LUCHA POR CERRAR EL HUECO BAJISTA. El selectivo español no consiguió cerrar la parte superior gap bajista sobre los 10.012 puntos y se mantiene consolidando posiciones sobre los 9.800 puntos tras perder la directriz acelerada. Puede estar desarrollando una bandera consolidativa, a la que posiblemente le quede un segundo mínimo por trazar sobre los 9.600 puntos. Sólo cerrando el citado gap, los alcistas darían un golpe de mano para evitar la visita a la parte inferior de la bandera. Las sólidas velas trazadas tanto por alcistas como por bajistas hablan de la igualdad de fuerzas de ambos contrincantes. Por debajo de los 9.600 puntos, dos claros soportesen el corto plazo, los 9.439 y los 9.036 puntos. Más abajo, la clavicular del extenso HCH invertido, cuya ruptura propició el ataque a los 10.000 puntos.
LUCHA POR CERRAR EL HUECO BAJISTA. El selectivo español no consiguió cerrar la parte superior gap bajista sobre los 10.012 puntos y se mantiene consolidando posiciones sobre los 9.800 puntos tras perder la directriz acelerada. Puede estar desarrollando una bandera consolidativa, a la que posiblemente le quede un segundo mínimo por trazar sobre los 9.600 puntos. Sólo cerrando el citado gap, los alcistas darían un golpe de mano para evitar la visita a la parte inferior de la bandera. Las sólidas velas trazadas tanto por alcistas como por bajistas hablan de la igualdad de fuerzas de ambos contrincantes. Por debajo de los 9.600 puntos, dos claros soportesen el corto plazo, los 9.439 y los 9.036 puntos. Más abajo, la clavicular del extenso HCH invertido, cuya ruptura propició el ataque a los 10.000 puntos.

Una de cal y otra de arena

El Ibex no logra cerrar el hueco bajista sobre los 10.012 puntos

Europa marca nuevos máximos con el Dax a la cabeza.

En Wall Street, el Dow Jones deja atrás la divergencia con sus homólogas.

Dejamos en el último análisis del día 25 de octubre al selectivo español luchando por mantener 9.800 puntos, después de apearse de los 10.000 puntos. A cierre de ayer, continuaba la batalla en el mismo nivel. En el camino, los bajistas lograron a principios de la semana pasada marcar nuevos mínimos sobre los 9.665 puntos. El brillante cierre mensual de octubre se situó en los 9.907 puntos, con un nuevo ascenso del +7,86%. Previamente, los toros consiguieron cubrir parcialmente la parte inferior del gap bajista trazado entre los 10.012 puntos y los 9.965 puntos. Llevaron al Campeador hasta los 9.980 puntos, nivel que produjo un fuerte contraataque bajista en el mismo día y que terminó en los 9.778 puntos. Dejó trazado un peligroso martillo invertido en gráfico diario que a día de hoy no ha sido superado, a pesar de las sólidas velas alcistas dibujadas la semana pasada sobre la media móvil de las 20 sesiones. Las severas velas trazadas por los toros, una penetrante y otra envolvente, no han sido suficientes para doblegar al ejército bajista que mantiene el pulso en busca de una corrección más amplia y contundente.

En la sesión de ayer y después de una apertura con gap al alza, dicha media móvil de las 20 sesiones fue perforada a la baja. Los osos volvieron a responder con fuerza tras acercarse a los 9.923 puntos junto a la directriz bajista que nace desde los 10.063 puntos. Llevaron al selectivo español hasta los 9.731 puntos con exultante dominio para terminar la sesión en los 9.795 puntos con un descenso del -0,79%. El Campeador deja trazada una sólida vela bajista con extensa sombra inferior que mete mucha presión a los toros para las próximas sesiones. Por debajo de los 9.740/30 puntos, los osos podrían intentar de nuevo alcanzar los 9.665 puntos o incluso marcar nuevos mínimos sobre los 9.600 puntos para completar una posible bandera de consolidación en forma de zig zag (a,b,c). Perdido ese nivel, el gap de los 9.439 puntos esperarían como ya apuntamos en anteriores análisis. Una corrección que podría considerarse normal tras las continuadas y fuertes alzas. Por el lado de los toros, no habrá señal de fortaleza digna mientras no superen los 9.980 puntos y se logre cerrar el hueco bajista por encima de los 10.012 puntos.

Está por tanto el Campeador en tierra de nadie, con muchas dudas y algo descolgado con respecto a sus homólogas que sí han logrado trazar nuevos máximos en su gran mayoría. Hay que destacar como ya citamos en anteriores análisis la fortaleza del Káiser germano. Durante la pasada semana logró superar su última resistencia en los 9.000 puntos, alzándose por encima de su canal alcista del largo plazo. Alcanzó los 9.070 puntos. Ayer cerró sobre los 9.009 puntos con un descenso del -0,31%, llegando a tocar mínimos intradía en los 9.862 puntos. Sólo por debajo de los 9.900 puntos, los osos tendrían alguna opción de parar el consistente y sólido ataque de sus adversarios en el estricto corto plazo. Una de las claves que advertimos para confiar en la continuación de las alzas parece resolverse con éxito para los toros. El Dax no ha fallado de momento.

