Lanzará tabletas que se doblarán y funcionarán como 'smartphone'
Tableta plegable que se reconvierte en smartphone.
Tableta plegable que se reconvierte en smartphone.

Samsung fabricará dispositivos plegables para 2015

La compañía muestra su hoja de ruta hasta 2017 para calmar a los inversores, que creen que el dividendo es bajo

El gigante surcoreano Samsung ha vuelto a dar muestras de su fortaleza tecnológica. La compañía ha anunciado este miércoles que lanzará pantallas plegables para 2015. Así, un usuario podrá comprar una tableta que tras usarla podrá doblarla y convertirla en un Smartphone para guardarlo en el bolsillo.

El consejero delegado de Samsung Electronics, Oh-Hyun Kwon, ha asegurado en una conferencia con analistas que aplicará esta tecnología tanto a tabletas como a smartphones y a otras categorías de dispositivos como los relojes inteligentes. El directivo ha avanzado también que tiene en mente “mejorar” su reloj inteligente Galaxy Gear, después de que la primera versión recién estrenada haya recibido múltiples críticas por considerarlo un equipo demasiado limitado en funciones y aún poco práctico, sobre todo teniendo en cuenta su precio.

Sobre este asunto, el directivo ha reconocido que en los smartwatchs “aún hay mucho campo para mejorar” y ha dejado claro que el interés de la compañía por este mercado “no es casual”. Hace unas semanas, Samsung avanzó que planea incorporar pantallas flexibles a su Galaxy Gear, algo que ocurrirá a lo largo de 2014, según el medio asiático Newsis, que cita declaraciones del consejero delegado del fabricante coreano, informó Europa Press.

Oh-Hyun Kwon ha precisado que los equipos con pantallas flexibles llegarán el año que viene (hace unas semanas la compañía presentó su primer móvil con pantalla curva, el Galaxy Round) y los de pantalla plegables en 2015. De cualquier forma, no se prevé una disponibilidad amplia de este tipo de dispositivos hasta bien avanzado el 2016 o incluso 2017. El salto a las pantallas plegables no será fácil, según Samsung, ya que hacen falta algunos desarrollos tecnológicos aún sin concluir.

El directivo dejó claro a los analistas cuál va a ser la hoja de ruta de Samsung para los próximos cuatro años. Habló de la oportunidad que ve la compañía en los dispositivos para llevar puestos encima (que sin duda se aprovecharan de las pantallas flexibles y plegables) y de las pantallas con resolución 4K, que según apuntó Oh-Hyun Kwon llegarán a los móviles en 2015. La compañía avanzó igualmente que trabaja en procesadores de 64 bits, como el incluido por Apple, su principal rival, en su último móvil (el iPhone 5S) y en su tableta iPad Air.

Escaso dividendo

Samsung intentó, a través de esta exhibición de fuerza tecnológica ante los analistas, tranquilizar a sus inversores, descontentos por lo que ellos consideran un “escaso dividendo”. “Los accionistas esperaban un paquete de regalos de esta reunión pero el plan de pago de dividendos que han presentado es decepcionante”, afirmó a Reuters Kim Sung-Soo, analista en LS Asset Management. Al fin y al cabo, el retorno de los accionistas es el más bajo en cinco años, sólo un 5% del beneficio en 2012 frente al 15,8% que obtuvieron en 2007, tras un proceso de recompra de acciones de la compañía en el mercado. Los inversores se quejan de que la empresa está reservando demasiado dinero en caja, a lo que la empresa arguye que es para asegurar una estrategia fuerte de I+D y de posibles compras a futuro.

“La visión de la empresa es que la valoración de nuestras acciones no es un reflejo veraz del crecimiento de nuestras ganancias y nuestra posición de liderazgo en la industria de la tecnología”, afirmó el director financiero de la empresa, Lee Sang-hoom ante los analistas. El gigante coreano cambiará su política de dividendos a partir de ahora en base a un objetivo de rentabilidad, según explicaron en la reunión. Además, realizarán una estrategia más flexible mediante la revisión de esta retribución cada tres años, de modo que refleje mejor las variaciones.

Normas
Entra en El País para participar