millones de euros. Así, entre ambas formaciones acumulan el 54% del total del pasivo. En 2011, PP y PSOE incrementaron su deuda en 23,7 millones y 13,2 millones respectivamente. El tercer partido más endeudado es el PNV (27 millones), Izquierda Unida (17,4 millones) y UDC (16,2 millones).

En el año de las elecciones autonómicas y locales aumentó notablemente la deuda con la banca y también se incrementaron las donaciones a los partidos. El PSOE fue la formación que acumuló más donativos (2,9 millones), sin embargo, la cifra es inferior a los tres millones que recibió en 2010. En el Partido Popular, que ganó las elecciones generales y se llevó la victoria en la mayoría de comunidades, la tendencia fue a la inversa. En 2010, recibió donaciones por un importe de 537.679 euros y, un año más tarde, esa cantidad se cuadriplicó hasta alcanzar los 2,1 millones. Los socialistas catalanes del PSC recibieron, por su parte, 1,3 millones en 2011, una cifra que previsiblemente habrá caído en los últimos ejercicios ante la pérdida de poder de esta formación.

 

Donaciones que no cumplen la ley

El informe publicado por el Tribunal de Cuentas alerta de irregularidades en las donaciones. Así, señala que Unió Democràtica de Catalunya (UDC) recibió 100.000 euros en 2009 y 2010 y 70.000 euros en 2011 “de dos personas jurídicas con contrato vigente con la Administración Pública. Esa misma situación se registró en el PP, aunque la cuantía se limitó a 1.500 euros en 2010 y 15.000 euros en 2011. En cualquier caso, el Tribunal de Cuentas tiene capacidad para detectar vulneraciones legales a partir de los documentos oficiales que remiten los propios partidos y, por lo tanto, sus posibilidades de hallar graves irregularidades son limitadas. El PSOE dejó, entre 2009 y 2011, de ingresar 122.000 euros procedentes de donaciones en cuentas bancarias, lo que supone un incumplimiento de la legislación, irregularidad también detectada en el PSC e IU.

Normas
Entra en El País para participar