Otra de claves que vigilábamos estaba en el Emperador europeo y sus máximos del año 2011 en los 3.077 puntos. Los bajistas lograron parar a los toros en dos ocasiones sobre los 3.073/74 puntos la semana pasada. En la sesión de ayer, volvieron a la carga con fuerza hasta llevar al selectivo europeo hasta la media móvil de las 20 sesiones en los 3.021 puntos. A cierre se limitaron las pérdidas, quedando situado sobre los 3.035 puntos con un descenso del -0,83% y trazando una vela similar al selectivo español. Mientras el Emperador mantenga el soporte de los 3.009 puntos no habrá señal para dudar de la conquista de los máximos en próximas sesiones, pero el violento movimiento bajista de ayer pide precaución.

En el resto de Europa, el Gentleman inglés se mantiene su pugna por conquistar las máximos históricos entre los 6.754 y los 6.950 puntos. La semana pasada logró alcanzar los 6.819 puntos desde donde consolida posiciones ligeramente en las últimas sesiones. Ayer cerró en los 6.746 puntos con un limitado descenso del -0,25%. Aguantó el primer soporte sobre los 6.700 puntos, dejando un prometedor martillo. Mientras no ceda ese primer nivel, los toros estarán en clara disposición de buscar los máximos históricos. Será importante para la renta variable, como ya dijimos en anteriores análisis que el Footsie logre alcanzar la subida libre absoluta y acompañe a los selectivos más fuertes que ya lo hicieron.

El general De Gaulle francés mantiene un recto lateral entre los 4.309 y los 4.236 puntos tras dejar atrás los máximos del año 2011 en los 4.169 puntos. No logra despegar con claridad en busca de la parte alta del canal alcista del largo plazo. Un cierre por debajo de los mencionados 4.236 puntos y los bajistas podrían buscar de nuevo los 4.100 puntos. Habrá que ver si los toros logran arrancar con fuerza en busca de los 4.400/500 puntos. Ayer el selectivo francés se dejó un -0,82% hasta los 4.253 puntos y trazando mínimos intradía en los 4.232 puntos. Por último, el César italiano mantiene sin problemas los 19.000 puntos después de trazar nuevos altos la semana pasada en los 19.501 puntos. Ayer cedió un -1,13% hasta los 19.091 puntos, dejando mínimos intradía en los 19.031 puntos. Sólo por debajo de los 18.800 se complicaría el escenario en el corto plazo.

Al otro lado del Atlántico, el bastión alcista se mantiene muy fuerte en todos sus índices. El general Custer alcanzó la semana pasada nuevos máximos en su subida libre absoluta sobre los 1.575 puntos y se mantiene por encima del canal alcista del largo plazo. Ayer cedió un ligero -0,28% hasta los 1.762 puntos. Mientras los alcistas no cedan los 1.750/40 puntos en el corto plazo, los ascensos pueden continuar en el S&P 500 sin problemas en busca de los 1.800 puntos.

Por su parte, el sargento de hierro logró marcar nuevos máximos históricos la semana pasada sobre los 1.721 puntos. La falta de momento alcista que venía arrastrando el Dow Jones empieza a desaparecer junto a la divergencia que mantenía con sus homólogas. Ayer cerró en los 15.618 puntos con un limitado descenso del -0,13% después de una violenta apertura bajista que le llevó hasta los 1.522 puntos. Habrá que estar muy atentos a la rotura definitiva de los 1.700 puntos que podría traer un nuevo fuerte impulso en el gran selectivo americano. Mientras mantenga los 1.500 puntos será lo más probable.

La tecnología también logró marcar nuevos máximos la semana pasada sobre los 3.966 puntos desde donde consolida posiciones sin mostrar signos agotamiento. Ayer ascendió un +0,08% hasta los 3.939 puntos tras el intento bajista de perforar los 3.900 puntos. No habrá problemas para alcanzar los 4.000 puntos y continuar con la subida libre mientras se mantenga el hueco abierto entre los 3.882/63 puntos en el corto plazo.

Alexander Elder comenta en uno de sus libros que “hacer trading viene a ser un intento de robar a los otros, mientras los otros intentan robarle a usted”. De momento, los bajistas no consiguen robarle la cartera a los toros en la renta variable a pesar de las nuevas alturas alcanzadas en muchos selectivos. Sólo el Ibex muestra cierta incertidumbre desde que le despojaron de los 10.000 puntos.

Alexander Elder (1951, Leningrado ) es un trader profesional que vive en Nueva York. Es autor del famoso libro “Vivir del Trading”. Sus estudios de psiquiatría le convirtieron en un experto en el trading psicológico y en el uso de análisis técnico. El control de las emociones a la hora de hacer trading, es lo que nos muestra el doctor Elder en su obra. Según dice, por muy bueno que sea un sistema de trading, servirá de poco si el trader no está preparado psicológicamente. Hace mucho hincapié en la psicología de masas, dando por sentado que un individuo piensa de forma muy diferente si está solo o por el contrario piensa por “contagio” de la mayoría. El doctor Elder continúa en activo en el trading y es un orador muy solicitado en conferencias en todo el mundo.

Normas