El exdirector del Banco de España confirma su candidatura
Luis de Guindos, ministro de Economía, ayer en Ávila
Luis de Guindos, ministro de Economía, ayer en Ávila

La AEB se reúne hoy tras mantener su apoyo a Roldán

Nuevo episodio entre la banca y el Gobierno. José María Roldán, exdirector general del Banco de España, comunicó ayer al sector su decisión de continuar como candidato de la AEB pese a la oposición del Gobierno. La patronal de la banca se reúne hoy para abordar el pulso que mantiene con Economía.

Nunca la Asociación Española de Banca (AEB) ha tenido tanta relevancia y ha provocado tanta tensión entre el sector y el Gobierno. Todo el proceso para la elección del candidato para presidir la AEB se ha enmarañado tanto que se me escapa que es lo que realmente está pasando o cual ha sido el detonante”. Así se expresaba ayer un alto directivo de un banco ante el pulso que mantienen desde el pasado 29 de octubre las entidades financieras con el ministro de Economía, Luis de Guindos, por la elección de Roldán como sustituto de Miguel Martín.

Una de las principales quejas del sector en este proceso ha sido “la injerencia política que ha existido en este proceso”, explicaban fuentes financieras. “La AEB es una asociación privada cuyos socios, los bancos, no han recibido ninguna ayuda pública. No entendemos que el Gobierno pueda vetar el nombramiento de Roldán. Además, lo lógico es que si le veta que explique cuál es la razón de fondo”, añadía otra fuente también de la banca.

Pese a la zancadilla que Economía ha puesto a Roldán para que renunciara a su candidatura, el exdirector del Banco de España confirmó ayer a la AEB y a otros banqueros su intención de seguir adelante para ser nombrado presidente de la AEB el próximo 3 de abril, siempre que cuente con el apoyo del sector. Fuentes bancarias insistieron ayer en que Guindos estuvo informado en todo momento de la propuesta de la banca para que Roldán fuera su candidato para presidir la AEB, lo mismo que el Banco de España.

“Lo que sucedió es que el supervisor respondió, mientras que Economía no lo hizo, ante lo cual se funcionó como si fuera silencio administrativo. El proceso para su elección siguió adelante”, explica otra fuente, que reconoce que en esta ocasión el proceso para sustituir a Miguel Martín se inició antes de lo habitual.

El mandato de Martín finaliza en marzo, y la asamblea general para aprobar el nombramiento de su sustituto está convocada para el 3 de abril, es decir, dentro de seis meses, lo que coincide con el final de la incompatibilidad que tiene Roldán tras salir del Banco de España.

Tras la confirmación de Roldán, la banca mantenía ayer su candidatura como futuro presidente de la AEB. “Cumple con el perfil perfecto. Seguimos apoyándole”, insistía un alto directivo del sector. Pese a ello, reconocían que la decisión final la tenía el propio exdirector general del Banco de España.

La AEB celebra hoy una reunión a la que acudirán los consejeros delegados de la banca. En ella, aunque no estaba previsto inicialmente, se abordará el pulso que mantiene la patronal con el Gobierno y como se puede llegar a un acuerdo con Economía que ponga fin a este polémico episodio del sector vivido esta semana.

El objetivo es recuperar la interlocución con Guindos sin tener que ceder en la elección del presidente de la patronal. Los bancos, no obstante, pretenden ahora que se “calmen las aguas” para comunicar la decisión de la AEB sobre el proceso de sustitución de Martín. Queda mucho tiempo hasta que se celebre la asamblea para nombrar al próximo presidente de la patronal. Adelantarnos no nos ha beneficiado”, explicaba otro ejecutivo.

 

Otras claves

Impuso de la función de lobby en Europa. Este es uno de los retos de la banca con la AEB.

Sin ayudas: Los bancos creen ilógico que Guindos quiera vetar a Roldán con el argumento de que fue director general del Banco de España con la crisis de las cajas que provocó la petición de ayudas por más de 40.000 millones.

Sin retroactividad: La norma que aprobará en breve el Gobierno sobre el régimen de incompatibilidades en el Banco de España no tiene carácter retroactivo.

Guindos dice que el “Gobierno no veta a nadie”

Mientras se despejan las dudas de quien será el sustituto de Miguel Martín al frente de la AEB si finalmente Roldán no opta a este cargo, hay dos nombres que llevan días sonando como posibles candidatos. Uno es Francisco Uría, socio responsable del sector financiero en KPMG España. Uría, que ya pasó por la AEB –fue jefe de la asesoría jurídica–, no figura en la actualidad en una posible terna en caso de que Roldán haga oficial su renuncia a presentarse a la patronal. Otro nombre que suena con fuerza es el de Juan José Toribio –de 72 años de edad–, asesor externo de la AEB para relaciones institucionales desde abril. Varias fuentes lo colocan como el candidato de Luis de Guindos. La banca, sin embargo, mantenía ayer su apuesta por José María Roldán, razón por la que insisten en que no se han planteado la candidatura de Toribio. El ministro de Economía aseguró ayer, sin embargo, que el Gobierno “no entra en nombramientos, ni en pulsos, ni en alternativas, ni veta a nadie” para que dirija la AEB. Durante un almuerzo informativo en la capital abulense organizado por Radio Televisión Castilla y León, De Guindos no quiso entrar en consideraciones sobre la polémica acerca del posible nombramiento de Roldán al frente de la patronal bancaria española. “El Gobierno no entra en nombramientos, ni en pulsos, ni en alternativas, ni tenemos candidatos, ni se veta a nadie. El Gobierno lo que hace es establecer las condiciones generales desde el punto de vista de lo que son las incompatibilidades de los altos cargos de las administraciones públicas”, sentenció. Guindos anunció el martes que cambiará la ley para que las incompatibilidades del Banco de España se equiparen a las del resto de la Administración para que pasen de seis meses a dos años. Esta medida se ha interpretado como un veto a Roldán.

Normas
Entra en El País para participar